sábado, 5 de mayo de 2012

piezas del gran puzzle: LAS ESPINAS DE LA CERCANÍA



                         


La fábula del erizo



Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.

Los erizos dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos. De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí.  Pero... ¡Ay! las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, a los que justo ofrecían más calor. Así que empezaron a alejarse unos de otros y... Comenzaron a morir congelados, comenzando por los más pequeños y los más viejos...
De nuevo tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos.  Aprendieron, poco a poco, a convivir con las pequeñas heridas que las espinas hermanas les ocasionaban... Pero, ¡ya no importaba! Porque sabían que lo más necesario era el calor que los otros les daban...

A ver cúando nos damos cuenta que necesitamos las heridas de la cercanía, de la intimidad, del amor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...