domingo, 26 de junio de 2011

La masturbación, unas primeras consideraciones

La masturbación, ¿puede interrumpir mi crecimiento o algo por el estilo?


Se dice que una persona se masturba cuando frota sus propios genitales (en los hombres, el pene, y en las mujeres, el área que rodea la vagina) porque le agrada la sensación y, a veces, para intentar provocarse un orgasmo. Cuando los niños llegan a la adolescencia, es común que se interesen más en el sexo y que comiencen a pensar en él. Muchas veces los movimientos del cuerpo en la cama pueden dar inicio a las primeras experiencias en el tema de la masturbación. Otras veces, basta con oir lo que se dice a tu alrededor para que empiece la curiosidad y las preguntas al respecto. Ojalá tengamos cerca a alguien maduro con quien hablar del tema, sin mayor problema, sin verlo como algo vergonzoso.

Muchísima gente ha escuchado toda clase de dichos sobre la masturbación. A algunos les preocupa que la masturbación produzca enfermedades, interfiera en su crecimiento, provoque problemas mentales, ocasione ceguera o que les impida tener hijos, pero nada de esto es cierto. Sin embargo, no quita que los actos muy reiterados de masturbación puedan tener algunas consecuencias en el  desarrollo personal futuro, a nivel afectivo, psicológico y espiritual. Hay que afrontar este tema con equilibrio, sin exageranciones, pero tampoco con el simplismo usado hoy en día en tantos ámbitos.

Cuando te sientes demasiado avergonzado para hablar de algo, puedes escuchar y creer cosas que no son reales. Si tienes preocupaciones o consultas sobre la masturbación, lo ideal sería tratar este tema con tu padre o tu madre. Y si ves que no hay por parte de ellos voluntad para explicarte lo necesario, quizás te sientas cómodo hablando con un médico, una enfermera, un consejero de salud, un director espiritual, con algún otro familiar.Obviamente, ojalá sean personas que compartan tus valores e ideales, que te abran a un mundo que no se quede en lo material y superficial.

La sexualidad, don maravilloso de Dios al hombre, tiene un fin en sí misma. Es evidente, como en todas las cosas, que si no conocemos bien la finalidad de algo, podemos usar mal esa cosa y, además, no la vamos a disfrutar totalmente.

Para entender bien el tema de la masturbación lo primero es poder hablar de sexo, tranquilamente, con un educador que te explique su fin completo. Lo segundo es no asustarse en caso de que empieces a notar el fuerte impulso por explorar en tu sexualidad, por querer gozar de lo que el cuerpo te ofrece de modo más o menos espontáneo. Lo tercero es no tomártelo tan poco tan a la ligera que llegues a bloquear la real capacidad sexual de tu cuerpo, para su fin fundamental: abrirte al amor de otra persona, que te complementa, quien será la encargada de darte con su amor todo el placer y la felicidad verdadera que anhelas y que te pide tu cuerpo... y tu corazón.


 
Revisado por P. José LC
Teenshealth.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...