jueves, 22 de diciembre de 2011

los jueves con Edu y Marta: HABILIDADES METODOLÓGICAS

Habilidades y herramientas metodológicas


a)     El trabajo por objetivos: el educador no puede, ya lo hemos dicho, dejarse llevar de impulsos. Debe tener objetivos bien claros, conforme a la edad de los muchachos. Y debe saber evaluarse. Es curioso cómo algunos adultos son estupendo en su ámbito profesional en esto de trazar y seguir objetivos, en tener indicadores de auto-evaluación bien determinados etc. ¿Y en algo tan importante como la formación de las personas? No haría falta repetir en cada apartado que los frutos no depende, principalmente, de nosotros… Pero hay que ser muy serios a la hora de trazar y ejecutar las condiciones necesarias.
 

b)     El uso de la metodología científica en los temas que lo ameriten: ir de los efectos  (de lo más visible) a las causas (a lo más oculto); de lo sensible particular a lo abstracto universal; de la observación (y/o experimentación), pasando por la elaboración de hipótesis (probabilidades), hasta el conocimiento cierto (teoría verificada, verdad científica); y no olvidar un “retorno a lo concreto” (aplicación práctica) para no quedarse en las nueves…
 

Las personas más profundas pueden ser también las más prácticas, porque no hay nada como una buena teoría para resolver los problemas más concretos. Así que no nos equivoquemos: el presentar de forma sencilla las cosas no significa ser un simple. El preocuparse de lo concreto no significa  el rechazar profundizar en los recovecos de la antropología y la filosófica.
 

c)      Pericia en las funciones principales de la inteligencia: analizar, sintetizar, relacionar y juzgar. Si el educador no tiene todo esto presente, practicado y dominado, ¿cómo lo va a transmitir? Enseñar al chico a observar, a comparar, concluir, comprobar y evaluar; y a saber verbalizar todo ese proceso. Llevarle a reflexionar en su propia posición frente a los conocimientos aprendidos; reflexionar en las consecuencias que todo ello conlleva o puede conllevar. Orientar el juicio crítico de los muchachos para que no sean presa fácil, tarde o temprano, de tantas manipulaciones reinantes, sutiles o no tan sutiles (propaganda, ideologías, modas…).

d)     Capacidad de esquematizar y resumir. Cuánto ayuda a los chicos el que les digan: “hoy te voy a decir sólo tres cosas…”. “No olvides que hoy hemos hablado básicamente de esto, esto y esto”.
 

e)     Método claro para la resolución de problemas.  Saber detectar rápido los problemas o errores en los que pueden haber caído. Y ordenar el proceso para su solución, sin  precipitaciones pero sin dilatarlo más de lo necesario, de otro modo se diluye la eficacia y se pueden arraigar esos conflictos o errores. Y recordar que una cosa es acompañar en la solución de problemas y otra muy distinta es sustituir al muchacho en algo que tiene que hacer él (es más fácil para un adulto resolver que ayudar a resolver). Lógica del proceso:
 

o   “¿Te das cuenta que está fallando algo, que te estás equivocando…?”

o   “¿Qué crees que es lo que falla, por qué crees que te has equivocado…?”

o   “¿Cómo corregirlo, qué crees que debes hacer para cambiar o mejorar esto…?”

o   “¿Puedo ayudarte en algo para corregir eso; necesitas algo más para…?”

f)       Habilidad para elevar sistemáticamente el nivel de dificultad de la tarea o responsabilidad, conforme avanza el proceso de aprendizaje. Saber suscitar situaciones problemáticas de aprendizaje para que los chicos desarrollen habilidades en la búsqueda de soluciones óptimas.

g)     Saber propiciar la elaboración de hipótesis. Estimular la creatividad, poniéndoles retos para que busquen otras alternativas viables que enriquezcan lo aprendido: “qué habrías hecho si en lugar de eso hubiera pasado esto otro”, etc.

h)     Procura hacer altos en el proceso de enseñanza-aprendizaje para revisar lo que falta por realizar. Hacer que los muchachos reflexionen sobre sus propios procesos de adquisición del aprendizaje. “¿Crees que falta algo…?”. “Fíjate cómo has llegado hasta aquí…”


i)       Saber usar los recursos gráficos, audiovisuales e informáticos.  Sentarse con ellos a ver un video y comentarlo, una canción, una página web, una noticia… Sobra decir la trascendencia de estos recursos en los tiempos en que vivimos. ¿Cuántos padres o educadores lo hacen, lo hacen bien y lo hacen con la frecuencia necesaria? ¿Cuánto tiempo dedican a buscar material interesante, a cribarlo, a seleccionar lo mejor y a prepararlo  de modo sencillo para usarlo bien?

2 comentarios:

  1. FELIZ Y SANTA NAVIDAD!!! Saludos desde Paraguay!!!

    ResponderEliminar
  2. Magda Dios le bendiga mucho esta Navidad y en el año nuevo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...