lunes, 22 de agosto de 2011

Sobredosis semanal: ¿Dónde está todo?

Todo lo que he buscado y no he encontrado.
Todos los intentos que han sido un fracaso.
Todo lo que he querido y no he podido.
Todo lo anhelado que ya se ha desvanecido.
Todas las ilusiones que ya se han agrietado.
Todos los sueños que por siempre serán sueños.
Todo un ser rebosante... Que ya no será.

Toda la pureza infantil que perdí.
Toda la fuerza juvenil que derroché.
Todo juicio sabio que descarté.
Todo bello afecto del que me burlé.
Toda norma que fue quebrantada.
Toda la voluntad, ya casi quebrada.
Todas las potencias... Al final, para nada.

Todo lo que quise ayudar y no llevé a cabo.
Todo el dolor que contemplé y no consolé.
Todo perdón reclamado y no correspondido.
Toda la justicia debida y no compartida.
Todo el amor, que ya no he dado.
Todo el amor, que ya no he recibido.
Toda mi humanidad... Al final, fracasada.

Todo, absolutamente todo,
en la Carne del Crucificado;
a la cual quiero vivir ya, ya,
ya eternamente abrazado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...