domingo, 3 de julio de 2011

Temas complejos: urgencia de juegos al aire libre

En Italia, país famoso por mimar en exceso a los hijos, los psicólogos se "rebelan" y piden una educación más centrada. Así lo relata el periódico La Repubblica. Es urgente volver a los juegos al aire libre:

- Construir una casa debajo de una mesa o en el jardín señala un límite entre la propia vida interior y el resto del mundo. Es la afirmación de la necesaria individualidad, de irse creando un espacio propio en la vida.

- Treparse a una valla, a un muro, a un árbol, produce un placer por el movimiento "acrobático" pero también ayuda a la afirmación de la propia habilidad delante de los amigos y cercanos.

- Jugando a las "luchas", a la defensa y al ataque, aprenden hasta dónde llegar y cuándo deben parar, antes de que el juego degenere.

- Existe el placer de encontrar un lugar perfecto para esconderse, muy sano para desarrollar músculos y la intuición, la exitación de ser descubiertos, de separarse y luego volver a reunirse con los compañeros de juego.

- Ensuciarse con agua, tierra, barro o lodo... Tocar los elementos naturales, mojarse la ropa, da una sensación de dominio sobre la materia y de sana libertad. Aprender a relativizar los problemas y las situaciones, a no ser un tiquismiquis.





- Perseguir o escaparse de alguien, cambiando de papel de repente, demostración de habilidad, de velocidad, de adaptación, aprendiendo a perder y a ganar de forma natural, a ser flexibles.

- Perder el equilibrio, hacer volteretas o maromas, croquetas en el campo, correr a una pierna (a la pata coja), hacer el pino (pararse de manos)... La sensación de perder el control y de volver a recuperarlo, el aprender a entrar y salir de las emociones.

Sí, para los padres es más cómodo tenerlos controladitos en la sala con la maquinita, pero...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...