domingo, 20 de noviembre de 2011

Temas complejos: SÍNTOMAS DE DEPRESIÓN ADOLESCENTE

El psiquiatra Sergio Andrés Pérez nos explica los síntomas que dan la señal de alarma sobre enfermedades y conductas de riesgo, y que son una predisposición al suicidio. Hoy nos detendremos en la depresión.


Se considera que casi la totalidad de las personas que se suicidan son portadores de una enfermedad mental diagnosticable, lo cual ha sido ampliamente abordado en las investigaciones realizadas mediante las autopsias psicológicas. En los adolescentes este postulado también se cumple y se considera que la mayoría de los que se suicidan pudieron haber padecido algunas de las siguientes enfermedades:
–Depresión.
–Trastornos de Ansiedad.
–Abuso de alcohol y drogas.
–Trastornos incipientes de la personalidad.
–Trastorno Esquizofrénico.
Pasemos a describir dichos trastornos, lo cual facilitará el reconocimiento de los mismos por parte de los padres, las madres, los abuelos y abuelas, maestros y maestras, amigos y cualquier otra persona que esté en contacto directo con los adolescentes, lo que les permitirá detectar precozmente los sutiles cambios en la conducta, las relaciones humanas, la afectividad y los hábitos que sugieren la presencia de uno de estos trastornos.



DEPRESIÓN

Es una enfermedad del estado de ánimo, bastante frecuente, que afecta al ser humano en su totalidad, física y emocionalmente, con repercusión social debido a la merma de la voluntad para satisfacer las demandas habituales de la vida de forma óptima. Entre los síntomas más frecuentes observados en los adolescentes deprimidos se encuentran los siguientes:


o   Tristeza, aburrimiento, tedio y fastidio.

o   Pérdida de los intereses y del placer en las actividades que anteriormente lo despertaban.

o   Trastornos del hábito de sueño, con insomnio o hipersomnia.

o   Intranquilidad y falta de concentración.

o   Irritabilidad, disforia, malhumor.

o   Pérdida de la energía para emprender las tareas cotidianas.

o   Sentimientos de cansancio y agotamiento.

o   Preocupaciones reiteradas con la música, libros, y juegos relacionados con el tema de la muerte o el suicidio.

o   Manifestar deseos de morir.

o   Sentirse físicamente enfermos, sin tener una enfermedad orgánica alguna.

o   Incremento del uso del alcohol y las drogas.

o   Falta de apetito o apetito exagerado.

o   Conducta rebelde sin una causa que lo determine.

o   Expresar ideas suicidas o elaborar un plan suicida.

o   Planificar actos en los que no se calculen de forma realista, las probabilidades de morir.

o   Llanto sin motivo aparente.

o   Aislamiento social evitando las compañías de amigos y familiares.

o   Pesimismo, desesperanza y culpabilidad.


Es evidente que para diagnosticar una depresión se requiere que se den a la vez varios de estos síntomas y durante varias semanas, y que no haya ninguna enfermedad física como causa inicial de tal situación. Atento el educador a no adelantarse innecesariamente pero tampoco a retrasar las necesarias consultas médicas.
Algunas particularidades de los cuadros depresivos en los adolescentes son los siguientes:

• Se manifiestan con más frecuencia irritables que tristes.
• Las fluctuaciones del afecto y la labilidad son más frecuentes que en el adulto, quien tiene mayor uniformidad en sus expresiones anímicas.
• Los adolescentes tienen la tendencia a presentar más frecuentemente exceso de sueño o hipersomnia que insomnio.
• Tienen mayores posibilidades de manifestar quejas físicas al sentirse deprimidos.
• Muestran episodios de violencia y conductas disociales como manifestación de dicho trastorno anímico con más frecuencia que en el adulto.
• Pueden asumir conductas de riesgo como abuso de alcohol y drogas, conducir vehículos a altas velocidades, sobrios o en estado de embriaguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...