lunes, 25 de febrero de 2013

temas complejos: PADRES QUE "REVIENTAN" A SUS HIJOS



SÍNDROME DE BURNOUT

Adolescentes padecen presión por llegar a ser como Messi

Advierten signos de frustración en niños futbolistas cuando las cosas no salen bien.
 
 
25/02/2013
Elmundo.es
 
 
 
 

Miles de niños y adolescentes –y sus padres– sueñan con que el fútbol se convierta en una forma de ganarse la vida mientras miran, en los pósters de Messi, o talvez Cristiano Ronaldo, a sus referencias. Sin embargo, ¿cuántos de ellos llegarán a emular a sus ídolos?

Lo que no tendría que ser más que un entretenimiento de la infancia, una manera de desestresarse con amigos y entender los valores del juego en equipo, puede llegar a significar una tortura para muchos niños cuando la diversión se toma demasiado en serio y no deja paso al disfrute. Y ahí llega el problema con nombre inglés: el “síndrome del burnout”, lo que en español significaría “estar quemado”.

Un estudio publicado en Journal of Sport and Exercise Psychology, señala que de los 167 futbolistas juveniles de ocho academias y centros de excelencia de clubes profesionales ingleses, un cuarto de ellos experimentaba “varias veces” los síntomas de este síndrome caracterizado por el miedo a cometer errores por parte de aquellos que confesaban sentir presión de su entorno familiar o sus entrenadores. El autoperfeccionamiento es la segunda causa más común para desarrollar problemas de burnout.

Sólo 3 de cada 100

“Como psicólogo no es raro que veamos algún síntoma de estrés en canteras como la del Real Madrid, pero son muy pocos los que desarrollan un síndrome duradero como tal, los equipos cada vez se responsabilizan más de ello”, afirma Javier Soriano, psicólogo del Real Madrid.

El profesional indica que es prioritario conseguir que el joven tenga “la cabeza bien amueblada” y que familiares y entrenadores vean en este deporte un buen medio para el desarrollo físico, psicológicos y social del chico. “Ya que en categorías inferiores, sólo llegan entre el 1% al 3% de los jóvenes al fútbol profesional, por lo que hay que reflexionar sobre las expectativas que proyectamos en nuestros hijos”.
 
 

martes, 19 de febrero de 2013

temas complejos: LOS ADOLESCENTES NO ENFRENTAN EL DÍA A DÍA


El 40% de los adolescentes no sabe enfrentarse a su día a día


LAURA PERAITA


Los padres tienen en su mano que sus hijos sean seguros, sociables, triunfadores... felices. Conozca las pautas para empezar con buen pie
Los adolescentes necesitan tener normas por parte de sus padres para sentirse seguros



Los padres de hoy sienten una gran preocupación por la educación de sus hijos y tienen mucha información al respecto, y «sin embargo, nunca han estado más despistados», asegura María Jesús Álava Reyes, psicóloga y autora —junto a Susana Aldecoa, directora del colegio Estilo—, de La Buena Educación (editorial La Esfera de los Libros), que acaba de ver la luz.
Aunque a algunos padres les cueste asumirlo, la educación de los hijoscomienza desde el mismo momento en que nacen. «Prueba de ello, es que muchos pediatras recomiendan que el recién nacido duerma y coma a demanda, para que los padres no se obsesionen. Un grave error —asegura rotunda Álava Reyes—. Tenemos la consulta llena depadres desesperados porque han dado de comer y dejado dormir al niño cuando él ha querido y no pueden ni descansar por las noches por atender sus continuas demandas».   

 
Le han acostumbrado desde un principio a que sea el pequeño el que lleve las riendas, convirtiendo a los padres en verdaderos esclavos. «La educación en los primeros años es la clave para el futuro comportamiento de los hijos —advierte esta psicóloga—. Es importante ponerles límites y saber decirles que no en el momento adecuado para ir entrenando sus emociones; de lo contrario, tendremos adolescentes frustados».    


Enfrentarse a la realidad
De hecho, según los estudios, más del 40% de los niños y adolescentes no saben cómo enfrentarse ante la realidad que les rodea en su día a día porque siempre han hecho lo que han querido y cuando lo han considerado, de manera que cuando les llega la primera dificultad, no saben cómo reaccionar. «Por eso, actualmente hay tantos jóvenes que no saben comunicarse, que se aislan en su ordenador... Son muy débiles emocionalmente, muy influenciables, manipulables, inseguros y, por ello, la salida más fácil a su manera de sentirse es mostrar agresividad. Además, por buscar una vía de escape tienengrandes posibilidades de caer en la adicción a drogas o alcohol. Al no ser dueños de sus emociones se hunden y el precio que pagan es muy alto: la infelicidad».


Por este motivo, la directora del colegio Estilo, Susana Aldecoa, iniste a los padres en que todo se fragua desde la infancia «y todos los matices que rodean a los niños a estas edades son importantes». En las aulas del colegio Estilo se concede mucha importancia a las emociones y a la formación integral de los alumnos desde que son muy pequeños. Combinan la formación humanística y la cultural con la excelencia, la responsabilidad, el respeto a los demás, la convivencia... «Les enseñamos a pensar, a empaparse de buena literatura y varios idiomas. No usamos libros hasta los siete años, cuando los alumnos se estrenan con Dickens, y tenemos asignaturas complentarias como el debate, para que aprendan a mostrar y defender su propios criterios, el arte, la religión, ajedrez o la música, entre otras». 


 No hay que olvidar, tal y como apunta Álava Reyes, que a los seis años se desarrolla el 80% de su acervo intelectual y a los 8 años se instala su personalidad. Reconoce que cada vez es más frecuente encontrarse en consulta a jóvenes de 20 años con una edad emocional de ocho años. «Hay que hacer saltar las alarmas en la sociedad porque el gran fracaso de nuestro país es tener una población que no está bien educada emocionalmente. Si no se pone remedio, estos adolescentes mañana tendrán hijos y ¿cómo les educarán?: carentes de valores emocionales. La bola irá creciendo. Hay que reaccionar ya».  
 
Pautas positivas

 
•La educación debe iniciarse desde la edad más temprana.
•La relación entre profesores y alumnos debe sustentarse en el respeto y el afecto.
•Es esencial razonar con los niños al enseñarles buenos hábitos y normas para que los incorporen como propios a su bagaje personal.
•Hay que estimular la curiosidad del niño y reforzar su motivación.
•Debemos valorar la memoria como instrumento útil para el aprendizaje.
•Cada niño tiene su propio ritmo evolutivo.
•Los niños con dificultades deben recibir tratamientos específicos, pero sin perder de vista la integración con los demás alumnos.
•Es necesario fijarles normas, hábitos positivos y límites. El NO también educa.
•A los niños les influyen más los ejemplos de sus padres que los discursos o sermones.
•En ciertas situaciones, es productivo pactar con el niño para obtener un compromiso por su parte.
•Es esencial vigilar el comportamiento general y la conducta alimentaria del niño o el joven para detectar posibles trastornos.
•Asimismo, es necesario detectar posibles relaciones peligrosas, en especial en la adolescencia.
•Hay que transmitirles valores: respeto, tolerancia, sentido de la justicia, aprecio del arte y la cultura, interés por conocer y entender la diversidad de sociedades y costumbres.


ERRORES MÁS FRECUENTES

•La falta de tiempo para estar con los hijos y educarlos.
•La inflexibilidad de los padres, que puede frustrar a los niños.
•Lo contrario: pretender ser "colegas" en lugar de desempeñar el papel de padres.
•La no aceptación por parte de los progenitores de la realidad escolar o de la capacidad real de los niños, que conduce a la frustración de los padres.
•La elección de un centro educativo no acorde con las características del niño.
•Las divergencias entre los criterios educativos de los padres y los profesores.
•Las diferencias de criterios educativos y los mensajes contradictorios dirigidos a los hijos por parte de ambos progenitores.
•Sobreproteger a los niños impidiendo que hagan cosas para las que están capacitados, como, por ejemplo, colaborar en las tareas hogareñas.
•Permitir el abuso de los videojuegos o de internet en detrimento del deporte y las actividades al aire libre.
•La permisividad y la falta de normas, que les desorientan y les privan de objetivos y valores.
•Cederles a los adolescentes el control de su entorno, renunciando a ejercer una razonada autoridad.
•Tolerarles conductas irrespetuosas o violentas.
•No requerir la ayuda profesional cuando la situación lo hace necesario.


viernes, 15 de febrero de 2013

temas complejos: HABLAR DE SEXUALIDAD CON ADOLESCENTES

La psicoterapia relacional va muy de la mano de la filosofía personalista y del realismo gnoseológico. Las relaciones nos conforman, nos pueden enfermar o curar... Nos pueden crear problemas o resolverlos. Saber comunicar es saber relacionarse.


 

Adolescentes, sexualidad y los habituales miedos paternos

Sandra Toribio Caballero
especialista en psicoterapia relacional
www.elconfidencial.com


La adolescencia es, para muchos padres y madres, la etapa más temida del desarrollo de los hijos. Tal y como hemos visto en este blog, se trata sin duda de una época llena de emociones, situaciones nuevas y posiblemente numerosos conflictos en casa. Son muchas las “broncas” que puede haber en relación con lo “poco que estudian los hijos”, su vestimenta o sus horarios de llegada. Pero si hay un aspecto que preocupa igualmente a padres y madres de esta etapa y, frecuentemente, el menos comentado, es la sexualidad.
 
Hablar de sexualidad en casa
La sexualidad sigue siendo, hoy día, un tema tabú y del que no todo el mundo se siente cómodo hablando. Sin duda, la forma en la que podamos hablar de esto tendrá mucho que ver con la forma en la que haya tratado la sexualidad en nuestra familia de origen. Es importante que padres y madres puedan tomar conciencia de si se trata de un tema que se habló en su casa o no, cuál era la reacción de sus padres cuando aparecía en la televisión alguna escena “subida de tono”, cómo se sienten ellos y ellas con respecto a la sexualidad (si pueden vivirla como algo placentero o si están a gusto con su cuerpo y en el contacto con el otro).
Además, podría parecer que, debido a la cantidad de información disponible (internet, redes sociales, televisión,…), los adolescentes de hoy en día deberían contar con más conocimiento sobre la sexualidad que generaciones anteriores, pero algunos estudios recientes muestran que no es así.
 
Miedos de los padres y madres
Posiblemente, si resulta tan difícil hablar de esto en familia es porque se trata de una situación nueva, que tiene que ver con algo íntimo y que los padres pueden sentirlo como potencialmente peligroso: enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, no ver a su hijo o hija lo suficientemente “maduros” o preparados.
El no conocer a los amigos de sus hijos hace que la desconfianza de los padres aumente y que se sientan insegurosAdemás, en esta etapa los adolescentes demanden salir cada vez hasta más tarde, lo que potencia la preocupación de padres y madres: ¿dónde estarán hasta tan tarde?, ¿habrá alcohol o drogas?, ¿volverá en grupo a casa?... En muchas ocasiones los padres conocen al grupo de amigos (por ejemplo, “los del cole”), pero a medida que los hijos crecen esto puede dejar de ser así (por ejemplo, con el paso al instituto). Esto puede hacer que la desconfianza de los padres aumente y que se sientan inseguros.
En esta época se establecen normalmente las primeras relaciones amorosas. Junto con la preocupación de los padres por lo visto hasta ahora, aparece también la inquietud por estos primeros amores, en ocasiones muy intensos, fusionales y cargados de idealización del otro. Esta “idealización” de los primeros novios o novias de sus hijos puede ser difícil de sobrellevar; posiblemente, con el fin de evitar que ellos sufran, tratarán de prevenirles y advertirles que tengan cuidado, que “no se enamoren demasiado”…
 
Intimidad
En muchas ocasiones, esta preocupación de los padres y madres porque los hijos e hijas estén bien, les llevarán a querer saber cómo están, dónde están, cómo se sienten…, quizás con demasiada insistencia. Por supuesto, la comunicación entre ambas partes es también fundamental en esta etapa del desarrollo, pero no se debe olvidar lo importante que es la intimidad: por mucha confianza de base que haya, determinadas cosas no serán compartidas y es importante que padres y madre puedan respetarlo y tolerarlo. También podemos encontrarnos padres y madres que, ante la incomodidad que les produce el tema, “casi prefieren no saber” y no tratar de estos temas con los hijos, a pesar de que los hijos intenten contarles determinadas cosas.
 
¿Qué pueden hacer los padres y madres?
Es fundamental que padres y madres puedan transmitir la importancia de que la sexualidad debe ser vivida como algo buenoTeniendo en cuenta estos aspectos, cabe decir que es especialmente importante que padres y madres puedan hacer un esfuerzo por hablar de sexualidad con los hijos e hijas, preferiblemente antes de que se produzca: cuando se entra en la pubertad, con los primeros cambios corporales, etc. En el caso de que les sea especialmente difícil, pueden contar con libros especializados, la ayuda de profesionales si es necesario (promoviendo charlas en los colegios, psicólogos/as, etc.) o personal sanitario (centros de salud, de orientación sexual…). Esto ayudará a prevenir enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y, en definitiva, a que la sexualidad pueda ser vivida de forma segura. Además, es fundamental que padres y madres puedan transmitir la importancia de que la sexualidad debe ser vivida como algo bueno y algo de lo que hay que disfrutar, y que si resulta incómoda en cualquier aspecto, es importante poder poner límites, como ante faltas de respeto o situaciones no deseadas.



Sandra Toribio Caballero. Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en Psicoterapia Relacional – Ágora Relacional.Especialista en el Test de Rorschach – SERYMP (Sociedad Española de Rorschach y Métodos Proyectivos). Psicoterapeuta de niños, adolescentes y adultos (terapia en español e inglés). Experiencia como voluntaria en diferentes ámbitos (Fundación Padre Garralda, Cooperante en Santo Domingo con la ONG Codespa, Hermanas Hospitalarias,…). Trabajó durante un año en la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Sanatorio Esquerdo. Durante los últimos tres años ha desarrollado su labor en un Centro de Atención a la Familia en un municipio madrileño, compaginando las labores propias de la terapia con las de Coordinación.Actualmente, colabora como traductora en la revista Clínica e Investigación Relacional, perteneciente al Instituto de Psicoterapia Relacional, y en la revista Clínica Contemporánea del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

jueves, 14 de febrero de 2013

investigaciones: MIOPÍA PARA LOS ADOLESCENTES ENGANCHADOS

Cada hora semanal al aire libre reduce en un 2% el riesgo de padecer miopía

El 33% de los adolescentes, miopes en 2020 por abusar de móviles, tabletas y PCs


Publicado el por Somos Pacientes
El uso inadecuado, cuando no excesivo, de las nuevas tecnologías –caso, entre otros, de los teléfonos móviles, los ordenadores, las tabletas o los libros electrónicos– puede conllevar, entre otras consecuencias, un aumento de los problemas de visión, muy especialmente entre los más jóvenes. De hecho, y según alerta el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO), hasta un 33% de los adolescentes padecerá miopía en 2020 como consecuencia de la mala utilización de estos dispositivos.
En palabras de Isabel Sánchez, vocal de optometría pediátrica del CNOO, “el uso de móviles, tabletas, ordenadores o libros electrónico genera síndrome de fatiga visual; esto se produce por la radiación que emiten los aparatos, porque se enfoca directamente sobre una fuente de luz y produce fatiga y porque el uso efectivo del mecanismo de acomodación de los ojos que permite enfocar de cerca en este tipo de pantallas provoca un aumento en la capacidad de convergencia, dando lugar a la aparición de falsas miopías”.
Concretamente, y entre otros síntomas, el uso indebido de estos aparatos suele dar lugar a cansancio, ardor de ojos, sequedad, picor o parpadeo constante. Además, la visión, tanto lejana como cercana, se vuelve borrosa y los afectados pueden padecer dolores de espalda, cuello y cabeza e, incluso, cuadros de ansiedad.
Alteraciones visuales
El principal problema, como explica Isabel Sánchez, “es que la sociedad no está realmente concienciada de que estos síntomas llevan aparejados la presencia de alteraciones visuales; por ello, y además de incrementar las campañas de prevención, es necesario que los padres observen a sus hijos con el fin de evitar estos problemas”.
Así, y con objeto de disminuir el riesgo de alteraciones visuales, se debe alejar, en la medida de lo posible, las pantallas; utilizar tamaños grandes de letra para que el esfuerzo de la lectura sea menor; aumentar el contraste de las pantallas; tener una buena iluminación, preferiblemente de luz natural y evitando los reflejos; y usar pantallas de alta resolución.
Y, sobre todo, modular el tiempo que los niños pasan delante de los aparatos electrónicos. Pues como recuerda Isabel Sánchez, “un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) ha demostrado que por cada hora semanal que un niño pasa al aire libre se reduce en un 2% el riesgo de padecer miopía”.

martes, 12 de febrero de 2013

reflexiones serias: ENSEÑAR A PENSAR A ADOLESCENTES

Ahí va para profesores de adolescentes. Agrando la letra de los párrafos que quiero recalcar, pero mejor leer todo.  Y sirva para cualquier formador de adolescentes.  Si queremos que cambien los resultados en la formación de adolescentes, algo antes tenemos nosotros que cambiar....



Filosofía para adolescentes


 
Ya se puede encontrar en los quioscos la revista Filosofía Hoy de febrero en la que me han publicado un artículo titulado “La clase de filosofía”. Este es:
 
Cuando entro en el aula mis estudiantes me esperan dispuestos en forma de “U” porque para dialogar hay que mirarse a los ojos y no a los cogotes. Así sentados puede dar comienzo un diálogo efectivo.
 
En esta ocasión comparto un texto de Deleuze que cautive a los alumnos porque de nada sirve enseñar a quien no desea aprender. Un voluntario comienza la lectura en voz alta: “Cuando alguien pregunta para qué sirve la filosofía, la respuesta debe ser agresiva ya que la pregunta se tiene por irónica y mordaz…”. Durante la lectura sosegada, bien vocalizada, paladeando cada una de las palabras, las caras del alumnado muestran sorpresa y cierta indignación.
 
Creo que mi primer objetivo está cumplido porque consigo inducir un estado mental que propicie el pensamiento. No es un texto aburrido ni pedante de los que tantas vocaciones filosóficas han destrozado. A continuación mi labor se centra en que los estudiantes den a luz sus pensamientos, como cuando Sócrates hacía de partera.
 
Soy el facilitador de la comunidad de investigación, no el profesor que da una clase magistral inane, vana, fútil; es tan inútil como pedir que copien apuntes. Mi preocupación es formular buenas preguntas, matizar y conceptualizar las ideas que van apareciendo.
 
Hoy toca Deleuze, pero otros días organizo el debate sobre un capítulo de los libros de Lipman o de Sharp, sobre Luces y sombras de García Moriyón, sobre Pensando juntos, construyendo libertad del equipo de Marta Aja, sobre El juego de la argumentación de Tomás Miranda, sobre párrafos de las novelas de Sánchez Alcón, sobre los provocadores textos de Brenifier, sobre asuntos de exclusión social tratados por Lago y Paco Pascual, sobre los materiales del grupo IREF. También sobre noticias de actualidad, textos clásicos, fragmentos de películas, poemas…
 
Intento que surja el pensamiento crítico, independiente, cuidadoso, creativo y liberador entre los participantes que se educan en comunidad. Deseo que mis alumnos se conviertan, como dijo Lipman, en un grupo de científicos que van a colaborar juntos. Los alumnos aprenden entre ellos. Casi sobro.
 
No tengo miedo a perder el tiempo. Es preferible entender bien un concepto que obsesionarse con el cumplimiento de la programación didáctica. Me preocupo de que los alumnos no intercambien opiniones, sino argumentos. Que se centren en la búsqueda de la verdad porque la alternativa es asunto de contertulios de la telebasura, de misólogos y de filótopos.
 
Evalúo sus intervenciones sin que se percaten e intento ser solícito, cuidadoso y cordial, pero a la vez exigente. No me gusta calificar porque implica una coacción, pero es preciso que cuando yerren al argumentar se les corrija en base a unos criterios claros.
 
Tras el debate deben consolidar lo aprendido. Al inicio de la siguiente clase, como siempre, se lee el diario del día anterior. Se comentan las disertaciones y vídeo-disertaciones personales, en las que se plasma una opinión más reposada, ajena al inevitable ímpetu de los debates. Me gusta que el diálogo también se extienda por las redes sociales y que la comunidad de investigación sobreviva más allá del aula. No en vano es una preparación para la vida.
 
 
 

viernes, 8 de febrero de 2013

investigaciones: LO QUE SE SIEMBRA SE COSECHA

 
Es casi ridículo tener que hacer investigaciones para algo que parece evidente, pero por lo visto no lo es tanto... Abajo dejo un póster que lo dice todo. De todas formas, más que nunca, hay que insistir que nada nos condiciona definitivamente, si nosotros  queremos...

Buen clima familiar en adolescentes predice un matrimonio feliz

Jueves, 07 de Febrero 2013 | 9:08 am
 
Fuente: Privada | Créditos: morguefile
La investigación sostiene que el clima general de la familia parece tener importancia en las relaciones futuras.
Experimentar un clima familiar positivo durante la adolescencia puede estar conectado a las buenas relaciones de pareja en el futuro, asegura un estudio de la U. de Texas, en Dallas.
Liderada por el sicólogo científico Robert Ackerman, la investigación sostiene que el clima general de la familia parece tener importancia en las relaciones futuras. “Un ambiente familiar positivo está relacionado con personas que se dedican de manera más positiva con sus cónyuges”, dice a LiveScience.
Sus hallazgos, publicados en la revista Psychological Science, se suman a otros que ya habían demostrado que las personas con matrimonios felices son más generosas que las que no lo tienen y que quienes fueron testigos de divorcio o agresión cuando adolescentes tienden a tener matrimonios menos felices.
Ackerman y su equipo analizó datos recogidos entre 1989 y 1991 de 288 alumnos de 13 años. Entonces visitaron a sus familias y registraron cómo se enfrentaban a ciertos conflictos. Veinte años más tarde, los investigadores encuestaron a las parejas sobre sus matrimonios, informa latercera.com.
Los niños que provenían de hogares con una comunicación cálida tendían a estar más satisfechos con sus matrimonios y tenían una mejor comunicación.
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 7 de febrero de 2013

los jueves con Edu y Marta: ACTITUDES ÉTICO-SOCIALES EN LA ADOLESCENCIA

 

a)     Es necesario proveer el ambiente favorable en el que los sentimientos, valores, ideales, los comportamientos y hábitos de significado ético-social vengan aprehendidos (descubiertos y abrazados). Ésta es una responsabilidad concreta de los familiares y educadores: formar en los muchachos una personalidad socialmente adaptada de modo que, saliendo del círculo familiar o escolar, puedan tomar el puesto que les compete en la comunidad. El adolescente comprende rápido que, para poder vivir en medio de la sociedad según una línea de conducta racional, necesita saber hacer uso de la propia libertad y necesita saber respetar los derechos de los demás y de la comunidad civil. Más tarde, esta aspiración a la libertad se identificará, si todo va por buen rumbo, con la defensa de la persona humana.


b)     Es cierto que su actitud hacia la sociedad muchas veces es pesimista, en cuanto es considerada como una construcción arbitraria de los adultos. Ésta les provoca repulsión por estar fundada sobre el compromiso, lo transitorio, la astucia o la fuerza, y raramente sobre la honestidad. En parte por esto, y en parte por la ineficacia del sistema educativo, la mayoría de los adolescentes muestra gran desinterés por la política.  Un punto especialmente crítico en el joven es constatar que las normas de la convivencia social no son observadas por aquellos que teóricamente aprecian su valor, los adultos. Esto puede llevar a serias desviaciones o, incluso, terminar en actitudes de rigorismo intransigente.
 
 
 


c)     El adolescente, debido a su incipiente personalidad, se coloca como igual ante sus mayores; pero al mismo tiempo se siente otro, diferente de éstos por la vida nueva que se agita en él. Y entonces, naturalmente, quiere sobrepasarles y sorprenderles transformando el mundo. Por ello, los sistemas o planes de vida de los adolescentes, por una parte, están llenos de sentimientos generosos, de proyectos altruistas o de fervor místico; y, por otra, no están ausentes de elementos de megalomanía y de consciente egocentrismo. El joven vive en función de la sociedad y quiere ser su protagonista. Pero la sociedad que le interesa es la que quiere reformar. Las sociedades (grupos) de niños tienen como fin el juego colectivo, las de los adolescentes son principalmente sociedades de discusión. Es normal que dos amigos jóvenes se pierdan en discursos sinfín destinados a combatir el mundo real. Podrá haber crítica mutua de las soluciones respectivas, pero el acuerdo sobre la necesidad absoluta de reformas es unánime.

       En este sentido, la verdadera adaptación a la sociedad se dará cuando el muchacho, ayudado por el educador, de “reformador” pase a “realizador”. No se trata, por tanto, de que el educador frustre de alguna manera los grandes ideales del adolescente. Antes bien, su papel es encauzarle progresivamente reconciliándole con la realidad, dando cauce a sus inquietudes con acciones concretas. Por ello es clave que el educador presente a los adolescentes  grandes proyectos encaminados a la promoción social y al cambio cultural. Lo único que hace con eso es aliarse íntimamente con la psicología del adolescente, y ayudarle a su pleno desarrollo y madurez.


miércoles, 6 de febrero de 2013

investigaciones: CITAS POR INTERNET ¿Y LOS PADRES?

Especialmente interesantes los párrafos del final: control vs respeto de la intimidad... Sólo hay una norma de partida: conocer bien al propio hijo. 

El 30 por ciento de las adolescentes de EE. UU. se citan con desconocidos con los que contactaron por internet

Un estudio halló que las chicas que fueron víctimas de abusos o negligencias tenían más probabilidades de hacerlo
HealthDay Logo
Traducido del inglés: martes, 15 de enero, 2013
Imagen de noticias HealthDay
LUNES, 14 de enero (HealthDay News) -- Casi un tercio de las adolescentes estadounidenses afirma que en algún momento han tenido citas con personas cuyo único contacto hasta ese momento había sido por internet, revela una nueva investigación.
Durante más de un año, el estudio rastreó la actividad en línea y fuera de línea de más de 250 chicas de 14 a 17 años de edad, y halló que el 30 por ciento dieron seguimiento a un encuentro en línea con el contacto personal, lo que provocó cierta preocupación por esta conducta que podría ser de alto riesgo cuando las adolescentes dieran el salto de socializar en línea a tener encuentros en persona con desconocidos.
Las chicas con un historial de abandono o de abuso físico o sexual eran particularmente propensas a presentarse en línea (tanto con imágenes como verbalmente) de una manera que pudiera interpretarse como sexualmente explícita o provocativa. Al hacerlo, advirtieron los investigadores, aumentan el riesgo de ceder a las peticiones de los desconocidos cuyo objetivo es abusar de ellas en persona.
"Las estadísticas muestran que por sí mismo, internet no es un lugar tan peligroso como, por ejemplo, andar por un barrio muy malo", afirmó la autora del estudio Jennie Noll, profesora de pediatría en la Universidad de Cincinnati y directora de investigación en medicina conductual y psicología clínica en el Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati. "La gran mayoría de los encuentros en línea son benignos".
"Por otra parte, el 90 por ciento de nuestras adolescentes disponen de un acceso diario a internet, y se corre el riesgo de acabar accediendo a quedar con desconocidos, y ese riesgo lo tienen todas", añadió Noll. "Así que si solo el uno por ciento de ellas acaban teniendo un encuentro peligroso con un desconocido en persona, sigue siendo un gran problema".
"Además, hallamos que las niñas que muestran una actitud particularmente sexual y provocativa en internet reciben más avances de tipo sexual en línea, y tienen más probabilidades de quedar con esos desconocidos, quienes, después de muchos meses de interactuar en línea, ya no aparecen como 'desconocidos' en el momento en que se reúnen", continuó Noll. "Así que las implicaciones son peligrosas".
El estudio, que contó con el respaldo de una subvención de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., apareció en línea el 14 de enero y en la edición impresa de febrero de la revista Pediatrics.
Los autores se centraron en 130 chicas que la agencia de Servicios de Protección al Menor habían identificado como chicas con un historial de maltrato, en forma de abuso o negligencia, en el año anterior al estudio. El equipo de investigación también evaluó a otras 121 chicas sin ese historial.
Se pidió a los padres que esbozaran los hábitos rutinarios de sus hijas adolescentes, además de cualquier tipo de control que realizaran sobre el uso de internet en casa, para que los investigadores codificaran el perfil de las chicas según esa información.
Se pidió a las adolescentes que informaran sobre todos los casos en que habían conocido a alguien en persona con el que previamente habían contactado en línea entre 12 y 16 meses a partir del momento en que el estudio empezó.
Las probabilidades de que una chica creara un perfil con un contenido particularmente provocativo aumentaba si ella tenía un historial de problemas conductuales, de salud mental, abusos o negligencia.
Encontraron que las que pusieron material provocativo tenían más probabilidades de recibir solicitudes de naturaleza sexual en línea, de buscar contenidos considerados para adultos y de encontrarse con desconocidos en persona.
Aunque los programas de control parental y de filtrado no consiguieron rebajar en absoluto las probabilidades de esa conducta de alto riesgo en internet, la implicación directa de los padres y la vigilancia de la conducta de sus hijas sí consiguió mitigar dichos riesgos, mostró el estudio.
Noll afirmó que los padres preocupados han de encontrar el equilibrio entre su deseo de investigar las actividades que sus hijos realizan en internet (y quizá invadir así su intimidad) y el objetivo más importante de querer "abrir las puertas de la comunicación".
"Como padres, siempre tienen el derecho de observar a sus hijos sin que ellos lo sepan", aseguró. "Pero se debería tener cuidado con intervenir de tal modo que pudiera llevarles al secretismo y a esconderse, porque la medida más efectiva es que haya una comunicación abierta con sus hijos (sin vergüenza ni acusaciones) acerca de su vida en internet".
El Dr. Jonathan Pletcher, director clínico de medicina adolescente en el Hospital Pediátrico de Pittsburgh, afirmó que "no hay una regla que valga para todos los padres en estas cuestiones".
"Se trata realmente de conocer a su hijo y cuáles son sus señales de advertencia, y de construir una comunicación basada en la confianza y la apertura de mente", planteó. "[Hay que] establecer una comunicación desde una edad temprana y poner reglas, un marco estructurado, para el uso de internet, porque todos van a entrar".
"A estas alturas, es una habilidad vital que se ha vuelto prácticamente fundamental para los adolescentes, así que va a ocurrir", añadió. "Lo que hace falta es que la supervisión parental les ayude a saber cómo hacer que esas conexiones sean seguras".

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Jennie Noll, Ph.D., professor of pediatrics, University of Cincinnati, and director of research in behavioral medicine and clinical psychology, Cincinnati Children's Hospital Medical Center; Jonathan Pletcher, M.D., clinical director, division of adolescent medicine, Children's Hospital of Pittsburgh; February 2013 Pediatrics
HealthDay

martes, 5 de febrero de 2013

realidad en vivo: ELLAS ACOSAN MÁS...POR ABURRIMIENTO

Interesante el dato del aburrimiento. Que los padres tomen nota.

20minutos.es

Trece de cada cien adolescentes españoles ha sido acosado en Internet

Internet

  • El fenómeno es más frecuente entre chicas, más activas en las redes sociales.
  • El aburrimiento y el anonimato en la Red facilitan este tipo de acoso.
  • Casi la mitad de las víctimas reproduce el comportamiento con otros.
 

  
El acoso cibernético entre menores y jóvenes es más frecuente en chicas: así lo ha indicado el II Congreso Nacional Joven y en Red, que ha reunido en Madrid a adolescentes y expertos en seguridad "online" con motivo del Día de Internet Segura. El motivo, según el presidente de la asociación Protégeles, Guillermo Cánovas, es que ellas son más activas en las redes sociales.

Las chicas tienen más inquietud por las relaciones y la comunicación, lo que las hace más vulnerables"Las chicas tienen mucha más inquietud por las relaciones personales y por la comunicación que los niños, que se interesan más por prácticas que tienen una recompensa inmediata, como los videojuegos", explicó Cánovas. Según un estudio de varias universidades y Protégeles, el 13,3 % de los menores españoles de entre 14 y 17 años ha sufrido este tipo de experiencias.

Según estudios sobre el tema, gran parte de estas prácticas se producen por aburrimiento y porque el acceso a Internet facilita este tipo de acoso. Los insultos y los mensajes ofensivos son las agresiones más frecuentes, y en muchas ocasiones se reproducen de forma física.

Hay más: el 47,8 % de los adolescentes europeos víctimas de acoso reproduce este comportamiento, lo que significa que estos jóvenes "están asumiendo el maltrato como forma de relación válida", dice Cánovas, quien considera el entorno familiar como uno de los factores más determinantes.

El 5 de febrero se celebra el Día de Internet Segura, cuando la industria tecnológica y de las telecomunicaciones, asociaciones sin ánimo de lucro e instituciones gubernamentales se alían para concienciar sobre un uso seguro y responsable de la red.

En esta edición, marcada por el creciente uso de internet móvil, el lema es "conéctate y respeta". Google ha asegurado que cada día identifica más de 10.000 páginas web inseguras, y alerta de enlaces sospechosos en más de 14 millones de búsquedas.

No aceptar solicitudes de amistad de desconocidos, no poner al alcance de terceros información personal o proteger los dispositivos y servicios con contraseñas son algunos de los consejos más repetidos en el día de hoy por distintas instituciones y empresas.
 
 
 

viernes, 1 de febrero de 2013

temas complejos: ADOLESCENTES EN CENTROS DE ACOGIDA

Al leer este artículo sobre este drama real, en todos los países, me viene a la memoria la Fundación Soñar Despierto que ayudé a lanzar en España, en concreto en Barcelona, hace ya 13 años. Los centros de acogida en España quizá sí tienen buenos trabajadores sociales, pero sigue faltando muchas veces el cariño... Eso es lo que principalmente aportan los voluntarios de SD. ¿Se puede vivir sin una familia?



| LAS AUTORIDADES ESTATALES SON RESPONSABLES, Y LA SOCIEDAD CIVIL, CÓMPLICE

Adolescentes privados de su entorno familiar, depositados en instituciones


“¿Realmente protegemos a un niño cuando se aleja de su familia, se le ingresa a un centro de protección, se le cambia de escuela, de casa para vivir hacinado con otros niños desconocidos? El niño o adolescente se seguirá sintiendo solo, abandonado primero por su familia y después por el Estado que le prometió protección y lo mandó al submundo de la institucionalización”. Así explica sobre esta problemática Mario Torres, presidente de DNI-Py.

 
/ ABC Color.
El psicólogo y experto en niñez y adolescencia, Mario Torres, presidente de la entidad Defensa de Niñas y Niños-Internacional (DNI), sección Paraguay, en un informe, asegura que en nuestro país es creciente y elevada la cantidad de personas menores de 18 años en instituciones. Según un censo de niños institucionalizados, realizado por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip) en el año 2006, con apoyo de Unicef, 2.573 niños y adolescentes residían en 56 instituciones. En el año 2010, representantes de la SNNA estimaron que existen aproximadamente 2.000 niños/as y adolescentes en instituciones, las cuales son 63 de carácter privado y 3 de carácter gubernamental. Lamentablemente, no existen registros oficiales que permitan dar un seguimiento y monitoreo de la cantidad de niños/as y adolescentes que ingresan a instituciones de cuidados.
Con base en los datos sobre la situación que atraviesan niños y adolescentes albergados en centros de protección y de privación de libertad en el país, nace el proyecto “Atención integral a adolescentes mujeres en conflictos con la ley y niños, niñas y adolescentes privados de su entorno familiar en Paraguay”, con el apoyo de Fundación Diagrama y los auspicios de la Junta de Andalucía, con la intención de impulsar el paradigma de la protección integral respecto a la infancia y adolescencia privada de libertad.
El discurso, bajo viejas prácticas
“En este sentido, durante los 24 meses de ejecución del proyecto se pudo observar la existencia de narrativas, discursos, que ubican al niño/a y/o adolescente como sujeto de derechos, pero que al mismo tiempo sostienen prácticas que los toman como objeto de intervención, con tendencias a la psicopatologización y la intervención desde una perspectiva médica, desconociendo sus necesidades evolutivas y personales, y ubicando al niño como “alguien a ser rescatado o curado”.
Se pudo observar que existe un quiebre y una incoherencia entre lo que se predica a nivel discursivo por las autoridades y lo que se inscribe cotidianamente en las prácticas ejercidas “en beneficio de los niños”, explica Torres.
Nunca se resuelve la situación de los menores
Según el material de análisis, la entidad no debe reemplazar a la familia, sino que su función es brindar al niño un espacio físico y emocional mientras se resuelve definitivamente su situación.
Pero existen casos donde los niños llevan más de dos, incluso tres años, dentro de un hogar transitorio o bajo la medida de protección Abrigo. Esos casos de larga permanencia en una institución son los llamados casos de institucionalización. “Es la muestra clara de que se continúa colocando a los niños y niñas como objetos pasivos de intervención, donde sus historias de vida son sesgadas, y se sigue utilizando a las entidades de abrigo como depósitos, propio del paradigma de la situación irregular”, recalca el psicólogo.
A través del proyecto que se ejecutó, pudieron comprobar que los casos de adolescentes varones privados de su entorno familiar son sumamente complejas y se carecen de soluciones o programas de trabajo con los mismos. Durante la ejecución del proyecto se pudo conocer 31 casos de adolescentes privados de su entorno familiar de una entidad de Abrigo, que permitió conocer una compleja problemática, donde se pudo ver la delgada línea que separa a la protección de la exclusión.
Los chicos son violentados, abandonados...
Mario Torres afirma que las instituciones no cuentan con los recursos para desempeñar su rol de protección adecuadamente. “Por ejemplo, carecen de trabajadores sociales, los cuales son fundamentales para lograr la localización de familiares y una revinculación familiar, la desproporción entre la cantidad de cuidadores y adolescentes a cuidar plantea un imposible, ya que son chicos con historias de malos tratos o abandono que exigen tiempo y atención insostenibles para una persona que no está formada. Se desconoce al adolescente como un ser sexuado, infantilizándolo y omitiendo actividades destinadas a desarrollarlos como hombres”.
“Los adolescentes plantean un desafío a las autoridades gubernamentales, ya que no hay interés por parte de la sociedad para adoptarlos, o el acogimiento familiar. Por esta razón, se debe limitar al mínimo el papel del abrigo o acogimiento institucional en el sistema de protección y esforzarse en invertir en las medidas de protección destinadas a fortalecer el entorno familiar y, evidentemente, mejorar seriamente las condiciones institucionales de aquellos chicos y chicas para quienes la institución sea la única alternativa”, puntualizó.
 
 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...