viernes, 28 de marzo de 2014

temas complejos: ADOLESCENTES NOCHE ¿EN LA CALLE O EN LOCALES AUTORIZADOS?


 
Un tema más a verificar, a pensar...



Adolescentes en la calle



Los jóvenes adolescentes, en la edad del pavo, no se encierran en casa a las nueve de la noche. A los padres y a las autoridades públicas nos gustaría que lo hiciesen, pero la realidad es que los chavales alargan sus reuniones hasta más allá de la media noche. A esas horas tienen prohibida la entrada en locales públicos de copas, así es que se quedan en la calle. Ellos, que son jóvenes pero no tontos, han encontrado una solución: se juntan veinte o treinta y alquilan un local vacio, por doscientos o trescientos euros la noche. Sólo necesitan a un mayor de edad que cierre el trato por ellos. Los chavales consiguen alcohol y lo llevan al local, quien quiera puede seguir engañándose pensando que esas reuniones sólo se bebe agua, allá él.
No hay ninguna medida de seguridad, nadie controla quién entra, quién sale, qué se consume y en qué cantidades. No hay salidas de emergencia, ni extintores ni ninguna otra medida de seguridad por básica que sea. Pero eso sí, las autoridades duermen tranquilas porque han cumplido con su deber: han prohibido por ley el consumo de alcohol entre menores y su acceso a bares y discotecas en los que se sirva alcohol. Sólo les han dejado lo que llaman sesiones «light<, es decir tardes de discoteca en las que terminantemente prohibido vender alcohol. Supongo que las autoridades pensarán, que si algún día pasase algo en uno de esos locales alquilados, la culpa sería imputable sólo a los padres que hemos sido unos blandengues y hemos transigido con que nuestros niños no se metan en la cama a las nueve de la noche.
Conste que no estoy criticando nada, líbreme Dios. Sólo trato de describir una realidad que me preocupa. Pero sí me atrevo es a decir que preferiría que mis hijos estuviesen en un local que pague sus licencias y cumpla con las normas de seguridad vigentes, aún cuando en la barra sirvan gintonics. Ellos van a hacer lo que siempre han hecho los adolescentes: crear puntos de encuentro, aislados de los adultos, en los que pueden relacionarse, ligar y divertirse. Podemos seguir pensando que estarían mejor en casa, pero la realidad es la que es y parece que una vez más la sociedad va por un lado y el legislador por otro.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...