jueves, 30 de agosto de 2012

los jueves con Edu y Marta: UNA COMUNICACIÓN ADECUADA


Comunicación con adolescentes I

 

 

 

a)     Es importante que los padres, cuando el hijo entra en la adolescencia, abandonen poco a poco ciertos rasgos del tipo de relación que se remonta a cuando el hijo era aún niño, y que establezcan una especie de nueva alianza, una relación fundada sobre bases nuevas y que se despliegue en nuevas expectativas, nuevos cometidos y nuevas responsabilidades recíprocas. Será este cambio psicológico de actitud el que impulsará al muchacho al crecimiento hacia la madurez. Este cambio psicológico deberá adquirir poco a poco la forma de una enseñanza lo más lejana posible del tono de prédica o de sermón. Es poco educativo, y poco eficaz, la continua exhortación pedagógica que a veces se manifiesta y expresa con suspiros, expresiones resignadas del rostro, miradas y movimientos de cabeza en señal de desaprobación. Se podría recurrir también a esto, sí, pero ante todo habría que preguntarse sobre el sentido y los rasgos de una comunicación auténtica.
 
b)  Hay un modo de relacionarse que es de por sí satisfactorio, que hace sentirse bien; es el de acoger cordialmente a quien se tiene delante, tal como es. A veces bastará con reforzar los puntos del lenguaje no verbal y el penetrante lenguaje de los gestos silenciosos y afectivos. Nunca es tan protagonista el cuerpo como en esta edad de la vida. Según las ciencias psicológicas, el cuerpo es el vehículo principal de la manifestación no verbal de los sentimientos y afectos. En consecuencia el cuerpo se convierte en el medio más importante para recibirlos y codificarlos. Es fácil deducir que, si el afecto hacia el hijo está inspirado en la paciente y aceptadora benevolencia de su gradual crecimiento y de su deseo de libertad, este sentimiento puede ser expresado con gestos silenciosos mucho más penetrantes y quizá más convincentes que mil palabras.
 
 

miércoles, 29 de agosto de 2012

mi archivo secreto: DAÑA, DAÑA Y DAÑA... PARA SIEMPRE

 
A base de insistir quizá logramos que los adolescentes comprendan en el peligro en que se meten... o los menten...




Marihuana en adolescencia daña memoria, inteligencia y atención
28 de Agosto de 201208:27hs
Por Kate Kelland

LONDRES, 27 ago (Reuters Health) - Los adolescentes que se vuelven adictos al cannabis antes de los 18 años podrían sufrir daños permanentes a su inteligencia, memoria y atención, según resultados de un extenso estudio a largo plazo publicado el lunes.

Investigadores de Gran Bretaña y Estados Unidos hallaron que el uso continuo y en forma dependiente del cannabis antes de los 18 años podría tener un efecto neurotóxico, pero después de esa edad parecería ser menos dañino para el cerebro.

Terrie Moffitt, psicóloga y profesora de neurociencia en el Instituto de Psiquiatría de la universidad King's College de Londres, dijo que el alcance y la extensión del estudio, que involucró un seguimiento de 1.000 personas durante 40 años, le da a los resultados otro peso...

Antes de los 18, el cerebro aún se está organizando y remodelando para ser más eficiente y es tal vez más vulnerable al daño por las drogas, agregó.

Moffit trabajó con Madeleine Meier, una investigadora doctorada de la Universidad de Duke en Estados Unidos, para analizar información de 1.037 neocelandeses que participaron del estudio. Aproximadamente un 96 por ciento de los integrantes originales permanecieron en el estudio desde 1972 hasta la actualidad.

A los 38 años se sometió a todos los participantes a una serie de análisis psicológicos para evaluar su memoria, velocidad de procesamiento, razonamiento y procesamiento visual.

Quienes habían utilizado marihuana en forma constante como adolescentes registraron resultados significativamente peores en la mayoría de los análisis. Amigos y familiares entrevistados con frecuencia como parte del estudio informaron que los fumadores de cannabis tenían problemas de atención y memoria.

Los investigadores también hallaron que las personas que empezaron a usar cannabis en la adolescencia y continuaron fumando durante años mostraron una disminución promedio en los resultados de exámenes de coeficiente intelectual (CI) de 8 puntos para las edades entre 13 y 38.

"Los sujetos del estudio que empezaron a consumir cannabis cuando eran adultos con cerebros totalmente formados no mostraron disminuciones mentales similares", dijo Moffitt.

"MARIHUANA NO ES INOFENSIVA"

Moffit dijo que la disminución en el CI no podía ser explicada por el uso del alcohol u otras drogas o por tener menos educación, y Meier afirmó que la variable clave era la edad en que las personas habían comenzado a consumir marihuana.

Meier dijo que el mensaje del estudio era claro: "La marihuana no es inofensiva, en particular para adolescentes".

Si bien 8 puntos de CI puede no sonar como mucho en una escala donde 100 es la media, Meier dijo que una disminución del CI de 100 a 92 significaría caer desde el percentil 50 al 29.

Coeficientes intelectuales más altos también se correlacionan con mayores niveles de educación e ingresos, una mejor salud y vida más larga, dijo Meier. "Alguien que pierde 8 puntos de CI en la adolescencia puede quedar en desventaja (...) para el futuro", afirmó.

Robin Murray, profesor de investigación psiquiátrica en el Instituto de Psiquiatría del King´s, quien no participó del estudio, dijo que el trabajo era admirable y los resultados deberían ser tomados "muy seriamente".

"Claro que es parte del folclore entre la gente joven que algunos consumidores fuertes de cannabis parecerían gradualmente perder sus capacidades y terminan logrando mucho menos de lo que uno había anticipado", dijo en un comunicado.

"Este estudio proporciona una explicación de por qué sucedería eso", agregó.

Investigaciones previas sobre el uso del cannabis también han señalado a los potenciales efectos psiquiátricos a largo plazo.

Un estudio publicado en marzo del año pasado halló que las personas que consumen mucho cannabis en su juventud aumentan dramáticamente el riesgo de sufrir síntomas psicóticos, y que el uso continuo de la droga puede incrementar el riesgo de desarrollar un desorden psicótico.

Meier señaló que no era posible establecer por este último estudio cuál sería la edad más segura para el uso continuo de la marihuana, o cuánta cantidad puede causar daños.

Según el informe del 2011 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), que utilizó información desde el 2009, entre el 2,8 y el 4,5 por ciento de la población mundial entre 15 y 64 años -o entre 125 y 203 millones de personas- consumieron cannabis al menos una vez en los 12 meses previos.

(Editado en español por Patricia Avila)

martes, 28 de agosto de 2012

investigaciones: ADOLESCENTES, MÚSICA Y SEXO

Para los que dicen: "¡Traquilo! Es sólo una canción..."


¿Puede una canción con contenido sexual afectar el comportamiento adolescente?

imagen

La música es un elemento muy importante en la vida de los adolescentes. Aunque este arte es muy beneficioso en muchos sentidos, muchas canciones populares tienen cada día un mayor contenido sexual. Por ese motivo, especialistas indagaron en el tema para averiguar si estas melodías tienen influencia en los comportamientos sexuales de los jóvenes.
 
Los investigadores de la Universidad de Brigham Young (Estados Unidos) explicaron que escuchar este tipo de música fomenta la agresividad sexual en los chicos y hace que las chicas crean que solo valen si brindan satisfacción sexual a los demás. Cougar Hall, uno de los autores, dijo que “desafortunadamente nuestros hallazgos ofrecen un panorama tormentoso para los profesionales de la educación sexual”. Sus conclusiones fueron publicadas en la revista Sexuality and Culture.
 
Canciones que preocupan
 
Los autores comentaron que investigaciones previas encontraron que hay una relación muy clara entre la exposición de los adolescentes al contenido sexual de las canciones, la televisión e Internet y su actividad sexual. Y con los años esta influencia se fortaleció, ya que al analizar las canciones más escuchadas entre 1959 y 2009 Hall notó que las referencias sexuales crecieron muchísimo. A la par, los chicos de hoy en día escuchan un 45% más de música que antes debido a dispositivos como los iPods y otros reproductores MP3.
 
Esta fuerte exposición a música con contenido sexual hace que los adolescentes crean que sus pares tienen mucha más actividad sexual de la que realmente mantienen.
 
Hall aclaró que no todas las referencias sexuales son iguales, de manera que la más degradante tiene un efecto más nocivo en los jóvenes. En las chicas en particular, la música con contenido sexual puede hacerles creer que solo tienen valor como objetos sexuales, algo que fomenta una mala imagen de su cuerpo y que promueve desórdenes como la depresión, alteraciones alimenticias y abuso de sustancias.
 
“La música popular puede enseñar a los jóvenes a ser sexualmente agresivos y a tratar a las mujeres como objetos, mientras hace creer a las chicas que su valor en la sociedad consiste en proveer placer sexual. Es esencial que los profesionales de la salud sexual estén conscientes de estos temas y de su impacto en la conducta sexual de los adolescentes”, concluyeron los autores.
 
 


 

lunes, 27 de agosto de 2012

reflexiones serias: ¿MÁS TRABAJO Y MENOS FAMIILIA?

Especialmente triste el dato de los padres que hacen a penas una comida en casa...
 

Chuck Norris pone a los padres «en su sitio»

El actor plantea una reflexión sobre las consecuencias del exceso de dedicación al trabajo en la familia y en otros ámbitos de la vida personal.

Actualizado 26 agosto 2012
Religión en Libertad
5
 
"Chuck Norris pone a los padres en su sitio". Así, en tercera persona, firma el actor un artículo en World Net Daily. En tercera persona, como corresponde a los populares Chuck Norris Facts, sentencias humorísticas de gran éxito que reflejan la intersección entre su filosofía personal y el estereotipo de los personajes de acción que ha encarnado.

Ese "en su sitio" quiere decir ocupándose de los suyos el tiempo que los suyos necesiten. Habla de "los padres", pero el subtítulo añade: "Y a las madres, y a los solteros, y a cualquiera que esté tentado de ser un workaholic [trabajólico, adicto al trabajo]". Sobre todo, por el tiempo que se quita a la familia.

Norris es un líder social muy respetado entre los sectores de opinión más conservadores, y en particular promueve las causas de la familia, el matrimonio y la cultura de la vida. Apoyó a Micke Huckabee para la nominación republicana en 2008, y a Newt Gingrich en la de 2012. Y
explicó por qué su apoyo iba a Gingrich en vez de a Rick Santorum ("ambos buenos cristianos"): la mayor experiencia política del primero ante un previsible conflicto con Siria o Irán y ante la batalla de la Administración de Barack Obama contra las libertades ciudadanas.

Por tanto, su opinión en temas familiares, si además están vinculados a la felicidad y el bienestar personal, métodos que también difunde, es muy escuchada. Y sigue dedicando su tiempo a esa labor de crear opinión, aunque sea en plena campaña de lanzamiento de la última película en la que interviene: Los mercenarios 2, de estreno en España estos días.

Las estadísticas cantan

En su artículo, Norris lamenta que la adicción al trabajo se haya convertido en asunto de comedias de enredo en televisión, cuando "no es un asunto de risa": "El exceso convulsivo de trabajo se ha convertido en la nueva norma. El trabajo ya no es un lugar, sino un estado mental".

Una encuesta plurianual publicada en USA Today señalaba que desde 1987, la mayoría de los entrevistados declaraba sentirse más atareado que el año anterior, y las mujeres más que los hombres.

En esa encuesta, de entre las cosas que sacrificaban al trabajo el 30% incluía la familia. En 1987, el 50% hacía al menos una comida al día en casa. En 2008, el porcentaje había caído al 20%.

"¿Cuánto tiempo tardaremos en comprender que estar ocupado no es lo mismo que ser productivo?", se pregunta Norris. Y cita un estudio de las Fuerzas Armadas según el cual la pérdida de una hora de sueño en una noche produce la misma degradación cognitiva que un nivel de 0,1 g/l de alcohol en sangre.

Un cuestionario para la reflexión

Así que el actor propone una serie de cuestiones para reflexionar si uno tiene o no tiene un problema de adicción al trabajo:

- ¿Te motiva más trabajar que la familia u otra cosa?
- ¿Trabajas más de 40 horas a la semana?
- ¿Te parece bien trabajar muchas horas si lo que estás haciendo te gusta?
- ¿Temes perder tu empleo si no trabajas más de la cuenta?
- ¿Te irritan las personas que tienen otras prioridades aparte del trabajo?
- ¿Te irritan las personas que te piden que dejes de trabajar para hacer otra cosa?
- ¿Perjudican a tu familia tus largas horas de trabajo?
- ¿Te cuesta delegar?
- ¿Piensas en el trabajo cuando conduces, mientras estás en la cama o mientras otros hablan?
- ¿Trabajas mientras comes? ¿O en la cama?
¿O el fin de semana? ¿O en vacaciones?- ¿Crees que tener más dinero solucionará los demás problemas de tu vida?
- ¿Crees que el descanso inhibe tu productividad?
- ¿Supone para ti una tortura desconectarte del teléfono móvil o del ordenador o de internet?
- ¿Crees que para ti no hay riesgo de convertirte en un adicto al trabajo?

"Una vez escuché lo siguiente", dice Norris: "Si el demonio no puede hacerte daño, procurará que estés atareado".

Porque el resultado "es el mismo": "Deterioro personal, distanciamiento personal, dilapidación de la productividad e incluso degradación moral".

"Creo que podemos ser trabajadores sorprendentemente productivos, pero no creo que para ello debamos sacrificar la salud, la familia y la vida personal en el proceso", concluye Chuck Norris. Y remata con un testimonio personal: "Soy la prueba viviente de que un perro viejo puede aprender muchas lecciones en este área".
 
 
 

temas complejos: ADOLESCENTES Y DEPORTE DE ALTO RENDIMIENTO


En un artículo de la Vanguardia sobre adolescentes y deporte de alto rendimiento ponen al final una estupenda nota para los padres. También me parecen muy interesantes las tres condiciones que dan para que un chico pueda entregarse profesionalmente.

Los padres son padres, no entrenadores

El papel de la familia es fundamental para que la carrera de un adolescente deportista sea positiva y sana, independientemente de los títulos que gane. “Los padres son la pieza angular del trabajo con el joven”, afirma Gabriel Esparza, de la oficina de Alt Rendiment Català. Suponen su principal apoyo y protección, pero deben tener muy claro cuál es su papel. “Los padres han de hacer de padres, no de entrenadores”, advierte la psicóloga deportiva Manuela Rodríguez Marote. Esta especialista afirma que la mayoría de los casos en los que algún progenitor ha ejercido también de entrenador han acabado mal. “Cuando la relación es muy estrecha se enrarece y se mezclan sentimientos; una vez llegas a casa, ¿sigues siendo el entrenador o eres de nuevo el padre?”, se pregunta. La familia tampoco debería ejercer una presión excesiva sobre el deportista. A veces los progenitores esperan grandes hazañas de sus hijos, creen que serán campeones, cuando en realidad muy pocos atletas llegan al número uno. “No hay que proyectar las frustraciones sobre los hijos”, sigue Rodríguez Marote. Los psicólogos también trabajan con los padres de los deportistas



Campeones y adolescentes

El deporte profesional exige un gran sacrificio, ¿puede un quinceañero aguantar tal presión? | Un equipo multidisciplinar ha de elaborar un itinerario realista para el chico | Es el joven el que debe elegir dedicarse al deporte, no los padres

 
Campeones y adolescentes
La niña de oro. La gimnasta Gabrielle Douglas logró dos medallas en Londres AP / Julie Jacobson
Maite Gutiérrez
Maite Gutiérrez
Barcelona
La gimnasta estadounidense Gabrielle Douglas ejecuta cada uno de sus ejercicios con una precisión y serenidad de impacto. En los últimos Juegos Olímpicos se la veía salir a la pista concentrada, sin importarle que cientos de ojos, entre ellos los de los jueces, midieran todos sus movimientos. En diez segundos se jugaba diez años de entrenamiento. El resultado: dos medallas de oro en gimnasia artística. Con sólo 16 años ya se ha coronado como doble campeona olímpica. La lista de quinceañeros campeones, sobre todo chicas, en Londres 2012 es larga. A las habituales gimnastas -siempre muy jóvenes- se unen la nadadora lituana Ruta Meilutyte, de 15 años y oro en los 100 metros braza, o la también nadadora Ye Shiwen, de 16, por poner sólo algunos ejemplos. La mayoría de los adolescentes reparte sus preocupaciones entre el instituto, los amigos y los padres -y quizás alguna extraescolar-. Los que además se dedican al deporte de alto nivel añaden a su cesta horas de entrenamiento, exigencia, campeonatos, viajes... Parece que el rigor de la competición profesional no case con la juventud de algunos atletas.

El deporte de élite es madurez, responsabilidad, espíritu crítico, esfuerzo, constancia..., recuerda Josep Marí, psicólogo del Centre d'Alt Rendiment (CAR) de Sant Cugat del Vallès. "Y todas estas características no cuadran con la adolescencia", añade. Acostumbrado a tratar con niños y jóvenes de las más variopintas disciplinas deportivas, Marí señala que un chico de quince años "normal y corriente" no está preparado para tolerar la presión de la competición de élite por sí solo. "Necesita unas cualidades previas y sobre todo una preparación, un equipo de profesionales a su alrededor que lo forme en todos los sentidos, que lo entrene y lo ayude a madurar", dice Marí. Por tanto, "la edad no es lo más importante a la hora de competir, sino el trabajo y la evolución que sigue el chico".

El CAR de Sant Cugat, uno de los dos centros de alto rendimiento de España junto al de Madrid, acoge a 400 deportistas de entre 12 y 32 años. Su paso a la competición profesional depende de sus aptitudes, por supuesto, y de la disciplina a la que se dedican. "En gimnasia artística o rítmica se puede empezar a entrenar con cuatro o cinco años, y se alcanza el máximo rendimiento entre los 15 y los 17 años", explica Gabriel Esparza, responsable de la oficina de Alt Rendiment Català en el CAR. La vida profesional de un nadador se desarrolla entre los 15 y los 30 años, como la de los tenistas; la de los velocistas, entre los 22 y los 30; la de los corredores de fondo se prolonga más allá de los 30; y los tiradores alcanzan su plenitud entre los 30 y los 40 años. Pero la preparación física y técnica también ha de cuadrar con la mental. Además, los jóvenes atletas triunfadores han seguido entrenamientos muy duros desde niños. El taekwondista Joel González, que ha conseguido medalla de oro para la delegación española en Londres, logró su primer Campeonato del Mundo con apenas 18 años. Ahora que ya llega a los 22, sus victorias se han multiplicado: dos campeonatos del mundo, dos campeonatos de Europa y una medalla de oro en estos Juegos. Llegar a este nivel no ha sido algo fortuito: entrena en centros de alto rendimiento prácticamente desde que empezó la ESO.

Marí no tiene nada que objetar a que personas muy jóvenes se entrenen y compitan a nivel profesional siempre que se cumplan tres condiciones básicas. La primera, que sea el chico, y no los padres, el que elija dedicarse al deporte, y la disciplina que prefiere. "Nadie se compromete al 100% con lo que no escoge; y el deporte de élite requiere un grado muy alto de compromiso, si el chico no lo hace porque quiere, no funcionará", dice al respecto. La segunda condición: que las cargas de entrenamiento estén adaptadas al desarrollo evolutivo del joven. "Si tensamos la cuerda más de la cuenta, se romperá", sigue este psicólogo. Estas cargas de entrenamiento han de estar planificadas por un equipo multidisciplinar -entrenador, psicólogo, médico, fisioterapeuta, nutricionista, profesor, tutor...-. Y por último, es necesario programar el calendario del joven deportista para que le dé tiempo de entrenar y de estudiar, pero también de estar con su familia, con otros chicos de su edad... "Si no se queman etapas y se siguen estas reglas, un adolescente con aptitudes puede aguantar el rigor del entrenamiento y de la competición", señala. Pero si no es así, "se le puede hacer mucho daño", advierte.

Los atletas que llegan al CAR hacen una "apuesta vital" por el deporte, señala Esparza. "Formamos a deportistas que estudian, no a estudiantes que hacen deporte, nuestro objetivo es crear campeones", dice. Pero esto no significa que olviden las otras facetas de la persona. Cuando el deportista llega al centro, se le hace una entrevista en profundidad para establecer "un itinerario formativo", explica Esparza. Esto engloba el entrenamiento deportivo, los estudios y el desarrollo como individuo. "También se le hacen varias evaluaciones psicológicas para comprobar si aguanta la presión", añade.

Esto en cuanto a la preparación. Una vez se alcanza el nivel "óptimo", llega el momento de competir por títulos nacionales, de Europa, del mundo, por los Juegos Olímpicos... Ahí quizás los deportistas muy jóvenes presentan cierta ventaja. "Sienten menos presión que los más veteranos, porque no tienen tanto que perder; piensan más en hacerlo que en cómo hacerlo", opina Manuela Rodríguez Marote, psicóloga de la Federación Española de Triatlón y del CAR de Madrid. Los adolescentes, pues, pueden llegar a ser campeones si no se juega con ellos


domingo, 26 de agosto de 2012

mi archivo secreto: YO, ADOLESCENTE, PIENSO QUE LAS REDES SOCIALES...


Un buen resumen de lo que pasa por la mente de los adolescentes respecto a su vida "social mediática". "Es aburrido hablar con alguien que cada cinco minutos tiene que revisar su facebook..."


viernes, 24 de agosto de 2012

realidad en vivo: JUGAR CON FUEGO...MATA


Toda la maravilla de la adolescencia puede volverse en oscuridad profunda...


Tres adolescentes asesinaron a la religiosa porque así se lo había dicho el demonio. La apuñalaron pero, como no moría, la apedrearon.


La religiosa, que fue declarada mártir en 2008, se dedicaba desde hacía años a labores educativas y de ayuda a los necesitados en el pequeño pueblode Chiavenna, al norte de Italia. Sin embargo, la noche del 6 al 7 de julio del año 2000, tras chicas adolescentes le tendieron una trampa mortal.
Ambra, Vernónica y Milena, dos de ellas de 16 y 17 años, planearon el asesinato, según reconocieron después de ser detenidas. Las declaraciones conmocionaron a todo el país, más cuando confesaron que en un acto satánico se les había pedido asesinar a un religioso.

Una de las menores, fingiendo estar embarazada y al borde de la desesperación, pidió ayuda a la religiosa. Una vez atrída a la trampa en un lugar apartado, le asestaron a Mainetti 6 puñaladas cada una: un total de 18. Maria Laura Mainetti seguía viva, pero ignoraron sus súplicas, mientras pedía el perdón para sus asesinas, y la apedrearon hasta morir, sin más razón que la de llevar a cabo un acto satánico.

La religiosa tenía 61 años y pertenecía a la Congregación de las Hijas de la Cruz. En el momento en que la asesinaron era la superiora de su comunidad en el Instituto de María Inmaculada en Chiavenna.

Las perdonó


Las propias adolescentes reconocieron también que la religiosa pidió el perdón para ellas, lo que ha supuesto el principal motivo para calificar la muerte de Mainetti como martirio. El 23 de octubre de 2005 se abrió su proceso de beatificación.


 

jueves, 23 de agosto de 2012

los jueves con Edu y Marta: RELACIÓN PADRE - HIJO ADOLESCENTE

La relación padre - hijo II


a)     Un padre que se burla de su hijo o lo tacha de conformista por su modo de vestir según la moda, por su modo de actuar o por sus actitudes extravagantes, no siempre comprende que el muchacho sólo está haciendo intentos para individuarse tomando en préstamo pseudo-identidades, con la esperanza de encontrar tarde o temprano la suya. Un padre que no sabe afrontar bien y da excesiva importancia a estos episodios acaba por fijarse en un punto de la educación, perdiendo de vista todos los demás. Además, el padre que afronta indebidamente la importancia de la ropa o corte de pelo, etc., anima indirectamente al hijo a focalizar sus propias preocupaciones exactamente sobre esas puntos que se desea combatir; hasta el punto de que el muchacho o la chica, gastando tantas energías en esto, olvidará su cometido real: descubrir su propia identidad y su propio puesto en la sociedad.

 

b)     El sexo es uno de los temas que más dificultad presenta a los padres en cuanto a la educación de sus hijos. Una de las causas es que las diferencias entre las generaciones son bastante grandes. De hecho, es un tema en el que los padres a menudo pueden y deben aprender mucho de sus hijos. La peor situación que puede darse entre padres e hijos en materia sexual es la falta de diálogo, provocada por la ausencia de comunicación y de confianza. Los temas acerca de la sexualidad (evitando despertar curiosidades innecesarias) deben ser afrontados en familia; y los padres deben estar atentos a las reacciones de los hijos en este aspecto.

      Algunos puntos prácticos para saber afrontar el tema de la sexualidad con los hijos: el diálogo con otros padres de familia; informarse con sacerdotes expertos en adolescencia y, si es necesario, con profesionales de probada doctrina y rectitud moral; documentarse bibliográficamente; estar atentos a las canciones y bailes de los jóvenes y a las conversaciones de los hijos sobre el tema; crear un ambiente propicio dentro de la familia para hablar; saber dar respuestas para que no las encuentren en otros lugares; saber tratar el tema con el respeto que merece, pero con desenvoltura; expresar a los hijos de forma más o menos espontánea y con mucha naturalidad (aprovechando cosas que se ven o se oyen en familia) las propias convicciones, pero sobre todo con la coherencia y el propio testimonio.



 

investigaciones: MÁS Y MÁS HORAS CON NUESTROS ADOLESCENTES


 Nada nuevo, pero muy importante leer y leer esto hasta que nos entre y nos haga cambiar hábitos de vida que nada ayudan a la felicidad de nuestros hijos y a la propia nuestra. O estamos más con ellos o los perdemos...

 

Adolescentes que pasan más tiempo con sus padres tienen más autoestima


Informe desmitifica idea de que la calidad del tiempo con los hijos es más importante que la cantidad. R Estudio siguió a 200 familias por siete años: más tiempo fue igual a más habilidades sociales.
Paulina Sepúlveda G.
 

El cambio del niño juguetón al adolescente que responde con monosílabos no es fácil para los padres. Muchos no saben cómo adaptarse y optan por dejarlos vivir en su mundo para no generar roces y discusiones. Pero este distanciamiento es un error.

Un estudio de la U. Estatal de Pennsylvania reveló que mientras más tiempo pasen los padres con sus hijos, estos tendrán mejor desarrollo social en el colegio y mayor autoestima en la adolescencia. ¿Cuánto tiempo? Un promedio de ocho horas semanales con su madre y siete horas con su padre.

La investigación desmitifica una idea asentada desde los 90 que indicaba que la calidad del tiempo era más importante que la cantidad. Este estudio indica que el tiempo que se comparte a diario con los hijos en esta edad también impacta en su desarrollo. “Disponer tiempo con los hijos puede ser una tarea compleja para muchos padres por el trabajo. Sin embargo, todo cuenta”, dice a La Tercera Susan MacHale, sicóloga de la U. Estatal de Pennsylvania y autora de la investigación.

Eso incluye, dice MacHale, actividades como ver televisión, leer una revista, ir al cine, cocinar, cenar juntos o ir a fiestas familiares. Incluso ir a despedirse antes de dormir. Es que los hijos en esta edad ven en todo contacto interés por ellos. “La presencia y cercanía con los hijos les muestra su interés su vida, lo que repercute en su autoestima, ya que se sienten validados por el otro”, sostiene el doctor en Psicología de la UDP, Rodrigo de la Fabián. Y si ese otro son los padres, su salud mental es más fuerte.

Ser los referentes

En el estudio se analizó por siete años a 200 familias con hijos preadolescentes, para ver los cambios que los padres vivieron en su rutina con ellos desde los ocho años y cómo se adaptaron a estos. La autoestima la midieron a través de la descripción de los sentimientos acerca de sí mismos y cómo se llevaban socialmente con otras personas de su edad. Los autores descubrieron que cuando los padres pasaban más tiempo en familia con sus hijos adolescentes o a solas con ellos, estos reportaban mayor satisfacción con ellos mismos.

MacHale explica que el tiempo que se destina a los adolescentes es importante, porque “en esta edad se sienten más atraídos por las relaciones comunicativas y sociales”, por lo que buscan esas instancias. Si los padres las entregan se transforman en referentes.

Más de una hora al día

Según el estudio, los adolescentes interactuaban más con sus madres unas ocho horas a la semana compartiendo trabajos domésticos o cenando con ellas. Los padres, en cambio, pasaban más tiempo viendo TV con ellos, comentando o leyendo revistas.

La experta dice que los momentos del día que los adolescentes pasan con sus madres son más cotidianos, y por eso pueden ser menos relevantes para ellos que los que pasan con sus padres. A ellos los ven más variables en su tendencia a estar involucrados. Por eso, los miden con otra vara. Y les exigen más. “Mientras los adolescentes se vuelven más independientes, es más relevante para ellos la oportunidad de mantener una relación cercana con sus padres”, señala McHale.

El experto de la UDP agrega que los padres de hoy tienen menos brecha generacional con sus hijos, lo que permite abrir más espacios de diálogo, consensuar normas y poner límites. “Los adolescentes son hipersensibles y si el otro los valida en esas pequeñas cosas, desde comer juntos a conversar, se relajan y están más dispuestos a transar”, dice.

Otro consejo: potenciar las actividades entre padres del mismo género. Los hijos las valoran. “Padres e hijos del mismo sexo pueden tener más en común en cuanto a las formas en que les gusta pasar el tiempo”, dice.

Beneficios de cenar en familia


Otros estudios han destacado la importancia de pasar tiempo en familia durante esa etapa. Una investigación de la U. de Minnesota, por ejemplo, mostró que aquellos jóvenes que cenan más veces en familia no sólo tienen mejor autoestima que aquellos que lo hacen con menos frecuencia, sino que menor propensión a consumo de drogas, trastornos depresivos o desórdenes alimenticios.
Otra investigación del Centro Nacional de Adicciones y Abuso de Sustancias de la U. de Columbia mostró que las familias que cenan juntas al menos cinco veces a la semana reducen el riesgo de que sus chicos fumen, beban y se droguen. Según el estudio, el 70% de los que comían con sus padres y hablaban con ellos en esa instancia tenían menor riesgo de caer en abusos.
 

 

miércoles, 22 de agosto de 2012

temas complejos: OBSESIONES EN LA ADOLESCENCIA

   Si ves que tienes estos síntomas no tengas miedo de pedir ayuda. Como toda enfermedad, cuantos antes se afronte mejor.  No dejes que las obsesiones se apoderen de tu mente, de tu tiempo, de tu paz..

decrease font size



En México, de 2.5 a 3% de los adolescentes presentan el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC); una psicopatología que aparece en la adolescencia tardía y la juventud.
Esta psicopatología aparece en la adolescencia tardía y juventud, y a diferencia de otros trastornos de ansiedad que suceden con mayor frecuencia en mujeres (2 por cada hombre), ésta ocurre en ambos sexos en la misma proporción, señaló Laura Hernández, académica de la FP de la UNAM.
El paciente diagnosticado con TOC manifiesta obsesiones y/o compulsiones; las primeras son pensamientos intrusivos y perturbadores que, en un momento dado, causarán angustia al individuo. Por ejemplo, puede imaginar a la madre muerta o tener alucinaciones auditivas, explicó.
Las segundas son conductas asociadas con la idea de evitar un suceso terrible; entonces, los enfermos realizan una serie de rituales con la creencia de que así impedirán hechos indeseables para ellos o sus seres amados.
Generan ansiedad y, por lo general, quienes las padecen tratan de evitarlas; no obstante, en la medida que lo hacen ocurren con mayor fuerza y, en consecuencia, no se pueden eliminar, subrayó la profesora de la FP.

Origen

Hay autores que atribuyen este mal a la genética, suponen que es heredado, pero las teorías más avanzadas señalan vulnerabilidades genéticas generalizadas que se detonan sólo si se dan ciertas interacciones con el medio ambiente.
En el TOC ocurren temores muy elaborados que afectan de manera considerable la vida de las personas; “de hecho, es precisamente en este momento en el que se diagnostican, porque interfieren con el funcionamiento cotidiano del individuo”, alertó la psicóloga.
Asimismo, existen compulsiones que obligan al individuo a regresar a su casa varias veces para revisar que las luces o los aparatos eléctricos estén apagados, y que las llaves del gas estén cerradas; también, presenta pensamientos más complicados que le impiden salir de nuevo, pues “sienten” que hacerlo no le favorecerá, ejemplificó.

Tratamiento

“En este tipo de afecciones la familia no ayuda mucho; por lo regular, lo que hace es funcionar con las compulsiones para no verse obligada a enfrentar un conflicto con el paciente”, indicó Hernández.
Para tratar el TOC existen fármacos, pero al retirarlos se llegan a observar recaídas, porque no se tiene la capacidad de mantener el cambio por un largo periodo de tiempo.
Lo más efectivo es suministrar medicamentos, junto con la terapia cognitivo conductual, con la que el afectado aprende a entender esta forma de pensar. Aquí, el paciente lleva a cabo experimentos conductuales, donde se expone a la obsesión en situaciones controladas para comprobar que realmente no hay peligro alguno. “Si logra disminuir las obsesiones y las compulsiones puede volver a ser funcional en todos los ámbitos de su vida”, concluyó.

Elizabeth Martínez

martes, 21 de agosto de 2012

investigaciones: CONDUCTA SEXUAL DE LOS ADOLESCENTES ESPAÑOLES

La verdad, no están muy claras estas estadísticas pues no parten del porcentaje de adolescentes que sí tienen relaciones. Con estos datos vienen a decir que casi el 100% de los adolescentes españoles tienen relaciones prematrimoniales. Muy por debajo quedan los que fuman o beben... No me lo creo. Así se maneja la opinión pública y así confunden a muchos adolescentes.
  

Un 12% de los adolescentes españoles usa la marcha atrás como método anticonceptivo

El HuffPost / Agencias | Publicado: Actualizado: 20/08/2012 15:31
Condon

Un 11,7% de los estudiantes españoles menores de edad practican la marcha atrás o coito interrumpido como método para evitar embarazos, una fórmula que no protege frente a enfermedades de transmisión sexual ni garantiza que no se fecunde el óvulo. Son datos de un estudio realizado por la Universidad de Sevilla, financiado por el Ministerio de Sanidad, elaborado con encuestas a 11,230 adolescentes.
El método más popular es el preservativo, usado por un 74% de los encuestados, sobre todo en centros públicos, y el segundo, muy de lejos, la píldora (13,2%), que se usa más en colegios privados. En cuanto a la edad y el sexo, también hay diferencias, pero casi inapreciables: los adolescentes españoles se inician en el sexo es a los 14 años: los estudiantes de centros privados a los 14,84 años y los de los públicos, a los 14,90. Y chicos y chicas, por igual, a la misma edad: 14,80 años para los varones y 14,96 para las féminas, según el informe Las conductas relacionadas con la salud y el desarrollo de los adolescentes españoles 2010.
En 2004, un informe del Colegio de Médicos de Valencia indicaba que, entre la población general, un 24% de los españoles no utilizaba ningún método y solo el 30,9% usaba preservativo. Sin embargo, la costumbre de realizar la marcha atrás casi se ha duplicado desde entonces, cuando un 6,4% de los menores encuestados la practicaba.

TABACO Y ALCOHOL: LA PRIMERA VEZ

El estudio de la Universidad de Sevilla aporta datos sobre la edad a las que los escolares consumen por primera vez diferentes sustancias como tabaco, alcohol y otras drogas. El 34% de estos adolescentes asegura que ha fumado alguna vez y que su primer pitillo fue a los 13 años, la misma edad a la que probaron el alcohol.
El 59,1% de los chavales ha probado bebidas alcohólicas al menos una vez, y de estos, los que van a colegios privados superan a los de los institutos públicos, con un 60,6% frente a un 58,2%.
Un 95% no ha probado nunca las drogas de diseño ni la cocaína, y el 97,6% no ha consumido tampoco opiáceos (heroína o metadona).
Otro de los aspectos que este estudio aborda es el de la violencia y las lesiones, en el que un 68,8% de los jóvenes indica que en el último año no ha tenido ninguna pelea, un 17% declara que sí lo ha hecho y un 5,9% confiesa que lo ha hecho en más de cuatro ocasiones. También por centros hay diferencias: en los públicos, el 68,1% no se había peleado frente al 64,6% de los privados.


lunes, 20 de agosto de 2012

sobredosis semanal: SABER ELEGIR A PESAR DE TODO





 
 
"Los que estuvimos en campos de concentración recordamos a los hombres que iban de barracón en barracón consolando a los demás, dándoles el último trozo de pan que les quedaba. Puede que fueran pocos en número, pero ofrecían pruebas suficientes de que al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa, la última de las libertades humanas : LA ELECCIÓN DE LA ACTITUD PERSONAL ANTE UN CONJUNTO DE CIRCUNSTANCIAS, PARA DECIDIR SU PROPIO CAMINO ".

( Fragmento extraído de: "El hombre en busca de sentido", de Victor Frankl )

sábado, 18 de agosto de 2012

piezas del gran puzzle: LO QUE IMPORTA ES EL CORAZÓN





Cuenta una antigua fábula india que había un ratón que estaba siempre angustiado, porque tenía miedo al gato.
Un mago se compadeció de él y lo convirtió… en un gato. Pero entonces empezó a sentir miedo del perro. De modo que el mago lo convirtió en perro.
Luego empezó a sentir miedo de la pantera, y el mago lo convirtió en pantera. Con lo cual comenzó a temer al cazador.
Llegado a este punto, el mago se dio por vencido y volvió a convertirlo en ratón, diciéndole: “Nada de lo que haga por ti va a servirte de ayuda, porque siempre tendrás el corazón de un ratón”. 
 
Es tu corazón, no la circunstancias o las dificultades, lo que importa.
 
 


 

miércoles, 15 de agosto de 2012

mi rincón secreto: ADOLESCENTES QUE SE CREEN GORDOS ACABAN SIÉNDOLO

Investigación interesante. Recomiendo que la lean los adolescentes preocupados por su peso. Una vez más se demuestra que el obsesionarse por algo nunca ayuda.




PODRÍA DEBERSE AL ESTRÉS PSICOSOCIAL

Los adolescentes que piensan que son gordos (y no lo son) acaban siéndolo

Los adolescentes que piensan que son gordos (y no lo son) acaban siéndolo
La obesidad puede prevenirse cambiando la visión del "cuerpo ideal". (Corbis)


Aunque los cuerpos delgados siguen protagonizando la mayoría de los anuncios, y la delgadez es vista como la estética corporal ideal, cada vez hay más gente obesa. Algo que, según una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, podría tener más que ver con la psicología de lo que parece. Tras analizar la evolución de más de un millar de jóvenes desde 1995 hasta la actualidad, los científicos noruegos han llegado a la conclusión de que aquellos adolescentes que tienen un peso normal, pero perciben que están gordos son más proclives a sufrir sobrepeso u obesidad, de adultos. Aunque la relación entre la percepción de la obesidad y su incidencia real ha sido ampliamente tratada, este es el primer estudio que analiza la relación entre el peso percibido y el real a través de un seguimiento preciso de la evolución de los adolescentes.


La búsqueda perpetua del cuerpo ideal

Probablemente hay muchas razones diferentes, y complejas, que podrían explicar por qué un adolescente que piensa que está gordo, aunque no lo esté, acaba teniendo sobrepeso de adulto. Una de ellas es el estrés psicosocial que, según los investigadores, podría estar relacionado sobre todo con el aumento de la grasa abdominal. “Los jóvenes que se ven a sí mismos gordos”, explica Koenraad Cuypers, uno de los autores del estudio, “normalmente cambian sus hábitos alimenticios saltándose comidas. Renunciar al desayuno, por ejemplo, es una práctica habitual que, según muchas investigaciones, conduce a la obesidad”.

La presión que sentimos por pensar que estamos gordos conduce a hábitos poco saludablesTampoco es saludable seguir una dieta que no puede mantenerse en el tiempo. Se trata de un comportamiento muy habitual entre los jóvenes que se ven presionados por el entorno para adelgazar, y que acaba siendo contraproducente, ya que el cuerpo se esfuerza por mantener el peso que tenía antes de empezar la dieta y en cuanto se renuncia a ella se acaban ganando kilos.

Los investigadores, además, aseguran que el estrés psicosocial, la presión que sentimos por estar gordos, es tan poderoso respecto al aumento de peso, que ni siquiera se ve compensado por la práctica de ejercicio.

Un problema que afecta más a las mujeres

Entre 1995 y 1997 la universidad noruega encuestó y midió a 1196 adolescentes con un peso normal, a los que volvió a analizar pasada una década, cuando estos ya tenían entre 24 y 30 años. La mitad de ellos seguían conservando un peso saludable, pero la otra mitad habían desarrollado obesidad o sobrepeso.

Los investigadores observaron que el 59% de las chicas que se veían gordas de adolescentes acabaron teniendo sobrepeso, según el Índice de Masa Corporal, en contraste con el 31% de las chicas que no se consideraban gordas y acabaron, de todas formas, teniendo sobrepeso. El porcentaje es muy distinto cuando se trata de los chicos, principalmente porque ya en la primera encuesta, siendo adolescentes, sólo un 9% se veía gordo, un porcentaje mucho menor al de chicas, que era del 22%.

Los medios de comunicación inciden más en el peso de las chicas que en el de los chicosUna explicación para esta diferencia de género, tal como explica el estudio, podría residir en que los medios de comunicación inciden más en el peso de las chicas que en el de los chicos. “Las niñas, por lo tanto, experimentan más estrés psicosocial para conseguir el cuerpo ideal”, explica Cuypers. Según el científico la sociedad debería dejar de centrarse en la importancia de tener más o menos peso, para poner el énfasis en promover hábitos alimenticios saludables, “como comer de forma variada”. En su opinión, también sería positivo promover buenos hábitos de sueño, así como animar a los adolescentes a tener una vida menos sedentaria, promoviendo, por ejemplo, que vayan andando al instituto.

Según Cuypers, “la visión del sobrepeso debe cambiar para que los jóvenes tengan una idea más realista de lo que es normal. En la escuela se debe hablar de cómo son los cuerpos normales e insistir en que son bellos tal como son”.


martes, 14 de agosto de 2012

temas complejos: ANTIPSICÓTICOS PARA ADOLESCENTES...

Crece la receta "dudosa" de antipsicóticos a niños y adolescentes. Un camino rápido y fácil para "solucionar"  problemas, que a la larga puede perjudicar mucho...





09 de agosto de 2012. Terra. es



En Estados Unidos actualmente se prescriben antipsicóticos en una de cada tres consultas psiquiátricas de niños y adolescentes, comparado con una de cada 11 en la década de 1990.
Los autores de un nuevo estudio atribuyen gran parte de ese aumento a que los médicos indican los fármacos para tratar conductas disruptivas, como el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos no aprobó ninguna terapia para esos desórdenes en la población pediátrica.
"Están aprobados para tratar la esquizofrenia, el trastorno bipolar y la irritabilidad con el autismo, pero no para el TDAH", aclaró el doctor Mark Olfson, autor principal del estudio y profesor de psiquiatría clínica de la Columbia University, en Nueva York.
El equipo de Olfson, que publica los resultados en Archives of General Psychiatry, halló que el 90 por ciento de los antipsicóticos recetados a niños y adolescentes entre el 2005 y el 2009 eran para un uso no aprobado.
En el 2011, un estudio de la University of Massachusetts reveló que los niños que tomaban antipsicóticos eran cuatro veces más propensos a desarrollar diabetes que los que no los usaban.
En septiembre, un panel asesor de la FDA cuestionó el uso de esos fármacos e instó a la agencia a monitorear el aumento de peso y la aparición de enfermedades metabólicas en esos pacientes.
"Para algunos de esos niños, su uso podría aumentarles el riesgo futuro de desarrollar trastornos metabólicos", dijo Olfson.
Con su equipo, el experto analizó información de casi medio millón de consultas médicas en Estados Unidos entre 1993 y el 2009. La indicación de tomar antipsicóticos creció en todos los grupos etarios, incluidos los adultos. En los niños y los adolescentes, esa tendencia fue aún más acentuada.
La cantidad de pacientes pediátricos tratados con antipsicóticos aumentó de 0,24 de cada 100 entre 1993 y 1998 a 1,83 de cada 100 entre el 2005 y el 2009. En los adolescentes, el aumento fue de 0,78 de cada 100 en los años 90 a 3,76 en la década siguiente.
"No hay duda de que se están usando más que antes en niños y adolescentes", indicó Olfson.
Pero estos resultados son sólo de la población que concurre a los consultorios de los médicos, no a las clínicas, los centros comunitarios de salud y otras instituciones médicas.
El equipo no pudo determinar la duración del tratamiento ni si las cifras incluían consultas reiteradas de los mismos pacientes. Aun así, Olfson espera que los padres pregunten más sobre los efectos del uso de los antipsicóticos y si existen tratamientos alternativos.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...