viernes, 24 de octubre de 2014

investigaciones: EL CEREBRO ADOLESCENTE


Harvard descubrió qué pasa por la cabeza de un adolescente

Investigadores de esa universidad explicaron cómo es el desarrollo del cerebro durante la segunda etapa de la vida y analizaron temas clave, como la violencia, el suicidio y las enfermedades mentales
infobae.com
 
Crédito: shutterstock
Sin lugar a dudas, la adolescencia es una de las etapas más problemáticas en la vida de una persona; sobre todo, si los jóvenes no reciben la contención familiar, social y educativa que necesitan para llegar a la adultez sin conflictos severos.

En el marco del simposio anual "La salud mental y el desarrollo del cerebro en la segunda década de la vida" -que fue dictado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos-, los investigadores explicaron cómo es el desarrollo del cerebro durante la adolescencia, cuáles son los factores que influyen en su crecimiento, cómo pueden convertirse en seres violentos y por qué las tasas de suicidio van en aumento.

En una nota que firma Ellen Barlow, que se titula "Under the Hood of the Adolescent Brain" y que se publica en el sitio web de la Escuela de Medicina de Harvard, se explican las conclusiones más importantes a las que arribaron los expertos que participaron en el simposio

Además de los médicos y académicos que expusieron sus posturas, un ex pandillero fue invitado al evento para contar su historia de vida, ya que pasó de ser un adolescente rebelde y muy violento a tomar conciencia de que estaba arruinando su vida y conseguir cambiar a tiempo.

Harvard Universidad 1170

Joe Sierra fue expulsado a los 12 años de la escuela y hasta hace dos años su vida transcurría entre la cárcel, las peleas callejeras, el tráfico de drogas y las armas. Pero un buen día, Sierra recapacitó y ahora puede llevar su testimonio a los adolescentes que van por el camino equivocado. "Decidí que estaba cansado de la cárcel, de luchar, y me di cuenta de que tenía que cambiar", dijo el ex pandillero frente a los académicos presentes.

Sierra reveló que consiguió este cambio gracias a un programa sin fines de lucro, Innercity Weightlifting, donde encontró a un mentor y a una comunidad que lo apoyaron para que puediera salir del infierno en el que vivía. Tal es su entusiasmo que el año pasado se convirtió en asistente de la gerencia de esa institución.

Las paradojas de la vida hicieron que Sierra hablara en el simposio junto a Gary French, un detective de policía retirado de Boston que lo había señalado como uno de los 350 pandilleros más peligrosos que había que eliminar de las calles. Ambos coincidieron en la necesidad de implementar más programas para transformar la vida de los adolescentes violentos.



"Con las imágenes que pueden tomarse en la actualidad a través de la resonancia magnética, MRI, podemos mirar debajo del 'capó' del cerebro adolescente", dijo Jay Giedd, profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de California, San Diego, según publica Ellen Barlow en su nota en el sitio web de la Escuela de Medicina de Harvard.

Los 20 años de investigación de Giedd demostraron que el cerebro madura a medida que se va conectando y especializando. La corteza prefrontal es la última en madurar y ello no sucede antes de los 25 años, lo que implica que funciones ejecutivas como la razón, la planificación a largo plazo y el control de los impulsos no están en pleno funcionamiento durante la etapa de la adolescencia.

"Vemos tantas enfermedades mentales que comienzan durante la adolescencia porque hay muchas partes móviles que pueden ir mal", declaró Giedd. Aunque los adolescentes son vulnerables, "la mayoría se convierten en miembros felices y sanos de la sociedad", señaló el especialista.

Hamas entrena adolescentes 1170 14

Por su parte, Ronald Kessler -profesor de Políticas Familiares de Salud de la Escuela de Medicina de Harvard- advirtió que las enfermedades mentales son el mayor problema al que se enfrentan los adolescentes del primer mundo. Probablemente el 90% de los trastornos más comunes -la ansiedad, los trastornos del estado de ánimo, las fobias específicas, la depresión grave y la fobia social- comienzan antes de la adolescencia. Y, a menudo, estos trastornos son el "comienzo de una enorme cascada de factores desencadenantes y problemas que continúan en la edad adulta" .

Melissa DelBello -quien se desempeña como codirectora de la División de Investigación de Trastornos Bipolares en la Universidad de Cincinnati- sostuvo que la desregulación del estado de ánimo ocurre en la adolescencia como parte de una serie de trastornos que incluyen la ansiedad, la depresión y la bipolaridad. Además, indicó que estas tres patologías son difíciles de diferenciar a la hora de ser diagnosticadas y, también, difíciles de tratar.

En la investigación de Mani Pavuluri -directora del Programa de Trastornos Pediátricos del Estado de Ánimo y del programa de Investigación del Cerebro Infantil de la Universidad de Illinois, Chicago-, se trazaron circuitos para las cinco regiones funcionales claves del cerebro involucradas en la desregulación del estado de ánimo. "Rastreando el efecto de las intervenciones médicas, se encontró que los estabilizadores del ánimo y los antipsicóticos trabajan en diferentes áreas del cerebro y se pueden utilizar en conjunto", cuenta Ellen Barlow en su nota.

Otro de los puntos claves que se trataron en el simposio fue el del suicidio de los adolescentes. En tal sentido, David Brent -quien encabeza una cátedra en estudios de suicidio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh- reveló que se da en las familias a lo largo de las generaciones y que una persona cuyo padre se suicidó tiene un riesgo de dos a cuatro veces mayor de repetir la historia. Entre el 5 y el 10 por ciento de las personas que intentan o completan un suicidio padecen desórdenes mentales, mientras que el 90% de estos son enfermos psiquiátricos.

"A pesar de nuestros esfuerzos, cada década las tasas de depresión y de suicidio van en aumento en los Estados Unidos", expresó Maurizio Fava, profesor en la Escuela de Medicina de Harvard, vicepresidente ejecutivo del Departamento de Psiquiatría del Hospital General de Massachusetts y ex director fundador del Mass General Depression Clinical and Research Program.

adolescentes-pornografia-1170-1.jpg
Fava expresó que existen modelos para explicar cómo los factores estresantes o desesperanzadores pueden llevar al acto suicida, pero que a veces los médicos clínicos no los notan. Según cuenta Barlow en su nota, el investigador afirmó que los trastornos del estado de ánimo ahora están siendo tratados de manera más agresiva. No obstante, una proporción sustancial de pacientes no responde a las terapias existentes. "Tenemos que desarrollar enfoques de medicación personalizados, pero aún no se sabe suficiente acerca de la compleja neurobiología", advirtió Fava.

Finalmente, Rolf Loeber - profesor de Psiquiatría en la Universidad de Pittsburgh- se refirió a los adolescentes y la violencia. El experto dijo que la violencia surge de una combinación de factores individuales, condiciones familiares, influencia de los pares y el entorno social, como su vecindario. Entre los factores de riesgo para que los jóvenes caigan en las redes de la violencia, se encuentra la baja motivación y ausentismo escolares, la delincuencia y la crueldad.

El simposio fue patrocinado por Harvard Catalyst / The Harvard Clinical and Translational Science Center
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...