lunes, 12 de septiembre de 2011

Sobredosis semanal: monólogo de un miserable

Los últimos minutos

Estoy ya al final.
Una vida asquerosa.
¿Gritan “me lo merezco”?
¡Asquerosa gente buena!
¡Ricos! ¡Hienas!
¡Qué asco de vida!
¡Qué asco de final!
¡Qué desesperación!
Un poco de agua al menos…
¡Cerdos romanos!
¿Y ése que traen?
¡Piltrafa! Da más asco.
¡Cerdos romanos!
¿Qué habrá hecho?
Mira cómo gritan…
¡Asquerosa gente buena!
¡Ricos! ¡Hienas!
¿A éste lo clavan?
¿Qué habrá hecho?
¡Qué asco de final!
¡Qué desesperación!
Y ése no dice nada…
¿Y esos qué gritan?
¿Que no es rey?
Rey de los Judíos…
¡Es Jesús, el profeta!
¿De qué le ha servido?
¡Piltrafa! Da más asco.
¿De qué sirve ser bueno?
¡Míralos! ¡Hienas!
¡Estoy desesperado!
¿Qué dice el profeta?
¿Qué dice? ¿Su padre?
¿Que los perdone?
¿Que no saben lo que hacen?
¡Será posible!
¿Que se salve a sí mismo?
¡Callaos! ¡Desgraciados!
¿Que no saben lo que hacen?
¡Y esos clavos! ¡Da asco!
¿Cómo que los perdone?
Incluso ahora es bueno…
Jesús, el profeta...
¡Si son una manada de cerdos!
¡Que los perdone!
¡Que los perdone tu padre!
Yo no podría…
¿Que no saben lo que hacen?
...Quizá no.
¡Yo no podría!
¡Estoy desesperado!
¡Yo no podría!
¡Eres demasiado bueno!
Demasiado…
¡Yo soy basura!
¡Una vida asquerosa!
¡Qué desesperación!
¿Qué dice el del otro lado?
¿Qué se salve y que nos salve?
¡Calla, idiota! ¡Calla!
Eres demasiado bueno, Señor…
¡No lo escuches!
¿Pero es que ni así temes a Dios?
¡Este no ha hecho nada!
Tú y yo sí…
Merecemos esto; él no.
¡Estoy desesperado!
¡Necesito agua!
¡Necesito ayuda!
¡Tal vez sí eres profeta!
¡Tal vez sí eres rey!
Tal vez sí eres Mesías...
Estoy desesperado.
Eres demasiado bueno.
¡Mírate! ¿Y los perdonas?
¿Que no saben lo que hacen?
¡Si da pena verte!
Eres realmente bueno, Señor.
¡Y yo basura!
Mi vida ha sido asquerosa.
Como mi muerte ¡como la tuya!
¡Necesito ayuda!
Estoy desesperado…
¿Y si se lo digo?
¿Y si puede ayudarme?
Tal vez el del otro lado tiene razón.
¿Y si puede salvarnos?
Profeta... ¿Podrías?
Pero yo no me merezco nada.
¡Pero estoy desesperado!
Jesús... ¿Podrías?
¿Pero cómo te lo digo?
¡Doy asco!
¡Estoy desesperado!
¡Necesito ayuda!
Jesús... ¡Jesús!
¡JESÚS! ¡Acuérdate de mí!
Acuérdate en tu reino...
………………

¿Qué has dicho, Jesús?
¿Qué has dicho?
¿Hoy mismo?
¿En tu reino?
Qué has dicho...
Si soy ladrón...
Qué has dicho...
Si no perdono...
Qué has dicho...
Si doy asco...
Qué has dicho Jesús...
¡Gracias, Jesús!
Gracias…



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...