martes, 17 de julio de 2012

temas complejos: ADOLESCENTES QUE ROBAN

Andres Méndez Moya
Euroresidentes.com


 que-hacer-cuando-un-hijo-roba1.jpg
Cuando un adolescente roba, los padres se preocupan preguntándose cuáles son las causas por las que su hijo roba y llegan a la pregunta: ¿Es mi hijo un delincuente?
¿Es mi hijo un delincuente?
 
Alrededor de los 5 años de edad, los niños adquieren el concepto de propiedad y comienzan a entender el significado de robar y todo lo que ello conlleva. Esto significa que en la adolescencia ya está más que formado para el joven el sentido y función que tiene robar y aunque hayan aprendido que robar es malo, los adolescentes que roban lo hacen por varias razones.
 
Razones por las que un adolescente roba
 
En una encuesta realizada por Retailer News Online, un adolescente afirmaba:
" Podría gastar mi dinero en eso, pero prefiero conseguirlo gratis, así ya tengo dinero para gastarlo en cosas que mis padres no saben que estoy comprando: drogas, cigarros, condones, piercings, tatuajes, etc ".
Pero hay muchas más razones por las que un adolescente roba:
  • Manera de demostrar independencia a sus padres demostrando que pueden salir victoriosos corriendo riesgos y asumiendo las consecuencias.
  • Muestra de inteligencia y astucia hacia sus padres. "Mirad qué machote soy".
  • Demostración de valentía ante el grupo de iguales y con ello mayor popularidad
  • Búsqueda de cariño y aceptación
  • Sustituir la falta de cariño emocional por cariño material.
  • Experimentar conductas de riesgo
  • Señal de problemas emocionales y de conducta
Es bien sabido que la adolescencia es una etapa de experimentación donde no es inusual que los adolescentes en ocasiones se comporten de manera conflictiva. El problema viene cuando las conductas disruptivas se ven cronificadas en el tiempo, esto es, no desaparecen.
 
¿Cómo actuar?
 
Si descubres que tu hijo ha robado, dentro o fuera de casa, sigue estas recomendaciones:
  • Siéntate y habla con él tranquilamente del tema
  • No juzgues ni insultes llamándolo ladrón o delincuente
  • Cuestiónale el sentido que tiene robar explicándole que con ello perjudica a otras personas
  • Reitérale la importancia que tiene la confianza en una familia y que robando se ve mermada
  • Evita sermonear o pronosticar malas conductas futuras
  • Otórgale cariño y confianza como para que se sienta a gusto con el tema y se sincere
  • Hazlo sentir una parte activa e importante de la familia
  • Interésate por sus actividades
  • Evita mencionar de nuevo el incidente y mantén con él la confidencialidad del asunto, así confiará más en ti
Si la conducta de robar no remite después de todo, es recomendable sopesar la idea de acudir a un psicólogo.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...