miércoles, 21 de diciembre de 2011

realidad en vivo: CATEQUISTA A LOS 13, MÁRTIR A LOS 17




Pedro era un adolescente de 13 años cuando salió de la Filipinas para las islas Ladrones en el Pacífico Oriental en 1668, como parte de un grupo de misioneros jesuitas. A pesar de los problemas de alimentación y el duro clima, los misioneros tuvieron éxito. Las islas cambiaron de nombre a Las Marianas en honor a la Virgen María.

Sin embargo, algunos grupos de indígenas paganos difundieron rumores sobre el agua que usaban los misioneros para bautizar a los conversos. El 2 de abril de 1672, Pedro y un sacerdote jesuita, el Beato Padre Diego Luis de San Vitores, bautizaron a un bebé. El padre del niño se enfureció y los atacó. Pedro recibió pedradas en el pecho y la cabeza. El Padre Diego le dio una absolución sacramental y después a él mismo le dieron muerte. Los asesinos echaron los cuerpos al mar.
 
 

El Papa Benedicto XVI aprobó ayer el milagro que permitirá la canonización de este adolescente mártir de Filipinas, Pedro Calungsod, que murió por odio a la fe a los 17 años de edad.


El milagro que fue aprobado por las autoridades vaticanas en octubre y que ahora ha recibido la promulgación del Santo Padre es la inexplicable curación de una mujer a la que declararon muerte cerebral y despertó dos horas después.

El Beato Pedro Calungsod se convertiría en el segundo santo filipino junto a San Lorenzo Ruiz, canonizado en Roma en 1988.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...