sábado, 24 de septiembre de 2011

Cuentos que sí cuentan: QUÉ PELIGRO LA LENGUA SUELTA

28º eslabón. Nos lo han dicho muchos santos: la lengua es un peligro.

         Famosa anécdota la de San Felipe Neri, pero no lo suficientemente recordada a la hora de la hora. Y muy necesaria para los jóvenes “dicharacheros” de nuestro tiempo. Que cuando una mujer fue con él a confesarse de haber calumniado, de haber, en definitiva, hablado mal de otros y con mentira, el santo le puso una curiosa penitencia: de coger en un día de viento a una gallina, de desplumarla y echar las plumas al aire, y de ir a recogerlas pasadas unas horas. “¡Imposible cumplir la penitencia!” Dijo la señora, sabiendo que no podría volver a recoger las plumas perdidas por el viento.  “Imposible reparar el daño –contestó el santo- de una calumnia echada al viento”.



          El apóstol Santiago también lo menciona en el Nuevo Testamento: la lengua es el miembro más peligroso que tiene el hombre en su cuerpo. Tan pequeño y capaz de arruinar vidas enteras. Es inconcebible cómo después de 20 siglos de doctrina cristiana todavía los cristianos fallamos y no nos demos cuenta de un error tan garrafal. Es más, parece que en algunas partes, el hablar mal de los demás, es la gran diversión y el deporte nacional. ¡Qué triste y qué serio!



          En el supuesto imaginario de que nos reuniéramos todos los cristianos del mundo en una especie de gran parlamento, yo haría una consulta sobre los errores más graves de dicho parlamento: estoy convencido que en el escrutinio saldría como el error más votado el de la crítica, la calumnia, las malas habladurías de unos para con otros. ¡Qué triste y qué serio! 



          La conclusión: que es ahí donde deben comenzar todas las reformas, las propuestas, los cambios necesarios. Cada uno debe empezar en su casa, con un propósito serio cada mañana y con un examen de conciencia cada noche, para ver si tiene derecho a irse a dormir en paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...