martes, 19 de junio de 2012

investigaciones: ATRACONES DE COMIDA

Como en todo, hay que saber leer qué hay detrás de estas conductas

Un estudio indica que el 6,94% de los adolescentes se da un atracón de comida

19-06-2012 / 13:20 h EFE. ABC.es
Un 6,94 por ciento de los adolescentes españoles entre 12 y 18 años reconoce que se ha dado un atracón de comida y, de ese porcentaje, se estima que entre un 1 y un 2 por ciento puede lindar lo patológico en el ámbito de los trastornos de la conducta alimentaria, a falta de un posterior juicio clínico.
Esta es una de las conclusiones de un estudio elaborado por Eduardo Fonseca-Pedrero, profesor del Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de La Rioja (UR), y los profesores de la Universidad de Oviedo Susana Sierra-Baigire, Serafín Lemos y Mercedes Pairo.
Fonseca-Pedrero, en declaraciones a Efe en Logroño, ha añadido que los atracones son patrones desadaptativos de la conducta alimentaria, que se caracterizan, sobre todo, por la sobreingesta "irreflenable" de una gran cantidad de comida en poco tiempo y con una sensación de pérdida de control, sin que luego se intente vomitar.
Este estudio, titulado "Explorando la relación entre las estrategias de afrontamiento y el atracón en adolescentes no clínicos", tenía como fin conocer la tasa de atracones entre los adolescentes y comprender qué formas de afrontar distintas situaciones usaban aquellos que tenían episodios de sobreingesta.
El psicólogo Fonseca-Pedrero (Oviedo, 1981) ha explicado que la investigación consistió en que 1.913 adolescentes de entre 12 y 18 años respondieron a un test y 131 de ellos, el 6,94 por ciento de la muestra, reconocieron que se habían dado un atracón de comida en los seis meses previos al estudio.
Otra de las conclusiones del estudio, ha indicado, es que este tipo de atracones entre los adolescentes españoles pueden asociarse a la forma de afrontar los problemas mediante estrategias de "evitación" o de "huida" y no centradas en afrontar de forma directa una determinada situación.
Ha precisado que estos casos de sobreingesta alimentaria se encuentran entre la población general y puede considerarse como uno de los síntomas, entre otros, de los trastornos de la conducta alimentaria cuando interfieren en el funcionamiento habitual académico o laboral de la persona.
Se ha referido a que las personas que tienen atracones de forma habitual, por ejemplo, una o dos veces por semana, tienen una mayor probabilidad de desarrollar en el futuro un trastorno de la conducta alimentaria, de presentar sobrepeso u obesidad e, incluso, de padecer problemas de salud, tanto mental como física.
El estudio, desde el punto de vista estadístico, no ha evidenciado diferencias "significativas" entre chicos y chicas en el porcentaje de atracones.
Ha aludido a que algunos de los adolescentes que reconocieron que de vez en cuando se dan un "atracón" afrontan las demandas del entorno mediante estrategias más del tipo de autoinculparse, criticarse, no hacer nada, sentirse enfermos, llorar o gritar, que son "comportamientos no orientados al problema per se", ha dicho.
A ello ha añadido que también emplean menos estrategias del tipo abordar el problema de forma eficaz, buscar apoyos sociales, implicarse y trabajar en la búsqueda de una solución o preocuparse por la felicidad futura.
Los autores de esta investigación creen que es importante la prevención a través de la potenciación y el desarrollo de formas eficaces de afrontar los problemas por parte de los adolescentes.
Ello contribuiría a evitar patrones de conducta alimentaria disfuncional que puedan, a la larga, contribuir al desarrollo de patologías alimentarias, como por ejemplo, la anorexia y bulimia nerviosas, ha subrayado Fonseca-Pedrero.
Para él, la prevención de este tipo de hábitos precisa la coordinación de diferentes agentes, como la familia, los educadores, los médicos, los psicólogos y los gobernantes, entre otros.
A ello ha añadido la conveniencia de implantar en los centros educativos programas de prevención que contribuyan a frenar este tipo de comportamientos, por lo que habría que incidir en mejorar y potenciar la autoestima, la imagen corporal, la gestión de las emociones, la ingesta de alimentos sanos y actividades deportivas.
También se ha referido al fomento de una perspectiva crítica hacia los modelos de estética promocionados en la actual sociedad de consumo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...