sábado, 31 de marzo de 2012

videoforum: ADOLESCENCIA Y AMISTAD VERDADERA


Jonathan y Charlotte: el valor de la amistad
por Mine Carrillo

La primera semana del programa inglés Britain´s got talent nos presenta a Jonathan y Charlotte. Son dos jóvenes de apariencia poco atractiva, pero con voces magistralmente prometedoras que logran conmover al público y a los críticos jueces.
Jonathan se describe a sí mismo como una persona insegura y con baja autoestima debido a su obesidad. Llama la atención la explicación que él da sobre los comentarios negativos que recibe los cuales parecen quitarle un pedazo de él mismo. Su amiga, Charlotte, defiende la postura de no juzgar a las personas sin conocerlas pues las apariencias engañan. Deja entrever que le tiene cariño por ser quien es y nada más.

Así se presentan los dos en el escenario. Jonathan aparece nervioso y se equivoca al empezar. Pero basta una mirada de Charlotte para que recupere la confianza y, juntos, sorprenden al auditorio con una excelente interpretación musical.

Uno de los jueces les recomienda separarse ya que la voz de Charlotte puede interferir con el futuro musical de Jonathan. Y, una vez más, sobresale el valor de la amistad verdadera al escuchar la respuesta del joven: “Llegamos aquí como dúo y seguiremos así!” ¿Porqué una respuesta así provoca un fuerte aplauso en el público? ¿No será porque, en el fondo, todos valoramos la lealtad de un amigo verdadero que permanece a nuestro lado?

Los adolescentes necesitan tener amigos y saben distinguir cuándo realmente han encontrado uno. Es eso lo que nos demuestran Charlotte y Jonathan al defender su amistad y poner en riesgo la promesa de una carrera musical. Para ellos, su amistad es la fuerza que los impulsa a seguir adelante.



viernes, 30 de marzo de 2012

mi archivo secreto: BULLYING, HOMOFOBIA, CONCIENCIA, CARIDAD


Se multiplican por todo el mundo campañas de este tipo. Los lobbies están trabajando duro. Me preguntaba ahora si el "lobbie" cristiano está haciendo algo serio en las aulas,  en las calles, con campañas, con programas, proyectos... para promover LA CONCIENCIA y la CARIDAD, para acompañar a unos y a otros, a las supuestas víctimas del supuesto bullying y a los supuestos agresores... Porque está claro que acciones como éstas no llevan a ninguna parte, son para bien de nadie, o al menos, son totalmente insuficientes para todos los implicados.


Brasil: Campaña incentiva a adolescentes a denunciar bullying homofóbico            
por Adital
Jueves, 29 de Marzo de 2012 10:36
 
Brasil: Campaña incentiva a adolescentes a denunciar bullying homofóbico
     
"Si eres un estudiante LGBT y fuiste víctima de bullying [acoso escolar] homofóbico o cualquier otro tipo de agresión física o simbólica en la escuela, denúncialo". Esta es la recomendación dada por la Asociación Brasileña de lesbianas, gays, bisexuales, travestis y transexuales (ABGLT) en la campaña contra la homofobia en las escuelas. Lanzada la semana pasada, la iniciativa pretende animar a las víctimas a denunciar.
Chistes que provocan malestar, maltrato físico y psicológico y amenazas entre los estudiantes en las escuelas son sólo algunas situaciones que podrían perturbar el desarrollo físico y emocional de los niños y adolescentes, así como perjudicarlos en su rendimiento escolar. Entre las víctimas, están lesbianas, gays, bisexuales y travestis... " (los LGBT).



jueves, 29 de marzo de 2012

los jueves con Edu y Marta: LO PSICOLÓGICO-AFECTIVO EN LA ADOLESCENCIA


1. Aspectos generales
2. Cambios en las pautas de la conducta acostumbrada
3. Rebeldías y escapismos
4. Afectividad y definición sexual
5. La transición a la madurez



1.      Aspectos generales

Guste o no, un niño no puede permanecer para siempre en la etapa infantil. Cuando el desarrollo físico llega a determinado punto, se espera que el niño madure psicológicamente y abandone la conducta infantil. Elaborar el cambio desde la infancia a la adultez es una tarea demasiado vasta para un lapso breve de tiempo. Por consiguiente, el niño debe contar con tiempo para realizar el cambio. Esa es la función de la adolescencia. Estos cambios de comportamiento son importantes y acompañan las rápidas alteraciones físicas propias de la adolescencia. A medida que el desarrollo corporal va siendo más pausado, en la adolescencia propiamente dicha, las modificaciones de la conducta también se hacen más lentas.

            Los muchachos se encuentra con más problemas nuevos y con menos tiempo para resolverlos que en ningún otro período anterior de sus vida. Se dan cuenta de que en razón de su apariencia adulta se espera que actúen como tal, pero no saben cómo hacerlo; deben aprender a valerse por sí mismos y a enfrentarse al mundo sin que sus padres y educadores hagan de armadura o parachoques, como lo hacían cuando eran unos niños. Pero no olvidemos que a la vez necesitan y buscan, aunque no siempre explícitamente, el consejo y la guía firme de sus formadores.

            Para los muchachos todos estos cambios no son superficiales. Los cambios iniciales les preocupan y a veces les asustan. Necesitan que se les explique qué les está sucediendo. Muchas veces se sienten culpables por los cambios que experimentan, por falta de una información básica. ¡Cuántos cambios normales en la adolescencia se hacen un problema por falta de conocimiento previo! Cambios físicos que pueden generar problemas psicológicos. Cambios psicológicos que pueden enrarecer el mismo crecimiento fisiológico y, por supuesto, la madurez humana y espiritual del adolescente.

No nos cansamos de repetirlo: es necesario dar una información y formación adecuadas: se trata de prevenir no de adelantar experiencias o acontecimientos. Si el formador no se siente aún capacitado, pida el consejo de expertos. Y más en esta época en que los muchachos tienen fácil acceso a una información desvirtuada en campos como el de la sexualidad o la “rebeldía juvenil”. Conocen cantidad de términos, oyen hablar de “técnicas”, ven “diversos modos” de relaciones afectivas, perciben “actitudes de rebeldía” atrayentes, pero poca gente les explica con serenidad y tino el sentido, el modo de “almacenar y descodificar” esta información, la verdad o falsedad de ciertas relaciones o actitudes. Esta información desvirtuada adelanta cambios, los hace más bruscos, los “problematiza”.






miércoles, 28 de marzo de 2012

mi archivo secreto: TE DIRÉ EN UNA FRASE LO QUE ES EL AMOR


           

Un municipio del norte de España lanzó por tercer año consecutivo un concurso por  San Valentín, sólo para adolescentes. ¿De qué se trata? Sencillo, escribir una frase sobre el amor. Año con año se doblan los participantes.

El jurado  de este año eligió para el primer lugar la  frase firmada por Amaia Salinas López, de 13 años. La adolescente escribió, nada más y nada menos: "el amor es esforzarse por entender la mirada del otr@".

El segundo lugar fue para Gaizka Gorráiz Zudaire, de 16 años: "te expresaré en un beso todo lo que me he callado" y para Leyre Ros, de 20 años: "querer no es poder. Es querer".

Tres joyas para reflexionar... y para ayudarnos a valorar a los adolescentes que nos rodean.


martes, 27 de marzo de 2012

temas complejos: LAS REDES SOCIALES ¿AYUDAN O NO A SOCIALIZAR?

Publican en Argentina un libro interesante sobre adolescentes y redes sociales. El artículo de InfoNews aporta algunos breves datos de lo enriquecedor que puede ser este libro. En lo personal lo que más me preocupa es que el concepto de "intimidad" pueda deteriorarse con todo este proceso en la sociabilidad actual.




  Las redes sociales y otras formas de comunicación virtual entre los adolescentees de la Argentina "no debilitan ni reemplazan sus formas de encuentro tradicionales, sino que las refuerzan", afirma una reciente investigación del Fondo de Cultura Económica.
"Las pantallas no anulan la vida social de los más jóvenes, por el contrario son soportes de ella y la refuerzan", consideró Roxana Morduchowicz, autora del libro "Los adolescentes y las redes sociales", basado en testimonios de chicos de entre 13 y 17 años.
  El trabajo revela que "la comunicación con los amigos es la principal motivación de los adolescentes para sumarse a una red social y que todo lo que se obtiene de internet se termina de validar en el mundo de las relaciones persona a persona". El libro es editado por el Fondo de Cultura Económica y estará desde esta semana en las librerías.
   Para los adolescentes, sostuvo Morduchowicz, "las redes, blogs y demás formas de contacto virtual se han convertido en un factor clave en la construcción de su identidad", porque la sociabilidad de los chicos hoy "está fuertemente mediada por las tecnologías". "En cada texto o imagen que suben, los chicos buscan responderse quiénes son, cómo se ven y qué pensarán de ellos los demás", afirmó.
  "Yo cambio mi perfil una vez por semana. Y trato de mirarlo todos los días", dice Martín, de 14 años, que explica que "si hay comentarios, lo deja como está y si no hay, lo cambia". En cambio para Vanesa, de 16, es importante que lo que sube a su blog no sea siempre igual y "no aburra a sus amigos".
"Mi blog, dice Mónica de 16, me ayudó a pensar mejor algunos temas que me importan porque cuando escribo voy leyendo la opinión de otros, lo que me hace volver a pensar en lo que pienso yo".
  De los testimonios se desprende que "los perfiles que crean los jóvenes en las redes sociales los ayudan a interrogarse sobre quiénes son, qué deciden revelar, qué prefieren omitir de su perfil y cómo se quieren ver ante los demás".
  La investigación se basó en datos estadísticos: el 95% de los adolescentes argentinos tiene acceso a Internet; el 40% ese acceso lo tiene e su casa, y el 60 restante en otros sitios. En tanto, el 70% de los chicos entre 13 y 17 tiene o tuvo alguna vez un blog propio o visita el blog de amigos mientras que el 75% tiene un perfil personal en alguna red social, mayoritariamente en Facebook.
  "Los adolescentes se trasladan del mundo real al espacio virtual con total naturalidad; abren y cierran las ventanas de la pantalla, como si abrieran y cerraran las ventanas de su propia casa. Son dos mundos continuos, no antagónicos ni separados", afirmó Morduchowicz.
  Para la autora, las redes sociales también revolucionaron la noción de intimidad. Para las nuevas generaciones, como sostienen estudios en todo el mundo, la intimidad se desplazó de la web. "Tener muchos amigos" es un valor esencial para los adolescentes. "La popularidad es pertenencia. Si para tener más amigos es necesario contar más de sí, lo hacen. La privacidad cede ante el deseo de ser popular", aclaró.
  "Lo privado no existe como planteo, porque para ellos, las audiencias son exclusivamente sus pares. No imaginan por qué un extraño a quien no conocen y no los conoce, estaría interesado en leer su perfil en una red social", explicó.
  Por ese motivo, sugirió que "además de consensuar el tiempo de uso de internet, es conveniente poder dialogar con los chicos en cuanto a algunas reglas como por ejemplo: 'nadie en esta familia esté autorizado a visitar sitios racistas y pornográficos', o 'nadie en esta familia puede hacer compras sin conversarlo con los adultos o dar datos personales o encontrarse con personas conocidas en la web'".

lunes, 26 de marzo de 2012

mi archivo secreto: EL ATRACÓN DE ALCOHOL...

Jornada científica sobre drogas y alcohol: se insiste en advertir a los adolescentes que los atracones de bebida SÍ DEJAN HUELLAS PERMANENTES en el cerebro...



Valencia, 26 mar (EFE).- Las borracheras ocasionan graves consecuencias en la salud de los adolescentes provocándoles daños cerebrales y alteraciones que afectan a la memoria, a su capacidad intelectual y a su aprendizaje.
Esta ha sido una de las conclusiones que han destacado los expertos que se han dado cita hoy en la primera Jornada de divulgación científica "La ciencia al alcance de todos", organizada por la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia a las Drogodependencias (FEPAD) en colaboración con la Universidad CEU Cardenal Herrera...
Uno de los aspectos que han abordado los expertos ha sido la problemática del consumo excesivo de alcohol por parte de adolescentes en cortos periodos de tiempo.
El denominado "Binge Drinking" (problemas con la bebida), que supone un consumo de 60 gramos en varones y 40 en mujeres durante un intervalo temporal de dos horas, produce alteraciones estructurales y funcionales en el cerebro de jóvenes y adolescentes.
La investigación de FEPAD llevada a cabo sobre esta materia deja la evidencia de graves consecuencias como daños en el cerebro que persisten con el tiempo.
Una de las zonas afectadas es la de los lóbulos frontales, ocasionando peor rendimiento en procesos de atención, razonamiento, planificación, toma de decisiones y control comportamental.

domingo, 25 de marzo de 2012

temas complejos: 'VAYA CON LAS MUÑECAS...!

Recomiendo leer este artículo del País. En fin, que los padres deben enseñar a sus hijas incluso a "mirar y entender bien" a las muñecas que les rodean... Porque supongo que la batalla de dejar de comprarles algunas de ellas ya está medio perdida...


Muñecas adolescentes: el espejo de las niñas

Las niñas de ahora también quieren ser como sus muñecas, aunque hoy se llamen Barbie, Bratz o formen parte del fenómeno Monster High.

Barbie
¿El fenómeno? Que las niñas más pequeñas quieren ser mayores antes de tiempo
Foto: Corbis Images

En la España de la posguerra, las niñas españolas soñaban con ser como Mariquita Pérez, esa muñeca de misa dominical, regordeta y elitista, que tenía un inmenso guardarropa y disponía de centenares de complementos. No había entonces redes sociales ni clubes virtuales, pero sí concursos radiofónicos en los que se premiaba a quienes más se asemejaban en su pose, peinado e indumentaria. 70 años después, y pese a las mil vueltas que ha dado nuestro entorno cultural y social, el fondo continúa siendo el mismo: las niñas de ahora también quieren ser como sus muñecas, aunque hoy se llamen Barbie, Bratz o formen parte del fenómeno Monster High.

Las muñecas son siempre espejo del momento que nos toca vivir, reflejan los gustos de las niñas y, por extensión, de la sociedad. Que haya unas u otras depende, por tanto, de la noción de infancia y de las características de esta sociedad», señala Petra Pérez Alonso-Geta, catedrática de Teoría de la Educación en la Universidad de Valencia. Con ella coincide María Costa, directora de Pedagogía de la Asociación de Investigación de la Industria del Juguete (AIJU), quien apunta que las muñecas «tienen muchos niveles de análisis y lectura, y permiten ser soporte de todas las proyecciones y roles que el niño o la niña quieran hacerle asumir».

En este sentido, tenemos claramente diferenciadas dos tipos: por una parte, la muñeca bebé, con la que la niña –también el niño, pero en menor medida– adopta el rol de madre y cuidadora; por otra, la muñeca maniquí, y es esta la que verdaderamente viene a ser el reflejo social de una época, ya que la niña proyecta en ella lo que quiere ser de adolescente, de mayor. En España tuvimos nuestra propia muñeca maniquí, la Nancy, que en los anuncios televisivos de la época se presentaba como «una chica moderna, que trabaja» y que contaba no solo con todo tipo de trajes y complementos, sino también con su propio armario. Entrábamos en la década de los 70 y había nacido un icono. «La maniquí es claramente portadora de las modas de una época y reflejo de una estética», continúa María Costa. «A través de su evolución podemos ver cómo han sido los cambios sociales».

Para Coral Herrera, doctora en Comunicación Audiovisual y autora del libro Más allá de las etiquetas, las maniquíes son reflejo «de un sistema en el que a las niñas se las ha educado para que estuvieran bonitas: mientras a los niños se les reconoce su habilidad para hablar, contar, saltar o correr, a ellas se les dice lo mono que les queda el vestidito o sus complementos. Por ejemplo, yo me crié con el referente de belleza de la Barbie y pensé que, de adulta, sería como ella: delgada, tetona, alta. Hasta que leí que sus medidas son inhumanas y que, si fuera real, no podría ni caminar».

Aun así, estas formas irreales estuvieron durante 40 años en el inconsciente de millones de niñas. Hasta que llegaron las Bratz, con un look mucho más «rompedor», en palabras de Lourdes Ventura, escritora y autora de La tiranía de la belleza y La mujer placer: «En nuestra época ha perdido prestigio la imagen de la niña formalita y se ha pasado a valorar a las chicas malas que tienen un aspecto menos encorsetado. De igual modo, las muñecas elegantes dieron paso a las Bratz».

La estética malota de estas muñecas refleja este cambio, asegura la escritora. «Son también irreales en sus proporciones, con una enorme cabeza y cuerpos excesivamente delgados, cuerpos propios de algunas mujeres anoréxicas. Pero, además, se ha dotado a sus rostros de la artificialidad contemporánea, con labios que parecen previamente siliconados y pestañas exageradas. Y, por supuesto, su función está en recordar a las niñas lo divertido que es ser víctimas de la moda».

Las Bratz arrinconaron a la Nancy y a la Barbie más modosita, aunque esta contraatacó y volvió a recuperar parte del terreno perdido. Pero el mercado acaba de ofrecer el relevo en forma de muñecas góticas, vampíricas y zombis que han arrasado entre las niñas de todo el mundo. Son las Monster High, que, explica María Costa, «no surgen como evolución de las Bratz, sino como un fenómeno de moda muy relacionado con que tres años antes apareciera la saga Crepúsculo, que primero tuvo un enorme impacto en los jóvenes, más tarde en los adolescentes y, por último, en las hermanas más pequeñas». En principio, la aportación de las Monster High es que no surgen como muñecas, sino que detrás de cada una de ellas hay toda una historia –la hija del hombre-lobo, del fantasma de la ópera, de Drácula…– que propiciaría una identificación infantil, tanto social como psicológica. Ahora bien, por mucha historia fantasmagórica, mitológica o novelesca que arrastren tras de sí, las Monster High continúan perpetuando el modelo iniciado por Barbie y continuado por las Bratz: el de ser irresistiblemente sexies. Así, por ejemplo, Clawdeen Wolf, toda ella cubierta de pelo, reconoce que depilarse y afeitarse «es un trabajo a tiempo completo, pero es un pequeño precio a pagar por ser aterradoramente fabulosa». ¿Y cuál es su actividad favorita? «Ir de compras y ligar con los chicos».

«Con estas muñecas se está recreando el mundo del monstruo, pero, al mismo tiempo, se les otorga unos atributos totalmente femeninos, que son los que las niñas demandan, con los que se quieren identificar», señala Petra Pérez. Lourdes Ventura coincide con ella y apunta que «algo en lo que no se ha cambiado es en que todas estas muñecas están muy sexualizadas. Y las Monster High aportan ese erotismo negro propio de lo gótico, de Alaska o de Morticia Adams, cargado también de humor. El mercado no inventa nada, sigue la realidad: se dio cuenta de que las niñas de 12 años habían cambiado, que se inspiraban en las angelinas jolie del cómic. Y, rápidamente, se lo ofertó».

Esta sexualización de las muñecas viene acompañada del fenómeno conocido como KGOY –‘kids getting older younger’–, una realidad sociológica que está ahí y es innegable: los niños se hacen mayores antes. Es una sexualización más temprana, especialmente en las niñas, que afecta a ropa, estilos de vida y a las muñecas, explica María Costa. «Las niñas buscan identificación a través de las muñecas. Las Monster High, sin ser muy mayores, no son tan exuberantes físicamente como las Bratz, pero mantienen los elementos diferenciales de ropa muy sexy y muy actual. Pero su éxito estaría más en que brindan la posibilidad de identificación en distintos personajes que tienen que ver con perfiles sociales infantiles».

El problema, apunta Petra Pérez, es que «la búsqueda de la identidad es algo propio de la adolescencia y lo estamos adelantando. En estos momentos, las niñas ya se identifican prematuramente con modelos que recrean unos estereotipos de género brutales. Me apena que muchas niñas que están abriéndose a la preadolescencia empiecen ya a vestirse buscando la seducción». Trasladado este fenómeno al mundo televisivo, tenemos ejemplos como el de la serie argentina Patito feo, en donde los cánones de belleza dividían a las chicas del instituto entre las populares –las normalitas– y las divinas, que eran guapas, seductoras y vestían a la última.

Así, mientras con otras la niña jugaba a simbolizar cómo iba a ser ella de mayor, las últimas la incitan a pensar: «Yo quiero ser ya así». La Barbie representaba a una mujer de al menos 25 años; las Bratz son jóvenes recientes, de unos 18 años; y las Monster High, apenas chiquillas de entre 12 y 16 años, las que están en la ESO. «Este descenso en la edad tiene que ver con el fenómeno KGOY, pero no solamente en cuanto a ponerse ropa más sexy, sino al hecho de buscar aspiracionalmente a la hermana mayor. Se han ido al momento justo del yo quiero estar en Secundaria, elegir mi ropa. Es ese instante clave de identificación que buscan las niñas de primaria. Y han dado en el clavo», termina María Costa

investigaciones: ADICCIÓN A INTERNET


Como siempre, todo acaba en la familia....


ElMundo.es 24 de marzo

Los adolescentes, los más vulnerables a la adicción a internet

Los adolescentes son el colectivo más vulnerable por la adicción a internet. | EfeLos adolescentes son el colectivo más vulnerable por la adicción a internet. | Efe
  • Dos docentes de la UV elaboran el primer protocolo para tratar estas adicciones
  • Avisan de que puede producir alteraciones en los ritmos de sueño y alimentación
  • Un pequeño porcentaje de afectados pueden sufrir una patología

Efe | Valencia

El uso de internet y las redes sociales "no es malo", pero su abuso "altera e interfiere" en muchas actividades, según el primer protocolo de tratamiento de la adicción a estas tecnologías, un problema que afecta especialmente a los adolescentes y que puede llegar a ser una patología.
Dos profesores e investigadores de la Facultad de Psicología Básica de la Universitat de València, Clara Marco y Mariano Chóliz, han publicado el protocolo "Adicción a internet y redes sociales".
Mariano Chóliz ha asegurado que estas tecnologías son "una buena herramienta", pero su abuso "altera e interfiere" en muchas actividades "que se dejan de hacer".
"Hay personas que pueden llegar a estar diez horas jugando en internet", ha señalado el experto, quien ha afirmado que esta adicción "puede producir alteraciones en los ritmos de sueño y la alimentación, provocar la pérdida de un trabajo por su abuso o problemas familiares y académicos", ha indicado.
En el libro, el primero de estas características que se publica en España según Chóliz, los investigadores han adecuado protocolos de tratamiento aplicados a otras adicciones como el juego, alcohol o drogas para adaptarlas a personas que buscan tratamiento para abandonar su problema con internet.

No es tan grave, pero existe

Según el psicólogo, la adicción a internet y las redes sociales "no tiene la misma gravedad" que otras adicciones, pero puede llegar a ser una patología "cuando una persona no es capaz de dejarlo, porque necesita más, o cuando interrumpir esta actividad le genera molestias y ansiedad".
"Es como tener un síndrome de abstinencia", ha señalado el profesor de Psicología Básica de la Universitat de València, quien ha agregado que el afectado "no es capaz de parar aunque quiera y deja de hacer cosas que antes le gustaban".
Mariano Chóliz ha señalado que los adolescentes son los que tienen mayor riesgo de caer en esta adicción, "ya que son más vulnerables, usan más las tecnologías, a las que sacan todas las funciones, y para ellos es fascinante porque pueden utilizarlas para las relaciones personales".
"Conforme se van desarrollando las tecnologías y aparecen nuevas funciones que son usadas por los adolescentes de manera universal, hay un pequeño porcentaje que puede tener problemas de abuso y dependencia", ha dicho Chóliz, quien ha precisado que es difícil dar una cifra de afectados porque aún se están desarrollando elementos de diagnóstico.

Disminuir el deseo

Respecto al tratamiento que pueden tener estas adicciones, Chóliz ha señalado que una primera fase pasa por la disminución de la necesidad o deseo de utilizar internet y enseñar un uso controlado de la red, algo que puede lograrse después de varias semanas.
"No se pretende que la persona no consuma ni que esté en una urna de cristal, sino que lo haga de forma controlada", ha señalado el psicólogo, quien ha agregado que el control "se debe imponer al principio, para que después adquiera un uso racional".
Mariano Chóliz ha agregado que también es importante que el afectado desarrolle otro tipo de actividades y estrategias "para que tenga la mente y las manos en otra cosas y evitar recaídas".
Para ello, según Chóliz, es "fundamental" el papel de la familia, ya que las técnicas de control externos deben ejercerse principalmente en el ámbito doméstico.
"Los padres no entienden qué le está ocurriendo a su hijo o hija", ha señalado el experto, quien ha agregado que con unas pautas dadas por el terapeuta podrían suponer un gran apoyo para la recuperación de esa adicción.




sábado, 24 de marzo de 2012

mi archivo secreto: LOS MENSAJES DE TEXTO Y LA SUPERFICIALIDAD DE VIDA


Hace poco pusimos una entrada sobre los mensajes de texto y nos detuvimos en el problema de las faltas de ortografía... Vayamos ahora más a fondo. Leamos algunos párrafos de un artículo reciente de la doctora Aliza basado en las mismas investigaciones: La superficialidad de los adolescentes se mide en mensajes de texto.

"Un nuevo estudio realizado en Canadá encontró que los jóvenes que envían muchos mensajes de texto durante el día tienden a preocuparse menos por asuntos importantes de la vida y a filosofar sobre ella. ¿Crees que comunicarte por medio de mensajes de texto te hace superficial? Sigue leyendo este artículo que tal vez te va a poner a pensar.

Julia tiene 17 años y se la pasa, como todos los jóvenes de su edad, enviando mensajes de texto a sus amigos y familiares. Si la observas, siempre está mirando su teléfono y tecleando con los dedos a toda velocidad. Enviar mensajes de texto o “textear” ( de to text, en inglés) es simplemente, su forma de comunicación principal. Julia no está sola. Millones de adolescentes y otras personas en el mundo, han decidido que es más efectivo y rápido enviar estos mensajes que hacer una llamada para hablar o encontrarse cara a cara. Algunos jóvenes hasta se molestan cuando envían un mensaje de texto y la otra persona, en lugar de enviarles uno en respuesta, decide llamarlos. Julia lo dice “ ¡Si le mandé un texto es para que no me llame!”.

Esto demuestra con evidencia que la comunicación por texto es el método preferido entre los adolescentes y sus amigos. Según datos publicados por el Centro de Investigación Pew en el 2010, el 72% de los adolescentes usan este mecanismo para comunicarse. Pero más que tener unos dedos muy ágiles, enviar mensajes de texto puede indicar que eres una persona superficial. Por lo menos así lo concluye un nuevo estudio realizado por unos psicólogos de la Universidad de Winnipeg en Canadá.

Los psicólogos canadienses analizaron durante 5 años la frecuencia de mensajes de texto entre 2,200 jóvenes de 18 a 22 años, que mandan un promedio de 200 a 300 textos al día. Cuantos más mensajes envían tienden a ser más materialistas, a reflexionar menos y a preocuparse en menor escala por su crecimiento interior. Además, aquellos adolescentes que envían mensajes de texto con frecuencia, demuestran estar más interesados en su imagen y en el dinero, que aquellos que no mandan textos con la misma frecuencia.

Otros especialistas de Estados Unidos que analizaron este estudio, dijeron que los investigadores canadienses observaron al cerebro en su estado de silencio y quietud, y así concluyeron que las distracciones externas de este tipo de comunicaciones hacen que no haya tiempo para reflexionar sobre la moral, la ética, las emociones e incluso, las consecuencias de ciertas situaciones. Es posible, según los psicólogos, que estos jóvenes que envían mensajes de texto de manera casi compulsiva, hayan caído en el hábito de pensar en todo de manera superficial..."

¿Y los padres? Que saquen conclusiones y pongan manos a la bora...

viernes, 23 de marzo de 2012

las reseñas de Mine: CRESPÚSCULO




Título: Crepúsculo
Autor: Stephanie Meyer
Editorial Alfaguara
Madrid, España, 2006
Amar y ser amada, el deseo de Bella Swan.

Como toda joven adolescente, Bella Swan la protagonista de la famosa saga Crepúsculo,  sueña con un día encontrar a su príncipe azul. Aquel joven apuesto y galán que le hablará bonito, que la tratara como reina, que la protegerá y le dirá cuánto la ama. En pocas palabras que le hará sentirse especial por ser quien es.

Sólo que en su caso no apareció un príncipe sino un apuesto vampiro, Edward Cullen, que encarna todas las cualidades propias de un caballero que se desvive por su dama.

En él, Bella encuentra el amor de su vida y se entrega con toda la pasión propia de una joven que ya no tiene otra razón de ser. Por su parte, Edward cumple todas sus expectativas al rodearla de cariño, de atención, de cuidado y de un amor ardiente que sobrepasa lo humano.

La historia continúa a lo largo de los cuatro libros donde, a través de una serie de aventuras y dramas, se fortalece la relación entre Bella y Edward hasta culminar en la tan esperada boda donde todos los sueños de ambos se convierten en realidad.

Se nos presenta así un deseo que a muchos les parece ingenuo e idealista ya que el hombre perfecto no existe. Sin embargo, permanece latente en el corazón de la joven por el simple hecho de que ella fue creada para amar y ser amada.


mi archivo secreto: GOLPES EN EL DEPORTE ¡MÁS PELIGRO PARA LOS ADOLESCENTES!



DiarioMédico.com nos informa de esta investigación sobre las conmociones cerebrales en el deporte. Los golpes "gratuitos" se pagan caros... Hay que cuidar los excesos, las brusquedades innecesarias, los arrebatos descontrolados. Dominio del cuerpo y de los movimientos. Control del carácter. Evitar riesgos innecesarios. No hay mucho más que decir:



AFECTA A LA MEMORIA A CORTO PLAZO

Adolescentes, más sensibles a los efectos de la conmoción cerebral en el deporte

Los adolescentes son más sensibles a una conmoción cerebral durante la práctica de un deporte que los adultos o los niños. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de neuropsicólogos, liderado por el quinesiólogo Ellemberg, de la Universidad de Montreal, que se publica en el último número de Brain Injury.


jueves, 22 de marzo de 2012

los jueves con Edu y Marta: SEXUALIDAD Y GENITALIDAD II


Sexualidad y genitalidad II

e)     Ya hemos señalado de alguna forma la importancia de enseñar a los adolescentes, en el momento y el modo adecuado, la diferencia entre recibir una sensación y el consentirla. Esto es importante para que, cuando empiecen a experimentar los impulsos fisiológicos de la sexualidad, puedan juzgar y actuar con naturalidad.

      El chico, más llevado por lo fisiológico de la sexualidad, debe oír hablar a tiempo de la normalidad de ciertos fenómenos que ya le llegan: el impulso mecánico de excitación de los órganos genitales (la erección del pene), ante un estímulo presentado de improviso (no buscado); la eyaculación nocturna espontánea (con los sueños húmedos); el deseo espontáneo de conocer el cuerpo femenino; etc. Debe saber que lo importante, en esos momentos de excitación o curiosidad espontánea, es estar tranquilo y no ponerse en la búsqueda de un placer egoísta; que debe prevalecer el control y el respeto a sí mismo y a los demás como personas no manipulables a su antojo. Debe saber “dejar pasar” esas sensaciones, distraerse en otros asuntos, consciente de que su voluntad libre siempre será superior (en condiciones normales de salud) al impulso fisiológico.

      Y si se detecta que el chico vuelve sobre esos fenómenos  de forma obsesiva o excesivamente preocupada, es señal que le falta una educación equilibrada (lo más normal), o puede ser indicio de alguna disfunción fisiológica. De todas formas hay que tener cuidado de no dar excesiva importancia para no provocar más obsesión.  

      Debe aprender a encauzar esa fuerza sexual hacia un amor verdadero, presentado y explicado poco a poco; amor que equivale siempre, y más a su edad, al dominio de sí por respeto a su propio cuerpo y a su espiritualidad, por respeto al otro, especialmente la mujer, y por respeto a su Amigo presente en su vida con una propuesta de humanidad atractiva y plena.

      En el caso de la chica, su impulso sexual es más emotivo que físico (a pesar de las presiones culturales actuales), y le lleva a la curiosidad sobre su propio cuerpo y el del muchacho, a la exploración corporal, a la conversación morbosa y a la fantasía erótica. También ella debe encauzar toda esa fuerza emotiva hacia el verdadero amor, al respeto propio y ajeno. Pero no hay que olvidar las reacciones ante la menarquía y las menstruaciones: desafortunadamente en el pasado se hacía mucho énfasis en el lado negativo de la menarquía, por la incomodidad y la situación embarazosa que ponía a las niñas. La cuestión de la menstruación era un tabú. ¿Y nuestra cultura? Trata este acontecimiento como mera crisis higiénica, que produce ansiedad en las niñas acerca de su limpieza, pero que no despierta orgullo por la propia feminidad. Aunque bastantes niñas tienen sentimientos confusos ante este hecho, otras muchas lo toman con naturalidad, incluso a la ligera. Una vez más, es necesaria una preparación previa a la menarquía, así la niña tendrá sentimientos más positivos y experimentará menos angustia.



f)       Aunque luego hablaremos de esto, por lo complicado que se  hace a muchos padres el tema de la sexualidad y la corporalidad, es importante insistir en la necesidad de una buena comunicación sobre estos temas. No se puede esperar a que el chico empiece a tener problemas para empezarle a hablar de estas cosas. Si desde pequeños, aprovechando comentarios que el niño hace, cosas que ve, etc., se sacan con naturalidad y prudencia estos temas relacionados con la sexualidad, el chico tendrá la capacidad de dialogar sobre ello cuando estos problemas le afecten directamente. Si los padres se ponen nerviosos o se turban, si hacen callar al chico, o si huyen del tema o lo tratan con frivolidad, tengan claro que el chico buscará respuestas en otro lugar, respuestas que podrán ser buenas o pésimas, pero que difícilmente los padres sabrán leer en la mente de sus hijos.

      Es evidente  la conveniencia de que el padre de familia esté más cerca de los hijos varones y sepa dar respuestas claras y concisas (sin olvidar que muchas madres logran gran ascendencia también sobre los hijos varones). De igual manera la madre con las hijas. Y no olviden que tanto ellos como sus hijos están en estos temas tocados por el  pecado original y la presión cultural, y que por eso es tan fácil desenfocarse en la visión correcta sobre el cuerpo y la sexualidad (pero tan peligroso como eso es lo contrario: el puritanismo malsano). La naturalidad con que se debe tocar el tema de la corporalidad y la sexualidad no significa romper el pudor propio de pareja o el respeto a la intimidad de los hijos. Algunas casas parecen escuelas de nudismo anticipado. Con esto no se logra naturalidad, sino frivolidad y pérdida del sentido mistérico de la sexualidad de pareja.



g)     Es obvio para todos que la sociedad y los medios de comunicación actual han arrastrado a los adolescentes a unas actitudes y comportamientos socio-sexuales que van más allá de lo tradicional y más allá, claramente, de lo moral: el trato físico descarado y morboso chico-chica desde temprana edad (conversaciones, tocamientos, besos...), las relaciones y comportamientos sexuales con diferente pareja y con cambios frecuentísimos en éstas (los “rollos” o “líos” de la tarde de fin de semana, etc.). ¿Qué pensar y qué hacer ante esto? Ante todo comprensión y serenidad,  para que una condena radical y mal llevada de estos comportamientos no descentre la atención y la educación en los valores y comportamientos de fondo. Muchos chicos de hoy ya no perciben lo incorrecto de estas actitudes y comportamientos, por lo que sería infecundo dicha condena radical. Hay que lograr, sí, que vayan poco a poco rechazando y prescindiendo de tales comportamientos; pero sobre todo hay que lograr que entiendan y asimilen la esencia de las relaciones afectivas y de pareja. Ciertamente sería ideal que esta comprensión se acelerara en el tiempo, de forma que esos comportamientos habituales de nuestros adolescentes no desemboquen en comportamientos más problemáticos y graves: relaciones sexuales completas con sus posible consecuencias,  separación sin remedio entre amor y sexo, enfermedades venéreas, embarazos no deseados, recurso lamentable al aborto...

      A todo esto contribuye de forma básica la enseñanza que desde pequeños reciben en casa del pudor, del respeto al cuerpo propio y al ajeno, del respeto y la naturalidad en el trato sereno entre los dos sexos (alejando así la morbosidad implícita en una educación sexual equivocada, y que luego se transforma en esos comportamientos no deseados, cuando el chico o la chica se desinhiben de las normas morales que antes o después verán  como molestia y no  como apoyo para la consolidación de su personalidad). Continuaremos este tema en el capítulo siguiente, en el apartado de la afectividad.



En un artículo titulado De la pornografía a la genitalización el escritor Pablo Ginés comenta: “Vivimos en una sociedad hipnotizada por el sexo. Los estímulos visuales de sexo son constantes, la publicidad tiene gran responsabilidad en ello, pero en las escuelas, los comportamientos sociales y diferentes grupos e intereses han ido generando una olla a presión en la que la sociedad se ha sexificado y el sexo se ha genitalizado. La disminución de coste en las producciones pornográficas indica que realmente lo único que se graban son imágenes puras y duras sexo. El concepto pornográfico tiende a la cosificación y se ha reducido a la mínima expresión: dos, tres o más personas practicando actos sexuales ante una cámara. El sexo ya no es sexo, y ha dejado paso a la más pura genitalidad. Hemos pasado del erotismo a la pornografía, y de la pornografía a la genitalización.

Esta evolución ha sido así porque hay un instrumento que se llama internet, una plataforma donde existe una gran demanda de estos contenidos. Internet se basa en aprovechar la privacidad y la impunidad que ofrece el propio medio para facilitar que se desarrollen de manera más abierta las pulsiones de la persona. Una plataforma que se produce con la máxima libertad como es internet no deja de ser un reflejo de la temperatura de una sociedad. En este sentido, resulta que internet está en gran parte copada por el sexo y la industria pornográfica ha evolucionado hacia esta plataforma porque la sociedad está dominada por el sexo. Cuando se dice que la Iglesia está obsesionada con los pecados sexuales es un error. De hecho la Iglesia habla muy poco sobre este aspecto al igual que el Catecismo, tan sólo unos pocos puntos entre algunos millares. Es la sociedad la que está enferma y observa con su molde obsesivo todas las instituciones sociales reinventándolas a su imagen y semejanza, incluso algunas tan alejadas de la cultura del sexo gratuito como es el catolicismo.” La belleza del eros bien entendido se va perdiendo, ¿de qué van a gozar nuestros adolescentes?

                                                   Eros. Museo de Nápoles

miércoles, 21 de marzo de 2012

temas complejos: MÁQUINAS DE PRESERVATIVOS PARA ADOLESCENTES

Ante la necesidad de frenar una epidemia, en este caso los embarazos no deseados, es fácil que se tomen medidas "urgentes" que, no sólo no llegan al fondo del problema, sino que lo pueden agravar. Parece que los gobiernos y muchas familias son conscientes, pero a la hora de la hora...

Por otro lado no sé qué tanto bombo le dan a la noticia... Ya desde hace muchos años que "algún" colegio de Barcelona cuenta con la maquinita... en los baños de secundaria.

Preservativos en el colegio para niños de 12

Una escuela de Massachusetts (Estados Unidos) da el primer paso para dispensar profilácticos en la enfermería escolar

Día 20/03/2012 - 17.20h
Preservativos en el colegio para niños de 12
ÁBC
escuela de Massachusetts (Estados Unidos) ha dado el primer paso para proporcionar acceso libre a preservativos en la enfermería escolar de secundaria a estudiantes de tan solo doce años. El Comité Escolar de Springfield votó 5-1 el jueves en favor de la «Política Integral de Salud Reproductiva», que tiene como objetivo promover el sexo seguro, evitar enfermedades de transmisión sexual y el embarazo adolescente. Solo se hará previo consentimiento paterno para que sean los padres los que decidan si sus hijos participan en el proyecto y al mismo tiempo que se entrega el preservativo se ofrece información y se recomienda la abstinencia sexual. La edad legal en Massachusetts para acceder a los preservativos es de 16 años.
De momento, solo es un primer paso porque la propuesta necesitará una segunda votación antes de que se ponga en marcha este programa de salud reproductiva. El objetivo es intentar frenar el aumento de embarazos en adolescentes. Springfield se ha convertido en la cuarta población del Estado con mayor tasa de natalidad en menores de edad.

Entre la abstinencia y el condón

Además de en Massachusetts, otros estados están poniendo en marcha políticas de educación sexual. La Asamblea del Estado de Wisconsin ha aprobado recientemente un proyecto de ley que busca imponer la abstinencia como principal medida de educación sexual en las escuelas. La propuesta también exige que los cursos de sexualidad hablen sobre responsabilidad parental y de los beneficios socioeconómicos de matrimonio.
Utah también está a un paso de promover la abstinencia sexual en la educación escolar y prohibir el debate de los métodos anticonceptivos y la homosexualidad en clase. La política sería levantar el requisito actual de que todas las escuelas públicas deben enseñar educación sexual en enseñanza secundaria, dejando a cada uno de los distritos la libertad para decidir si se ofrecen clases de educación sexual, ponen en marcha un plan de estudios basado en la abstinencia o retiran cualquier información de educación sexual.

mi archivo secreto: CUÁNTOS MENSAJES ENVÍO AL DÍA. Y CUÁNTAS FALTAS DE ORTOGRAFÍA...


Los chicos envían un promedio de 50 mensajes de texto al día, las chicas 100...  Hay motivos bien conocidos por los que se llegan a estas cifras. Me pregunto cuál será el volumen acumulado de faltas de ortografía y de incorrecciones lingüísticas en esos mensajes... Me pregunto si eso no afectará en otros ámbitos de su escritura, cultura, trabajo, etc. Me pregunto si eso no condicionará la calidad literaria de estas generaciones....  Podría seguir con interrogantes de mayor hondura; pero aquí me planto.


-----------------------------------

EE.UU.: Adolescentes mandan más mensajes de texto que nunca
Analítica.com. 20 de marzo de 2012

En promedio, los jóvenes estadounidenses de 12 a 17 enviaron 60 mensajes de texto en un día típico en 2011, 10 más que dos años antes, señaló el Proyecto Pew de Internet y Vida Estadounidense.










Foto: Google
AFP - Los adolescentes en Estados Unidos envían más mensajes de texto que nunca antes, y son más propensos a tener un teléfono inteligente, según una encuesta difundida el lunes.
En promedio, los jóvenes estadounidenses de 12 a 17 enviaron 60 mensajes de texto en un día típico en 2011, 10 más que dos años antes, señaló el Proyecto Pew de Internet y Vida Estadounidense.
Las mujeres adolescentes fueron las más entusiastas, enviando 100 mensajes de texto por día, dijo Pew.
Los varones adolescentes, en cambio, enviaron exactamente la mitad de ese número, o sea 50 mensajes de texto al día, pero aún así la cifra es mayor que el promedio de 30 mensajes de texto que enviaron diariamente en 2009.
"Cuando se les pregunta en general sobre cómo se comunican con la gente, no sólo con sus amigos sino con todo tipo de personas, los adolescentes señalan la mensajería de texto como el modo dominante de comunicación diaria", señaló el estudio.
Pew también dijo que el 23% de los 799 jóvenes que participaron en la encuesta telefónica, realizada en el territorio continental de Estados Unidos entre abril y julio del año pasado, tenía un teléfono inteligente, como un iPhone o un BlackBerry.
Un 77% tenía un teléfono celular de algún tipo, lo cual supone poco cambio con respecto a 2011, pero está muy por encima del 44% que poseía teléfonos móviles en 2004.
Los adolescentes blancos de zonas residenciales, cuyos padres completaron al menos la educación secundaria y viven en hogares con un ingreso total de más de USD 75.000 al año, son más propensos que otros a tener un teléfono celular, según el estudio de Pew.

martes, 20 de marzo de 2012

reflexión seria: NO DEMONIZAR LA ADOLESCENCIA


¡Qué gusto encontrar personas mayores con ideas claras, con realismo, con capacidad de adaptación en lo que no es esencial...! En negrilla pongo lo que más me ha gustado, las tres propuestas... Que los formadores de conciencias analicen bien estas ideas...

 ¿Por qué no van a misa los adolescentes?


Alfonso Llno Escobar, S. J.

No pidamos un milagro. La 'pelea' es de toche con guayaba madura. Frente a un encuentro con la novia o a una noche de rumba no hay misa que compita. La tiene perdida. Lo raro es que no caigan en la cuenta los padres de familia y los párrocos, y si caen en la cuenta, por qué no ponen los medios para resolver el problema.

La adolescencia es, hoy por hoy, la edad más difícil de la vida. La adolescencia consiste en la transición de la niñez a la pubertad, la etapa en que hace su aparición la sexualidad; es la hora de estrenar autonomía y la oportunidad de gozar de la música, del licor, de la droga y del sexo. Es la edad en que el ser humano se encuentra más indefenso: pocos principios, pocos valores, poca voluntad, escaso conocimiento de la vida y de las funestas consecuencias de las fiestas. Durante la rumba, ellos buscan sentir experiencias cada vez más fuertes, que produzcan mayor placer, excitación ,y finalmente, el éxtasis. Recordemos algunos efectos de semejantes experiencias: desorientación, cansancio, soledad, vacío, tristeza, depresión y, para rematar, intentos de suicidio.

A todo esto se añade el que, con frecuencia, no existe hogar, sino un ring de pelea, donde abundan los insultos y discordias entre los padres. Los adolescentes encuentran poco diálogo en casa y poca orientación en el colegio, sin suficiente disciplina, sin valores, sin religión y quedan a merced de sus sensaciones absurdas y despóticos estados interiores.

Demos algunas líneas de solución: ante todo, que haya vida de hogar. Hogar significa calor humano, presencia de los padres, diálogo, confianza, sentido de la vida, orientación, sana diversión. En estos valores consiste la educación. Entiéndanlo a tiempo. Más tarde les pesará, por aquello de "cría cuervos y te sacarán los ojos".

En segundo lugar, escojan un buen colegio que eduque y, si es necesario, cambien el actual. Si carece de educación ética y religiosa, no duden en cambiarlo. Vale mil veces más un colegio con valores, principios, disciplina y urbanidad, que un colegio sin ellos, así ofrezca excelencia en ciencia, tecnología e inglés. Lo esencial de la educación consiste en dar cultura, orientación y valores. Ante todo, lo que cuenta, sea en el hogar, sea en el colegio, es formar al hombre, formar seres humanos, dándoles valores, disciplina, solidaridad y amistad.

En tercer lugar, la Iglesia debe aportar su oportuna contribución si quiere ayudar a los padres de familia en la educación de sus hijos, y facilitarles la asistencia a misa. Ante todo, debe ofrecer una predicación centrada en Jesucristo, un Jesucristo hombre, común y corriente como nosotros: humano, alegre, social, que desde allí nos revele su divinidad. Deben procurar los predicadores de la fe una renovación de la moral sexual a base de sinceridad, verdad y respeto de la conciencia de los adolescentes. No se trata de darles un SÍ a todas las conductas sexuales, pero tampoco un NO, cerrado, absoluto e irracional. La moral, en especial la sexual, debe ser sensata, convincente, formadora y estructuradora de la personalidad. Se ha exagerado el pecado sexual; pecado sexual es toda conducta que haga daño grave a sí mismo y a terceros, como el aborto, la violación, la bajeza, la pornografía y obras por el estilo. Se dan conductas mucho más graves, que convendría ponerlas de relieve. Por citar algunas: perder el año, emborracharse, 'meter' droga, no compartir nada con los demás, hacer sufrir a los papás, conducir automóvil después de haber ingerido licor, pasar un semáforo en rojo, no respetar las normas de tráfico, manejar a altas velocidades con el riesgo de herir o matar a algún peatón. Todas estas conductas son contrarias a la ética y, en términos cristianos, son verdaderos pecados.

No fuerce a sus hijos a ir a misa. Si hay vida de hogar y fe en Jesucristo, los adolescentes irán gustosos a misa.


lunes, 19 de marzo de 2012

sobredosis semanal: ¿LUCHA ESPIRITUAL O ESQUIZOFRENIA?




Hoy día de de San José se celebra también en muchas partes el día del Seminario. Dejo esta breve poesía. Me recuerda de alguna forma al personaje Golum de El Señor de los anillos. Una lucha interna que puede acabar en esquizofrenia... Lo que me gusta es que al final todo se dirime en el amor...



Dios me llama...
Y yo me escapo.
Dios es Dios...
Y yo humano.
Dios me hace libre...
A eso me agarro.
Dios me conoce...
Estoy obcecado.
Dios insiste...
Es un pesado.
Dios me ama...
Eso he olvidado.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...