sábado, 17 de diciembre de 2011

temas complejos: VIOLENCIA EN LOS ADOLESCENTES

                   


La DR. DIANA GUIJARRO MARTÍNEZ  publica un sencillo artículo en información.es   sobre violencia adolescente. Lo mejor está al final (remarcado).

"La violencia en la adolescencia es una preocupación compartida por muchos padres y motivo de consulta en los últimos años. Preguntas del tipo ¿qué es lo que nos está ocurriendo?, ¿por qué mi hijo se ha vuelto tan violento?, ¿en qué nos hemos equivocado?, son desgraciadamente frecuentes en la actualidad.

¿Qué hace que un sector juvenil que está iniciando su vida y debería estar proyectando todo su potencial e ilusión de una forma positiva y constructiva, se encuentre confundido y se comporte de forma violenta?

Son muchas las respuestas, muchos los condicionantes que influyen en los comportamientos violentos adolescentes, temperamento, etapa evolutiva, grupo de iguales, estilos de ocio, momento social, medios de comunicación, etc. Pero es sin lugar a dudas, el proceso de socialización que se inicia en el seno familiar el que va a tener un peso determinante en los comportamientos violentos en la adolescencia.

No todos los hijos vienen al mundo con el mismo temperamento, cada individuo posee una base biológica determinada por procesos internos que van a condicionar su conducta. Esta base va a ser modulada por la educación que comienzan los padres durante los primeros años y que continúa la escuela como apoyo a la educación familiar.

La familia es el primer y principal agente socializador, donde se van a sentar las bases de una sana convivencia basada en el respeto y la tolerancia, que posteriormente va a favorecer en el individuo una conducta socialmente adaptada.

Hay hijos cuya educación va a resultar fácil, pues su temperamento les va a permitir interiorizar con rapidez las pautas educativas que les llevan al éxito en su socialización, sin embargo hay otros cuya educación va a exigir un gran esfuerzo educativo por parte de sus progenitores. Educar es un ejercicio de gran responsabilidad, que cada padre debe acometer y para ello se debe preparar, especialmente cuando nace un niño con un temperamento más complicado.

Los que trabajamos con menores con conductas socialmente inadaptadas y con sus familias, venimos observando como existen determinados aspectos educativos relacionados con carencias o confusiones educativas, que se producen principalmente durante la infancia y que van a emerger en la etapa adolescente. Estos errores condicionan, el concepto personal que cada niño se forma sobre sí mismo y la actitud ante la familia, su grupo de iguales y la sociedad en general, e influyen sobre como orienta su conducta el adolescente en su entorno sociofamiliar.


Estilos educativos basados en la permisividad, la ausencia de límites, o el culto al hedonismo, modelos inadecuados en el manejo de los conflictos, y la ausencia de valores para la convivencia, van a complicar el proceso de socialización del menor, y tienen capacidad para provocar explosiones violentas que van a tener su debut en la adolescencia teniendo como consecuencia una desadaptación social en el joven. 

Para finalizar una frase de Pitágoras de gran actualidad "eduquemos a los niños y no tendremos que castigar a los hombres".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...