viernes, 31 de mayo de 2013

realidad en vivo: JÓVENES AMISH



POLÉMICA | Organizan 'macrobotellones'

Los adolescentes Amish, alcohol y drogas en Facebook

Dos jóvenes Amish junto a varias cajas de alcohol. VEA MÁS IMÁGENESDos jóvenes Amish junto a varias cajas de alcohol.
ELMUNDO.es |
30/05/2013 03:33 horas
 
Facebook ha acaparado el mercado de una nueva y sorprendente comunidad: los Amish. La red social se ha convertido en un accesorio obligatorio para miles de adolescentes Amish en tiempo de Rumspringa, periodo que comienza alrededor de los 16 años y termina cuando el joven decide su bautizo dentro de la iglesia Amish o elige abandonar la comunidad.

El diario británico 'The Daily Mail' publica en su edición online unas fotos extraídas del perfil de Facebook de varios de estos jóvenes Amish, en las que aparecen incumpliendo las normas impuestas por su comunidad. Los adolescentes experimentan con la tecnología, las drogas, las fiestas y el alcohol.

La red social se ha convertido en una herramienta para que los Amish se relacionen con otros Amish, organicen fiestas y presuman con sus amigos de su nuevo inglés (no Amish), sus cortes de pelo y estilo de vida.
"Les encantan, pero no tienen mucha experiencia", asegura Chris Weber, asesor de los adolescentes en cuestión de drogas y alcohol.
Facebook y los 'smart phones' permiten a muchos jóvenes de la comunidad -conocida principalmente por su estilo de vida sencillo, vestimenta modesta y su resistencia a adoptar comodidades y tecnologías modernas- seguir los mismos patrones de uso de las redes sociales que el resto de sus compañeros no Amish.
Para la mayoría de los Amish, el simple hecho de posar sentado para una foto se considera arrogante y contrario a las normas que establece la comunidad. Además, las redes sociales han permitido la organización de 'macrobotellones'.
Noah Hershberger, de 22 años, recientemente abandonó la comunidad y asegura que los jóvenes se han vuelto más inteligentes a la hora de publicar información sobre sus fiestas en Facebook, ya que son conscientes de que podrían poner al corriente a la policía.

Menores de edad

"Hay muchos menores de edad, por lo que han empezado a usar mensajes de texto para comunicar la dirección y hora de las fiestas", asegura Hershberger.
Facebook facilita a los Amish ampliar considerablemente sus círculos sociales, por lo que si antes una de las convocatorias congregaba a unos pocos, ahora atrae a cientos, en ocasiones de otros estados. "Solíamos hacer fiestas, pero ahora no tardamos nada en organizarlas y 700 niños se presentan. Todo el mundo está conectado y chateando", explica Weber.
El sexo sigue siendo un tema prohibido, incluso en Facebook. Hershberger asegura que los adolescentes siguen viendo pornografía por internet y a menudo se crean perfiles falsos de sitios de citas como 'MeetMe.com', pero esto no se suele comentar.
Irónicamente, Facebook amplía el mundo de los jóvenes Amish, pero sólo para que conozcan a otros Amish. Algunos jóvenes en periodo de Rumspringa no están interesados en salir con otros Amish o socializar con ellos
A pesar de la obsesión con las redes sociales, la fotografía y conocer gente por internet, hay una línea que no cruzan los jóvenes Amish: los vídeo-juegos. Los adolescentes que se obsesionan con juegos como 'Farmville' o 'Angry Birds' son ridiculizados por sus compañeros.
No se puede saber el número de Amish inscritos en Facebook, pero algunos líderes de la iglesia han comenzado a hablar en contra de la red social.


 

domingo, 26 de mayo de 2013

mi archivo secreto: QUE NO TE AÍSLEN NI TE MANIPULEN


Importante lo de que tratan de "aislarlas de sus amistades". Es algo de lo que siempre prevengo a los adolescentes: una relación no puede ser posesiva, y menos en la adolescencia.


Una de cada cuatro adolescentes catalanas asegura que su pareja intenta controlarlas

Día 25/05/2013 - 00.57h

Tienen entre 13 y 18 años y el 6% de ellas se han visto obligadas a participar en actos sexuales en los que no querían

Una de cada cuatro adolescentes catalanas asegura que su pareja intenta controlarlas
Una de cada cuatro adolescentes catalanas de entre 13 y 18 años han declarado que su pareja las ha intentado controlar y aislar de sus amistades y un 6 % aseguran haberse visto obligadas a participar en actos sexuales en los que no querían.
Estos son algunos de los datos facilitados hoy por el Departamento de Bienestar Social y Familia durante la presentación de un protocolo de Juventud para sensibilizar, detectar y atender a las jóvenes en situación de violencia machista.
El protocolo reconoce el carácter específico de la violencia machista en personas jóvenes, lo que, según sus impulsores, permitirá mejorar las acciones preventivas, de detección precoz y el acompañamiento hacia la construcción de unas relaciones interpersonales más libres y satisfactorias.
Además de incluir pautas de actuación ante una situación de violencia machista, el protocolo hace hincapié en la prevención de posibles abusos a chicas por parte de sus pareja u otras personas.
Para ello, el protocolo detalla diferentes indicadores de sospecha y explicita como tiene que ser la atención personalizada en los espacios de atención a la juventud, entre ellos los cerca de 300 puntos de información juvenil.
El protocolo está a disposición de los 740 profesionales juventud que hay en Cataluña y establece el modelo de intervención y de coordinación, además de reunir materiales de apoyo con ejemplos de situaciones de abusos y violencia machista en sus diferentes manifestaciones, desde las que hay riesgo inminente para la vida de la chica hasta los casos de control celoso de las acciones por parte de la pareja.
Según los expertos, la frecuencia de casos de violencia machista es de dos a tres veces mayor entre parejas jóvenes que en adultas.
 
 
 

jueves, 23 de mayo de 2013

temas complejos: PROYECTO PARA EVITAR EL EMBARAZO ADOLESCENTE


Interesante analizar esta noticia y el proyecto: "porque el reparto de condones no ha funcionado...". La pregunta es si logran fomentar la responsabilidad, el amor... O simplemente que tengan una experiencia de lo"fastidioso" que es ser madre...

 

Bebés robots para frenar embarazos en adolescentes

Día 23/05/2013

Una iniciativa de una localidad colombiana convierte a los estudiantes en padres durante un fin de semana

Bebés robots para frenar embarazos en adolescentes
Alcaldía mayor de bogotá
Estudiantes del programa «¿Bebé? Piénsalo bien»
Llora como un bebé, hay que cambiarle de pañal, darle de comer y cuidarlo como un hijo adoptivo durante un fin de semana. Ese es el reto al que se enfrentan los estudiantes de entre 13 y 19 años de Fontibón, en Colombia, a los que se les entrega un bebé robot para que vivan la experiencia de lo que implica ser padres.
La campaña «¿Bebé? ¡Piénsalo bien!», impulsada por la alcaldía de la localidad en colaboración con el Hospital Fontibón, intenta frenar los embarazos en adolescentes, dado que el reparto de condones no ha funcionado, según señala la psicóloga del centro hospitalario Nataly Ardila, en el diario El Espectador de Bogotá.
«Al principio llegan muy emocionados a pedirme el bebé, pero cuando se dan cuenta que la dinámica familiar cambia, que deben dejar de hacer actividades por cuidar a su bebé, trasnochar (muchos de ellos no hacen las tareas y llegan ojerosos por atender lo que se les ha dado, tal y como pasa en la vida real), se dan cuenta que no quieren tener esa responsabilidad tan pequeños», señala la responsable de este programa pedagógico, para el que se han comprado en Estados Unidos estos pequeños androides.
El proyecto se divide en tres fases. Tras un periodo de sensibilización, con cursos que abordan temas como proyecto de vida, autoestima, aborto o violencia y actividades para prevenir enfermedades de transmisión sexual, los jóvenes reciben una barriga con el peso medio de un embarazo de 9 meses. Tanto a chicas como a chicos se les entrega esta barriga simuladora, para que experimenten la postura de una mujer en gestación y carguen el peso al menos durante 15 minutos. Tras una reacción inicial de burla, «muchos de ellos se preguntan ¡Uy! ¿Mi mamá cargaba esta barriga?», relata Nataly Ardila.
A continuación, se les entrega un bebé por parejas durante un fin de semana y ambos deben repartirse las noches para cuidar al muñeco, que contiene un kit de simulación, un cargador y un dispositivo que comunica las necesidades del «bebé adoptivo», así como el material necesario para atenderle.
Cada bebé robot tiene un software que indica a los responsables del proyecto qué trato ha recibido según el día y la hora, de forma que revela si ha sido descuidado. «Hay muchos niños que me dicen que pierden la paciencia con el bebé y aseguran: “me estresé, me dio malgenio y me tocó pegarle, así dejó de llorar», subraya en El Espectador la psicóloga del Hospital Fontibón, que señala cómo el índice de maltrato suele ser más alto en padres adolescentes, a los que les falta la madurez y la paciencia para atender a un bebé.
Los adolescentes disponen de un acompañamiento docente las 24 horas del día para comunicarse en caso de cualquier duda.

miércoles, 22 de mayo de 2013

investigaciones: EL SUICIDIO SE CONTAGIA EN LOS ADOLESCENTES

Se advierte al final que los estudios no son concluyentes. Pero ahí están. A tener en cuenta.


Un estudio advierte sobre el “contagio” de suicidios entre adolescentes
22 mayo 2013
01:24 PM ET
 

Un estudio advierte sobre el “contagio” de suicidios entre adolescentes

(CNN) - El suicidio de un compañero de clase aumenta significativamente las probabilidades de que un adolescente considere o intente quitarse la vida, según un nuevo estudio publicado por la revista de la Asociación Médica Canadiense.
Más de 22 mil canadienses de entre 12 y 17 años participaron de la investigación. Se les preguntó si alguien en sus escuelas o que conocieran personalmente se había suicidado y si habían pensado seriamente en quitarse la vida durante el último año. Los investigadores hallaron que el riesgo de suicidio creció incluso en aquellos casos en que los jóvenes no conocieron personalmente a los fallecidos.
También se descubrió que los niños de entre 12 y 13 años estaban más en riesgo y que tenían cinco veces más posibilidades de tener pensamientos suicidas que aquellos que no habían sido expuestos a la muerte. Según el estudio, un 7,5% del grupo señalado intentó suicidarse luego de que un compañero se haya matado, comparado con un 1,7% de adolescentes dentro de este grupo que no tenían compañeros que hayan intentado quitarse la vida.
“La conclusión es que la teoría del contagio de suicidios podría ser real”, dijo Ian Colman, autor principal de la investigación. “La exposición a un suicidio parece estar fuertemente asociada a los pensamientos y conductas suicidas y estos efectos pueden persistir durante mucho tiempo”, agregó el académico.
Colman, experto en epidemiología de salud mental y profesor adjunto en la Universidad de Ottawa, dijo que el contagio o la imitación de suicidios no es algo novedoso, pero que hasta ahora no había suficiente evidencia para apoyar la teoría. “La conducta suicida es un problema mundial. Es la segunda mayor causa de muerte entre los jóvenes. Que un ser querido se suicide genera una situación increíblemente angustiante para los sobrevivientes”, precisó.
En ocasiones, una situación que se prolonga varios años.
“Descubrimos que estos efectos no eran efímeros”, dijo Colman. “La encuesta contactó a los niños cada dos años para dar seguimiento a los informes y ver si había efectos después de ese tiempo. En muchos casos, los pensamientos suicidas e intentos suicidas todavía eran altos entre los que habían estado expuestos a un suicidio en sus escuelas”, añadió.
Según el estudio, los amigos más cercanos de las víctimas tenían más posibilidades de tener pensamientos suicidas que otros conocidos.
“Invitamos a las escuelas a intervenir activamente tras un caso de suicidio, involucrando a todas las personas de la escuela y no solo a los amigos o compañeros directos de la persona fallecida”, indicó Colman. “Las escuelas deberían ofrecer intervenciones o programas a largo plazo, pues observamos que los efectos son duraderos”.
Para la psiquiatra Karen Johnson, el estudio no es concluyente. “Son muchos los factores de riesgo por los que los adolescentes intenten o consideren quitarse la vida. En la investigación, no se aclaró cuál era el estado previo de los estudiantes en estos casos. ¿Tenían una historia de depresión o de abuso de sustancias? ¿Alguien en su familia habían intentado suicidarse? ¿Tenían una historia de eventos traumáticos en su vida? Hubiera sido bueno tomar en cuenta todos estos criterios”, dijo.
Colman aseguró que las escuelas “deberían prestarle más atención a los estudiantes más jóvenes, los que parecen más vulnerables a los efectos de un suicidio”. El líder del estudio concluyó que “es importante crear una cultura en la que los niños o estudiantes se sientan cómodos al buscar ayuda en este tipo de situaciones”.

domingo, 19 de mayo de 2013

realidad en vivo: LA RULETA SEXUAL DE LOS ADOLESCENTES

"Creíamos que la habíamos educado bien"...

 

El peligroso juego sexual que adoptan los adolescentes en Colombia


Emol
Vi. 17 de mayo de 2013, 10:19
 

Archivo
 
Fue imposible que los medios mundiales no recogieran la noticia. Impacta por las consecuencias que está teniendo en los adolescentes colombianos, pero es una realidad en la que muchos quieren detenerse a reflexionar.

Hace algunos días el diario ADN recogió los testimonios de jóvenes colombianos que se han aventurado en un “peligroso” juego sexual llamado "carrusel" o "ruleta".

Se trata de juntarse a beber y luego comenzar a bailar y practicar sexo. En la esencia, mientras hombres y mujeres hacen una ronda desnudos –y bastante borrachos- comienzan a girar al son de la música como en el juego de las sillitas musicales. Cuando la música se detiene los hombres penetran rápidamente a la mujer que tienen delante. Sale del círculo el primero que eyacula.

El tema es que este juego ha tenido como consecuencias que muchas adolescentes hayan resultado embarazadas.

"Pensé que no podía pasar, porque era poco tiempo", dijo una de las jóvenes al diario. "Creímos que la habíamos educado bien", lamentan sus padres. Una y otros están destrozados.

El tema, como han señalado los expertos, es que los jóvenes además de no asumir en forma responsable la posibilidad de convertirse en padres, corren el riesgo de adquirir una Enfermedad de Transmisión Sexual, ETS, porque el juego se practica sin protección.

Según los datos de la Secretaría de Salud de Medellín, recogidas por el periódico, 6.967 mujeres entre los 10 y los 19 años tuvieron un embarazo en 2011. Más que el año anterior. Y en las consultas, algunas chicas confesaron que quedaron embarazadas tras jugar a 'la ruleta sexual'.


 

viernes, 17 de mayo de 2013

temas complejos: EL EMBARAZO ES DE LOS DOS

www.larazon.com.ar

Transgresora campaña busca concientizar sobre el embarazo adolescente

La iniciativa fue tomada por el departamento de Salud Pública de Chicago para que los jóvenes reflexionen y entiendan también que la llegada de un bebé es una cuestión de pareja y no sólo de las mujeres. El eslogan: “¿Inesperado? La mayoría de los embarazos adolescentes lo son".

EN CHICAGO, CON VARONES "EMBARAZOS", BUSCAN CONCIENTIZAR SOBRE LA PATERNIDAD A EDADES TEMPRANAS.
 
 
 
“¿Inesperado? La mayoría de los embarazos adolescentes lo son", es el eslogan de una campaña de concientización realmente transgresora en la que quienes cargan con “la panza” son los varones.

La iniciativa fue tomada por el departamento de Salud Pública de Chicago para que los jóvenes reflexionen y entiendan también que la llegada de un bebé es una cuestión de pareja y no sólo de las mujeres.

Por primera vez, el llamado de atención recae sobre los adolescentes de una manera innovadora, pues no son ya las mujeres las protagonistas. Los mensajes son ilustrados con las imágenes de tres jóvenes varones “embarazados”.

Una intención es, no sólo prevenir el número de embarazos no deseados a edades tempranas, sino además concienciar a los adolescentes del hecho de que no sólo es responsabilidad de las chicas.

Según revela un informe, a pesar de que el número de nacimientos entre este grupo ha disminuido un 33% en los últimos años, la cifra de embarazos adolescentes en Chicago es una de las más altas de Estados Unidos.

Esta nueva campaña de prevención fue presentada el pasado 14 de mayo en diferentes puntos de la ciudad, así como en las redes sociales: en Twitter (bajo el hashtag #Unexpected) y Facebook y a través de la página del departamento de Salud Pública de Chicago



jueves, 16 de mayo de 2013

los jueves con Edu y Marta: EL AMBIENTE SOCIAL INMEDIATO DEL ADOLESCENTE

El problema no es tanto "a dónde va el muchacho", sino "con quién va"...


 

   La vida del cole, actividades comple-mentarias, reuniones sociales, grupos mix-tos, vida de equipo, acompañar al líder...

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
a)     La vida del colegio va adquiriendo mayor importancia en la definición del rol social del muchacho y de la chica. En la convivencia con sus compañeros va descubriendo su personalidad, sus virtudes y carencias y, lo que más le importa, el grado de aceptación. En este momento el fracaso en las relaciones con los compañeros puede ser definitivo. Los muchachos, muchas veces, no admiten a los compañeros menos capacitados, y éstos pueden llegar a adquirir traumas serios.

       Sus amigos, sus calificaciones y profesores, son con frecuencia causa de tensiones e incomprensiones para ellos, así como de imborrables momentos de alegría y sana convivencia. Aquí es importante subrayar que algunos profesores llegan a formar parte del círculo de amigos de los adolescentes. Su influjo, para bien o para mal, es a veces decisivo. Todo formador que quiera ayudar al muchacho, debe poseer noticia de primera mano sobre el ambiente escolar en general y sobre el talante de las personas que frecuenta en dicho ambiente.

       Está claro, para el pre-adolescente el colegio es su mundo. Nada de lo que le sucede allí le es indiferente. Lo que al adulto le puede parecer insignificante (un gol en el recreo, un saludo del profesor, una burla del compañero, una clase aburrida, etc.) no lo es para él. Con frecuencia cosas pequeñas ocasionan grandes tensiones. En este contexto es muy importante que el formador esté muy atento para percibir e interpretar todas las reacciones que van mostrando los muchachos ante el mundo que poco a poco van empezando a descubrir.

       Son fundamentales también las actividades complementarias. Los padres y educadores deben fomentarlas sin atosigar ni “cargar demasiado las tintas”. Estas actividades pueden ser una válvula de escape para un muchacho menos afortunado en las aulas. De suma importancia será fomentar la participación en aquellos grupos juveniles que ofrezcan ciclos formativos para adolescentes y actividades de concienciación social, así como un verdadero ambiente alternativo donde los muchachos se encuentren a gusto, rodeados de sus amigos, pero en circunstancias formativas favorables.

      Volviendo al tema de la educación diferenciada, recordamos que vuelve a tomar fuerza en algunos países al comprobarse los beneficios de ésta para sacar el mayor rendimiento pedagógico en ellas y ellos. Por lo demás nos remitimos al texto de Chesterton, y reconocemos que no deben faltar  las oportunidades y  ciertos ámbitos donde chicos y chicas se puedan ir conociendo poco a poco, en sus diferencias y en su complementariedad, pero sin querer forzar nada.

 

b)     Las reuniones sociales empiezan a ser el punto de referencia de la vida de los muchachos. Pueden pasarse la semana programándolas o hablando de cómo fue la última que tuvieron. El ambiente de estas reuniones, lo que en concreto suceda en ellas, depende básicamente de la forma de ser del grupo en cuanto tal, especialmente de sus miembros más influyentes. Los padres y educadores de muchachos que de por sí son sanos no deberían preocuparse mucho de lo que hacen en ellas; bastarían unas breves referencias para saber que todo va bien. En cambio, no pueden actuar así los padres y educadores de los muchachos más inquietos, o de aquellos excesivamente reservados en sus cosas. Es necesario prevenirles adecuadamente de las  consecuencias negativas de lo que puede suceder en esas reuniones sociales. A los miembros de los grupos más inquietos o adelantados no hay que darles tantas facilidades, tanta libertad de horarios, mucho dinero, etc. Los padres y educadores no deben dejarse impresionar de sus reclamos de mayor libertad ("porque todos van a ir..."). Tampoco se trata de prohibiciones tajantes, porque las consecuencias pueden ser peores.

       En los permisos para salir es en donde los padres de adolescentes deben mostrar, hoy en día más que nunca, su habilidad y su firmeza educativa. Los descuidos en este campo, así como las preocupaciones mal llevadas, pueden generar serias desviaciones en la vida del muchacho o de la chica.

       En esta dirección, el problema no es tanto "a dónde va el muchacho", sino "con quién va".  Fiestas, conciertos, partidos de fútbol, etc.; sin duda que el ambiente de estos lugares es importante, pero interesa más el ambiente limitado, inmediato, el que el grupito concreto de amigos forma en torno a sí en cualquiera de estos lugares. Ese ambiente inmediato, en la adolescencia, es el que más importancia reviste para la educación moral y de la conciencia del muchacho, para el desenvolvimiento sano de sus capacidades sociales y humanas. Un buen grupo de amistades será capaz de construir en los adolescentes, en poco tiempo, valores y principios que el formador podría tardar años en inculcar. Y de igual manera, un ambiente negativo de amistades puede destruir en breve tiempo lo que se había construido con el esfuerzo de muchos años.

 

c)     Poco a poco el grupo de chicos varones (que como vimos ya, van retrasado en este tema) se va abriendo al grupo de niñas, a veces de un curso inferior al de ellos, si no más; precisamente porque las de su curso empezaron antes la socialización con chicos mayores. Dentro de esta relación grupal se van creando intereses más particulares y se van definiendo las preferencias y tendencias concretas de cara al otro sexo. Es importante vigilar para que esta intersección de grupos de ambos sexos se realice en un entorno sano y de mucho respeto. En la adolescencia hay que fomentar esta relación múltiple para no adelantar un “noviazgo” que podría impedir un conocimiento del otro sexo variado y rico. El muchacho y la chica pueden entender fácilmente que no les conviene comprometerse sólo con una niña o sólo con un chico, respectivamente, cuando están en la edad de definir el propio carácter, las propias preferencias, hábitos y gustos naturales. De todos modos (aunque lo pueden entender) la presión ambiental los arrastra muchas veces, especialmente a las chicas, a noviazgos prematuros. Y como con el grupo de amigos, el resultado de la experiencia dependerá de la acertada elección de la persona con la que “salen”.

 
d)     Qué más hacer para ofrecer un buen ambiente a los adolescentes. Para empezar, es recomendable que en las conversaciones con los adolescentes, o en las charlas que se les dirige, se haga una constante referencia a la realidad de su vida joven. El adolescente tiende a interpretar todo lo que  sucede en clave de su mundo interior y de su medio ambiente. Cuando nuestras recomendaciones o charlas formativas, sea cual sea el tema, están basadas en ejemplos de su vida ordinaria, de sus problemas específicos, éstas adquieren una gran fuerza. Y ayuda mucho, también, relatar de forma atractiva anécdotas sucedidas a otros adolescentes, más o menos cercanos a ellos y a sus circunstancias.

       Otro tema clave que no nos cansaremos de repetirlo (lo comentamos al hablar del principio de eficacia pedagógica): es preciso que el educador deba asegurar el acompañamiento del líder natural, del que pueda aportar una influencia positiva en los demás. Ganado éste para el bien, será un "co-formador" de ayuda inestimable, pues llegará a ser eco de las orientaciones rectas y vigía de la fiel perseverancia de su círculo de amigos en los compromisos de vida cristiana. Y, como dijimos en la primera parte del libro, para nada esto significa una instrumentalización de estos  chicos más capaces, pues su misma naturaleza les reclama estos retos. Y para nada significa discriminación hacia otros, quienes verán de modo natural el sentirse apoyados en su educación por aquellos compañeros a quienes admiran.

En definitiva, si se quiere influir eficazmente en la vida de un adolescente se tiene que asegurar la influencia en la vida de todo su grupo de amigos. Querer construir sin contar con el apoyo de su medio ambiente inmediato no da garantías de consistencia y de duración. Para lograr esto, es vital la ayuda de la vida de equipo, donde el chico pueda construir encuentros sanos y transformantes. El ideal es hacer del grupo inmediato de amigos un equipo de formación y trabajo apostólico en un centro juvenil o en una organización de ayuda social. Y que ese grupo homogéneo tenga un monitor líder cercano a su ambiente y sus problemas, que los vaya llevando tanto en los momentos de formación como de labor social y diversión.

Es bueno también fomentar lo más posible en los muchachos los viajes, fines de semana, períodos de vacaciones, que puedan compartir con los educadores (sacerdotes, laicos comprometidos). Los padres de familia deben ver lo absurdo de negar estos viajes a los hijos, mientras les permiten ir a otros lugares donde el ambiente sano, al menos, no está garantizado (mucho más cuando es mixto, donde las malas sorpresas suelen darse) y, muchas veces, no hay un acompañante adulto responsable. El preadolescente, en concreto, no está todavía capacitado para elegir su forma de vacaciones, el lugar de sus viajes. Los padres deben elegir por él y explicar y motivar lo necesario para que el muchacho vaya contento a estos lugares sanos (campamentos, colonias, peregrinaciones, etc.).



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...