martes, 22 de enero de 2013

temas complejos: ADOLESCENTES A LOS CINCUENTA



Una realidad que ahí está. ¿Dónde empezó todo? ¿En una adolescencia superficial o en una madurez no aceptada? Supongo que es una pregunta absurda pues seguramente no hay una parte sin la otra.

 

Infobae.com

Nueva tendencia: adolescentes a los 50 se visten con la misma ropa que sus hijas, hacen todos los nuevos tratamientos de belleza, salen con hombres jóvenes y no se resignan al paso de los años. ¿Por qué? Infobae consultó a una especialista

Nueva tendencia: adolescentes a los 50

Cuando la menopausia acecha, algunas mujeres son capaces de someterse a cualquier sacrificio con tal de verse jóvenes, bellas y delgadas. Exageradas rutinas de ejercicio físico, dietas estrictas e inyecciones de bótox y colágeno: todo vale para poder vestirse con la misma ropa de sus hijas y hasta copiar su look. Incluso, hay quienes salen con sus amistades y consiguen ‘novios’ a los que les doblan la edad.  

Pero el paso del tiempo es inevitable y, aunque recurran a los mejores cirujanos, estén a la moda y tengan  actitud jovial, nada les va a devolver la piel tersa y el cuerpo firme que lucían con orgullo en su juventud.

Tal vez uno de los ejemplos más evidentes de esta nueva tendencia sea la actriz estadounidense, Demi Moore, cuya cara angelical y cuerpo espectacular deslumbró a todos en 1990, cuando  protagonizó la película “Ghost”. Tras su divorcio del actor, Bruce Willis -padre de sus tres hijas adolescentes- en 2005 Demi se casó con su colega Ashton Kutcher,  a quien dobla en edad.

A punto de cumplir 50 años y harta de las infidelidades de su joven esposo, en 2012  Demi  se separó.  Entonces comenzó a ser vista con los amigos de sus hijas adolescentes en fiestas y sitios nocturnos, a los que asistía vestida con grandes escotes y minifaldas más cortas que las de sus hijas. Incluso, mantuvo distintos romances fugaces con veintiañeros. Pero la procesión iba por dentro y, al poco tiempo, la inmensa soledad que sentía sumada a su adicción a las drogas le jugaron una mala pasada y cayó en una profunda depresión.

“Los 50 de ahora son parecidos a los 40 de antes. Hay muchas mujeres que padecen más que otras el paso del tiempo y ven afectada su autoestima. Para colmo, a algunas esto les coincide con la etapa de la adolescencia de sus hijas, con quienes a veces terminan compitiendo, aunque sea de manera inconsciente”, indicó la psicóloga y escritora, Beatriz Goldberg en una entrevista con Infobae.

La autora del libro “Cómo lograr plenitud a través de la autoestima”, de editorial Kier, explicó que estas mujeres tienen una herida narcisista, ya que por más que se cuiden y hagan grandes esfuerzos por verse espléndidas, nunca van a poder volver a tener 20 años. “Hoy en día cuesta mucho asumir la edad porque nuestra sociedad  hace pensar que lo que es viejo es desechable. Si uno quiere estar siempre como a los 20 o 30 la autoestima baja y la frustración aumenta,  porque  hagan  lo que hagan  nunca van  a poder volver a ser jóvenes. Es una herida que no se puede sanar. Asumiendo la edad  se gana mucho en salud y tranquilidad”, declaró la especialista.

Madonna es otro claro ejemplo de estas mujeres: a pesar de haber pasado los 50 y tener una hija adolescente, se viste con ropa provocativa y acude a sitios nocturnos donde solo hay gente joven. “Tiene que ver con un tema de valores. Esto pasa, por lo general, cuando uno centró la vida en lo estético o siente más la mirada del otro en el cuerpo. A algunas mujeres no les molesta ya no tener la vista de antes y tener que usar anteojos  pero sí les molesta no tener el cuerpo de antes. Todos los avances de la edad  sobre el cuerpo son difíciles de asumir pero los estéticos son los que más duros”, aseguró Goldberg.

En nuestro país, la ex modelo y actual DJ, Daniela Cardone, parece llevar la bandera de estas mujeres. A pesar de que ya es abuela, llenó su cuerpo de tatuajes y no vacila a la hora de salir de noche vestida con diminutos y escotados vestidos, caminando sobre altísimos tacos, tal como lo hacía en su juventud cuando era aplaudida en las pasarelas. Varios años después de haber pasado los 50, Moria Casán sigue esta tendencia: ropa mucho más osada que la de su hija, Sofía Gala, y sus famosos novios 'sex toy'. 

Por el contrario, actrices como Susan Sarandon, Sophia Loren, Barbra Streisand o Brigitte Bardot -quienes también ya pasaron esa etapa hace algún tiempo- parecen  haber tomado de otro modo el paso de los años. Ropa adecuada a su cuerpo, actitud positiva en la vida y muchos proyectos laborales y personales -que ya no se relacionan con su apariencia física- resultan ser la clave para sentirse y verse plenas.

Hay personas que centraron todo en su carrera intelectual y no les importa perder la belleza. En el caso de las actrices, modelos o cantantes, como están  tan ligadas a lo estético, la exigencia es dura. A las intérpretes les cuesta resignarse a que ya no les den papeles como protagonistas y tengan que hacer de madre en un rol secundario. Por ello, hay algunas que cambian de carrera y se dedican al periodismo o a conducir programas de televisión, por ejemplo. Pero, en el otro extremo, grandes actrices de Hollywood se confinaron lejos para evitar que quienes las adoraron en sus años de gloria puedan ver los estragos que hizo el paso del tiempo en su cuerpo”, finalizó Goldberg

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...