lunes, 19 de septiembre de 2011

Sobredosis semanal:

Versión del Salmo 41

Como busca la cierva
corrientes de agua,
así mi alma te busca
a ti, Dios mío;

tiene sed de Dios,
del Dios vivo:
¿cuándo entraré a ver
el rostro de Dios?

Como busca la flor
los rayos del sol,
así mi cuerpo te busca
a ti, Dios mío;

tiene hambre de Dios,
del Dios vivo:
¿cuándo me fundiré
en el cuerpo de Dios?


No podemos cansarnos de repetirlo: el hombre que no anhela la unión con Dios anda cojo por la vida, anda despistando a su corazón, anda arrancando los pedazos más valiosos de su alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...