jueves, 30 de junio de 2011

Los jueves con Edu y Marta: ACTITUDES V

1. Coherencia y realismo
2. Confianza y compromiso
3. Liderazgo y autoridad 
4. Cariño y exigencia
5. Paciencia y constancia   HOY
6. Calma y resolución
7. Apertura y provocación


Paciencia y constancia


El educador modela hombres. Sabe que está trabajando con material de barro. Nunca olvidemos que en el trabajo de formación tratamos no con cosas o leyes fijas, sino con personas libres, cargadas de virtudes y defectos, pasionales y sentimentales; por ello hay que luchar sin desmayar, pero sin impaciencias innecesarias.



 “Ten muy presente siempre que estás trabajando con personas, con seres humanos débiles y cam­biantes, con voluntades ricas y, a veces flojas, con libertades y sen­sibilidades particulares. Hay que tener pa­ciencia, hay que saber esperar la hora de Dios sobre ellas, hay que animar siem­pre, man­teniendo la esperanza del triunfo. Formar a un ser humano es muy difícil; el ser humano no es una piedra dócil que se deja golpear por el artista. El ser humano es libre, y se duele ante los golpes y se rebela, gime y rechaza la mano que le ayuda”.



       Cuántos educadores comienzan nuevos “planes educativos” cada dos por tres. Parece que se levantan de la cama con una buena idea (quizá han visto una película interesante…), y a la primera de cambio ya están hablando con los hijos o educandos para explicarles “las nuevas normas”, “el nuevo plan en casa…”. Si es cierto que hay que saber “reciclarse”, saber cambiar lo que no funciona, saber mejorar en la propia pedagogía, también es cierto que hace falta una buena dosis de constancia en la aplicación de las normas y de los planes. Es imposible lograr resultados si a cada rato se está cambiando. Si pensamos que nos hemos equivocado con ciertas resoluciones valoremos, antes de cambiarlas, si no es más perjudicial el mismo cambio que el mantener las resoluciones vigentes. Podemos provocar, con tanto cambio, una confusión y desequilibrio importante en los muchachos (obviamente esto no rige con normas acuerdos o situaciones claramente inmorales o dañinos).

       La constancia debe aplicarse a los grandes apartados de la forma­ción, pero también a los pequeños detalles. Una de las tareas pedagó­gicas del buen formador es la perseverancia e insistencia en los detalles hasta lograr que vayan calando los principios y buenos há­bitos en cada uno. El ser humano, a base de recordar y repetir, asimila, practica y vive lo que se le enseña. Y en la formación, los detalles marcan la diferencia… Claro está, como hemos repetido varias veces, que la insistencia no puede convertirse en agobio: una cosa es ser detallista y otra, muy distinta, es caer en la meticulosidad obsesiva. ¿La diferencia? Quizá está en eso, en que vivir los detalles no cansa ni agobia.

martes, 28 de junio de 2011

30 años de SIDA. Suma y sigue...

Este junio se cumplen treinta años desde que apareció el primer caso de SIDA.  Van desde entonces 29 millones de muertos por esta causa y, hoy en día, hay 34 millones más de infectados...

(extractos de Zenit)

Un documento de la estrategia nacional de lucha contra el sida, aprobado por la Administración Obama, afirma, en la página 16, que “el uso correcto y consistente del preservativo masculino reduce el riesgo de transmisión de vih en un 80 %”.
“Nadie tomaría un avión si le dijesen que sólo el 80 % de los aviones llegan a destino. El riesgo es altísimo. Por ello sostenemos que las campañas de 'sexo seguro' basadas en el preservativo sólo generan un clima de falsa confianza”, afirma el doctor Patrito.
“El hecho de que al menos sobre el papel ya comience a hablarse de la necesidad de cambios de conducta, de fidelidad, de abstinencia, es ciertamente un avance. Sin embargo, los líderes de la salud pública todavía siguen siendo reacios a enfatizar los cambios de conducta por encima de las ‘soluciones técnicas’ como la distribución masiva de preservativos”, añade.
Con una eficacia de tan sólo un 80 %, el preservativo genera una sensación de falsa seguridad que lleva a que aumenten los encuentros sexuales y la promiscuidad. En este contexto, las infecciones por vih seguirán en aumento...
En definitiva, y tal como ha declarado la delegación del Vaticano frente a la declaración política de la ONU sobre el vih/sida, “lo que se necesita es un enfoque basado en los valores para hacer frente a la enfermedad del vih y sida, un enfoque que proporciona los cuidados necesarios y el apoyo moral a aquellos infectados y que promueve una vida conforme a las normas del orden moral natural, un enfoque que respete totalmente la dignidad inherente de la persona humana”.

lunes, 27 de junio de 2011

Discoforum: un libro de guía

¡Cómo valoramos en esta sección la importancia de la música para acompañar a los adolescentes en su formación! Pues aquí tenemos un libro estupendo que va en esa dirección. El P. Juan Antonio Ruiz nos presenta Las ovejas también bailan rap.

http://www.elarca.com.mx/s/interior02.phtml?se=004&ca=034&ar=6239

 El autor invita a los adolescentes y jóvenes a escuchar la música con otros oídos. Cada capítulo es una canción y artistas como Eminem, Britney Spears, Black Eyed Peas, The Beatles, etc. se sientan en el banquillo para ver si de sus letras se puede aprender algo o sólo invitan a dejarse llevar como si se tratara del tintineo de una campana que llama siempre a lo fácil... como hacen con las ovejas.




sobredosis semanal: los lunes fatídicos o el amor

Los cuerpos son bellos.
Ellos te acompañan y...
Qué rapido se va todo.
¿Son cuerpos necesarios?
¿Eternos, fusionados?

Quisiera sólo esencias.
Esencias que no se escapan,
que rápido te dan todo.
Esencias de ayer, de hoy,
de un siempre cálido.

Quiero esencias fusionadas.
Esencias sin pudor vano,
sin retórica o silencios
que tienten a la nada.
El ser de todos, abrazado.

Pero los cuerpos...
Sí, son necesarios.
La paciencia de su ser,
los detalles respetados.
Sí, cuerpos abrazados.

Hay que aprender a aceptar la fatiga de la temporalidad para ganarse la eternidad (construyéndola desde ahora, descubriéndola poco a poco); y en ella se nos dará paz por el amor, inmediatez del amor, perfección en el amor.

domingo, 26 de junio de 2011

La masturbación, unas primeras consideraciones

La masturbación, ¿puede interrumpir mi crecimiento o algo por el estilo?


Se dice que una persona se masturba cuando frota sus propios genitales (en los hombres, el pene, y en las mujeres, el área que rodea la vagina) porque le agrada la sensación y, a veces, para intentar provocarse un orgasmo. Cuando los niños llegan a la adolescencia, es común que se interesen más en el sexo y que comiencen a pensar en él. Muchas veces los movimientos del cuerpo en la cama pueden dar inicio a las primeras experiencias en el tema de la masturbación. Otras veces, basta con oir lo que se dice a tu alrededor para que empiece la curiosidad y las preguntas al respecto. Ojalá tengamos cerca a alguien maduro con quien hablar del tema, sin mayor problema, sin verlo como algo vergonzoso.

Muchísima gente ha escuchado toda clase de dichos sobre la masturbación. A algunos les preocupa que la masturbación produzca enfermedades, interfiera en su crecimiento, provoque problemas mentales, ocasione ceguera o que les impida tener hijos, pero nada de esto es cierto. Sin embargo, no quita que los actos muy reiterados de masturbación puedan tener algunas consecuencias en el  desarrollo personal futuro, a nivel afectivo, psicológico y espiritual. Hay que afrontar este tema con equilibrio, sin exageranciones, pero tampoco con el simplismo usado hoy en día en tantos ámbitos.

Cuando te sientes demasiado avergonzado para hablar de algo, puedes escuchar y creer cosas que no son reales. Si tienes preocupaciones o consultas sobre la masturbación, lo ideal sería tratar este tema con tu padre o tu madre. Y si ves que no hay por parte de ellos voluntad para explicarte lo necesario, quizás te sientas cómodo hablando con un médico, una enfermera, un consejero de salud, un director espiritual, con algún otro familiar.Obviamente, ojalá sean personas que compartan tus valores e ideales, que te abran a un mundo que no se quede en lo material y superficial.

La sexualidad, don maravilloso de Dios al hombre, tiene un fin en sí misma. Es evidente, como en todas las cosas, que si no conocemos bien la finalidad de algo, podemos usar mal esa cosa y, además, no la vamos a disfrutar totalmente.

Para entender bien el tema de la masturbación lo primero es poder hablar de sexo, tranquilamente, con un educador que te explique su fin completo. Lo segundo es no asustarse en caso de que empieces a notar el fuerte impulso por explorar en tu sexualidad, por querer gozar de lo que el cuerpo te ofrece de modo más o menos espontáneo. Lo tercero es no tomártelo tan poco tan a la ligera que llegues a bloquear la real capacidad sexual de tu cuerpo, para su fin fundamental: abrirte al amor de otra persona, que te complementa, quien será la encargada de darte con su amor todo el placer y la felicidad verdadera que anhelas y que te pide tu cuerpo... y tu corazón.


 
Revisado por P. José LC
Teenshealth.org

reflexión seria: Método evangelizador... Más aún para llegar al adolescente


Qué buenos tips para un padre o educador preocupado por el alma de los adolescentes. Si este método es necesario para el hombre de hoy, cuánto más para entrar en el corazón del adolescente. Cambiemos lo que tengamos que cambiar con tal de que nuestros hijos se abran a lo eterno.
<><> <><>

MÉTODO ALPHA Y NUEVA EVANGELIZACIÓN
(Religión en Libertad)



Si quisiéramos resumir Alpha en un titular, me quedaría con uno que salió del consiliario de Sentinelle del Mattino, conocidísimo en Italia, don Andrea Brugnoli: “Alpha: cómo hacer un cristiano en diez cenas”.



Una propuesta de diez encuentros semanales, con un formato de cena, más charla, más discusión en grupos, que lleva a la gente de la increencia y poner en cuestión la existencia misma de Dios, hasta insertarse en la Iglesia a través de una comunidad creyente como es la parroquia donde han hecho el curso.



¿Dónde está la clave de este "milagro"?; ¿Cuáles son las intuiciones que hacen que el método funcione? Y lo más importante para los que no hacen ni harán Alpha, ¿qué principios podemos aprender de Alpha que sean extrapolables a la Nueva Evangelización en general?




Como se dice en los lineamenta para el próximo Sínodo sobre Nueva Evangelización: “en tiempos recientes con el término evangelización se indica la actividad eclesial en su totalidad. La Evangelii Nuntiandi comprende dentro de tal categoría la predicación, la catequesis, la liturgia, la vida sacramental, la piedad popular y el testimonio de vida de los cristianos”.





En otras palabras, evangelización se ha comprendido de una manera tan amplia en la Iglesia, que abarca desde el Alpha hasta el Omega de lo que hace la Iglesia. Esto ha llevado a bajar la guardia en lo que a evangelización de los alejados se refiere, pues hemos vivido en un modelo de pastoral de mantenimiento, en la que los ardores apostólicos de los miembros de la Iglesia se desconcentraban en todo lo que nos dice la Evangelii Nuntiandi.





La primera cosa que “redescubre” Alpha es la necesidad de volver a lo que el anterior director del Instituto Teológico Pastoral para América Latina (ITEPAL) padre Salvador Valadez, llama el Kerigma puro. Alpha nos recuerda que previamente al catecumenado, se ha de dar la experiencia de conversión en respuesta al primer anuncio.




Un segundo aspecto de calado que contiene Alpha es la experiencia de conversión que sólo da el Espíritu Santo, a quien de alguna manera se le “devuelve” la facultad de convencer de pecado y testimoniar acerca de Jesucristo en los corazones de las personas.




Aunque a algunos nos parezca de Perogrullo, y nos conecte con el orden que seguía la iglesia primitiva a la hora de presentar el Evangelio a los paganos -kerigma, catecumenado, y sacramentalización- mucha gente no lo entiende porque confunden el Alpha con el Omega del vivir cristiano.




Vivimos en una Iglesia sobreinflaccionada de planes de pastoral, sobrecargada de actividades y a la hora de evangelizar muy centrada en la objetividad de la iniciación cristiana (bautismo, comunión, confirmación).




Por bueno que sea todo esto, la realidad es que la gente ya iniciada se aleja de la Iglesia porque carece de una experiencia de primer encuentro con Dios, el cual se ha dado por supuesto sin que la gente lo tuviera.


En el fondo hemos evangelizado de una manera muy poco sobrenatural, y pretendemos que la gente conozca a Jesucristo por mero voluntarismo. Mejorando esto a veces nos quedamos en nuestro propio testimonio, de palabra y de vida, pero al hombre  post-moderno parece no interesarle ni convertirle. Sólo el Espíritu Santo puede traer una renovación a la Iglesia.









 Al hilo de lo anterior, un tercer aspecto que contiene Alpha,
es el principio de que para evangelizar al hombre moderno, primero hace falta escucharlo. En la Iglesia de hoy en día presuponemos que la gente está interesada en Dios, y que nos va a escuchar, cuando la realidad de esta sociedad es que nadie escucha a nadie y se ha perdido la capacidad de reflexión.

Actuamos, pensamos y predicamos en categorías modernas a un mundo postmoderno. Hablamos de verdad a gente que no le interesa la verdad y apelamos a ella para que la gente se convierta.



Pero el hombre postmoderno sólo entiende lo que puede experimentar, y sólo es capaz de escuchar si primero ha sido escuchado. En otras palabras: es necesario que la gente saque todo lo que lleva dentro, antes de poder entender el mensaje del Evangelio.




Esto es a veces muy desagradable y requiere ingentes dosis de virtud y de paciencia (oír a la gente poner a caer de un burro a la Iglesia y a Dios no es plato de gusto). Pero lo bueno es que funciona, que la gente deja de estar a la defensiva con Dios, se siente acogida, respetada y escuchada, abriéndose a recibir una sacudida de parte del Espíritu Santo.




El cuarto y último aspecto que Alpha nos recuerda es una anotación personal acerca de lo que observo al predicar el Kerigma hoy en día. En Romanos 10, 14-15 San Pablo se pregunta: “Ahora bien, ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán si no hay quien les predique? ¿Y quién predicará sin ser enviado?




En un momento en el que la Iglesia quiere evangelizar al mundo que no cree, tenemos que preguntarnos quién es el primer sujeto de evangelización.




Sería un error pretender evangelizar lo de fuera, si primero no tenemos evangelizado el patio por dentro.

Desde hace años en la Iglesia hemos descubierto una acuciante necesidad de evangelizar a los bautizados, lo cual supone para muchos un cortocircuito mental y una contradicción en términos.

Por extraño que parezca, se puede ser miembro de la Iglesia asistiendo a Misa regularmente y no tener ningún trato personal con Jesucristo. Y esto se nota, los de fuera lo notan, y no nos podemos extrañar de que las predicaciones no lleguen, pues a fin de cuentas, nadie da lo que no tiene. Por eso hago mías las preguntas de San Pablo, y las llevo más lejos.




Hoy en día pretendemos que la gente invoque a Dios sin haber creído en El, pretendemos que crean sin que se les haya anunciado el kerigma, el primer anuncio, y lo que es más preocupante, no tenemos kerigma que dar porque los propios miembros de la Iglesia, los bautizados, en una cierta medida tenemos que volver a ser evangelizados para descubrir así el principio y fundamento de nuestra fe en la persona de un Jesucristo que es Señor y que salva.




Y así, en estas coordenadas, lo que Alpha demuestra es que la Iglesia es el primer sujeto de evangelización, y que el mundo de hoy es el segundo sujeto de evangelización, por lo que tenemos que empezar por refrescar el kerigma en los bautizados que no lo recibieron, para así podérselo dar a los ateos y agnósticos sin bautizar de hoy en día.




Concluyendo, Alpha es sólo un método, Alpha pasará, pues lo que se predica es Jesucristo, “y a éste crucificado” 1 Cor 2,2. Jesucristo no pasará, y el Espíritu Santo inspira métodos adecuados para dar testimonio de El en cada momento histórico. Nunca se debe absolutizar un método ni pretender que éste sea el camino por el que todos deben pasar.




Aun así podemos extraer de Alpha los principios que lo inspiran, pues se pueden utilizar de mil maneras más y nos pueden ayudar a entender la evangelización de una manera práctica que sin tener nada de nuevo- somos hijos de una tradición milenaria- puede ser una brisa refrescante para la Iglesia de hoy en día.

sábado, 25 de junio de 2011

Cuentos que sí cuentan: el amor verdadero

15º eslabón.  Para ser como Dios: de por medio el amor verdadero.


           Cuentan que el abad de un monasterio visitó a un ermitaño que tenía fama de santo. Le contó cómo su monasterio, en otro tiempo floreciente y con un gran número de vocaciones, ahora estaba desolado y sin jóvenes candidatos a ingresar en él.


          El abad quería saber el porqué de este lamentable estado. 

          “Es que el Mesías se ha encarnado de nuevo en ese monasterio y los monjes no lo han reconocido – afirmó el ermitaño  –.”


          El abad, alterado, regresó y comunicó en seguida, a sus hermanos, la revelación del ermitaño.

          “¿Quién será el Mesías? –se preguntaban todos desde ese día –.”



          Por si acaso, y al no saber cuál de ellos era el Mesías, comenzaron a tratarse de diferente manera.  Y ahora ¡qué buen trato!

          El monasterio cambió completamente. Las vocaciones comenzaron a renacer y algo importante redescubrieron sus habitantes: que Dios habla, también, a través del hermano.
  

          Aquí hay dos cosas muy importantes. Por una parte, Dios quiere identificarse con el que está a tu lado. Dios te habla a través de tus compañeros. Dios quiere ser amado en todos los hombres. Si no hay caridad, tu oración a Dios acaba siendo falsa. Como decía Ghandi, el famoso líder hindú: “el Evangelio es maravillo pero qué pena el mal ejemplo de muchos cristianos”.


          Ghandi no se convirtió al cristianismo por el mal ejemplo de caridad de tantos cristianos. Si lo hubiera hecho, como líder de toda la India, tal vez ahora habría 400 ó 700 millones más de amigos de Cristo en el mundo. Pero falló la caridad... ¡de tantos cristianos!

             Por otra parte sabemos que el hombre moderno, como nunca, se siente un dios, quiere ser como Dios. ¡Perfecto! ¿Qué problema hay? Dios es Amor. Ya sabemos qué debemos hacer si queremos ser “dioses”: amar, amar y amar. Amor con ese amor verdadero que es constante donación.




viernes, 24 de junio de 2011

Realidad en vivo: esto es laicismo "tolerante"

Esto es "tolerancia". Este es el tipo de "valores" del laicismo que nos quieren imponer. Esta es la "educación" que transmiten... Quien no entienda el lenguaje bajo del castellano en España no creo que entienda mucho del video. Qué pena.


 el enlace al video que Hazte Oir grabó en la manifestación atea del 13 de mayo 

jueves, 23 de junio de 2011

Los jueves con Edu y Marta: ACTITUDES IV

1. Coherencia y realismo
2. Confianza y compromiso
3. Liderazgo y autoridad 
4. Cariño y exigencia      HOY
5. Paciencia y constancia
6. Calma y resolución
7. Apertura y provocación



Cariño y exigencia



Un buen educador entiende que debe guardar el equilibrio entre la intransi­gencia desmedida y la excesiva suavidad. Porque “toda pedagogía auténtica se funda en el amor y en la bondad rectamente concebida”. Efectivamente, un corazón noble muestra siempre actitudes bondadosas y comprensivas, verdadero cariño por la persona del educando. Para orientar a un alma se necesita saber llegar a su corazón y esto sólo se logra con la aceptación de la otra persona tal cual es.

       Sin embargo, cuántos padres se deshacen en mimos hacia sus hijos pequeños y a la vuelta de unos pocos años se ven obligados a deshacerse en improperios contra unos adolescentes malcriados, impertinentes y maleducados. No confundamos el cariño con los mimos.  En Italia se llama mammoni a esos chicos que a sus trece o más años son todavía peinados, ayudados a vestirse por su madre, esos que nunca se han arreglado la cama o limpiado la habitación; esos mismos que cuando se casan tienen serios problemas porque sólo pueden comer la comida que le hace su mamá...

       Vivimos en una sociedad en muchos sentidos esquizofrénica, y corremos el peligro de educar esquizofrénicamente a nuestros hijos. Por una lado se alaba el esfuerzo personal, pero por otro se sobreprotege y se hace rehuir del sacrificio. Una vez más insistimos: cuidado con la sobreprotección. Los golpes son necesarios para aprender a sobrevivir, y para vivir en plenitud.



Ponen en boca de un famoso boxeador, que llegó a ser un gran campeón, estas palabras: “Recuerdo uno de mis primeros combates profesionales. Yo tenía agarrotados todos los músculos del cuerpo. Eran los nervios y la figura imponente de mi adversario. La verdad, estaba aterrado. Las motivaciones de mi entrenador no hacían su efecto. Tenía ganas de salir corriendo. Por otro lado yo sabía que me jugaba mi carrera. Pocas veces te dan otra oportunidad. Sabía que podía perder, pero no por K.O. Comenzó el combate y, efectivamente, mi contrincante se abalanzó sobre mí como una apisonadora. Yo me protegía como podía; retrocedía. Pero pasó algo que no me esperaba. El primer gancho al hígado, en lugar de dolerme, hizo que mi cuerpo reaccionara. Luego vino un golpe a la cabeza. En lugar de aturdirme, cosa que tanto temía, me hizo ver las cosas más claras: o me ponía al ataque o estaba perdido; o abandonaba mis miedos o perdía mi profesión; perdía lo que necesitaba para vivir, lo que, en definitiva, me daba vida. Desde ese momento todo cambió. No sólo no perdí de K.O., gane por algunos puntos. Ahí aprendí que los golpes en la vida son necesarios, y que si los sabes encajar, te ayudan a triunfar. Y aprendí también que no podía empezar nunca más un combate con la idea de que ya me iba bien perder mientras no fuera de K.O.”



       Hay que procurar exigir lo má­ximo según las posibilidades de cada quien, sin condescendencias, sin blandengue­rías ni bonachonerías, pero al mismo tiempo con suavidad, afabilidad, caridad auténtica. Ya lo enseñaban los clásicos: Suaviter in forma, fortiter in re (suave en las formas pero fuerte en el contenido). Todo un programa educativo tan costoso como necesario. Sólo el hombre prudente es capaz de discernir la dosis que se requiere aplicar en cada momento: “el formador humilde sabe ser prudente, sabe emplear aquellos medios que me­jor le ayuden a realizar la obra de educar. En ocasiones será exigir sin contemplaciones, como el médico cuando ha de zanjar un tumor maligno con el bisturí. Otras veces, será esperar, aceptar la andanada o el chaparrón provocado por las pasiones desencadenadas del educando”. 



El padre de Guillermo siempre se equivocó en esto de la exigencia. A cada rato le gritaba, le humillaba, parecía que Guillermo no hacía nada bien. A pesar de que aparentaba seguridad con los amigos, bravuconería, chulería, lo que padecía Guillermo era un enorme complejo de inferioridad, una inseguridad extrema. Llegó a ser enfermiza su actitud de celos por su novia. Casi ni se la podía saludar. Toda su inseguridad la había volcado en la “posesión” de esa novia y le era insoportable ver a alguien acercarse a ella, a ella que era su única seguridad. ¡Cuántos conflictos y cuántos sufrimientos a causa de  esto! Y todo empezó en un padre que sólo hacía que humillarle en plan bravucón.




martes, 21 de junio de 2011

Videoforum: ESFUERZO, SUPERACIÓN, VOLUNTAD

Un fragmento de película que puede ayudar a los formadores para hablar a los chicos sobre la voluntad, el esfuerzo, la capacidad de superación. Siempre pueden más de lo que creen...


la descarga puede durar un poco pero vale la pena si se quiere hacer una actividad que pueda motivar a los chicos. Es una escena de entrenamiento de fútbol americao

clik aquí: DESAFIANDO A LOS GIGANTES

lunes, 20 de junio de 2011

Temas complejos: PORNOGRAFÍA


(José María Uncal en Guía Práctica de Psicología; adaptaciones: P. José LC)

Se considera pornografía toda obra artística (literatura, pintura, fotografía, espectáculo, etc.) que encierra un carácter obsceno. Es decir, que promueve al escándalo atentando contra el pudor y la vergüenza a través de la excitación sexual. En realidad es un término impreciso, pues en muchas ocasiones no puede establecerse una normativa estricta que califique ciertos fenómenos como pornográficos frente a otros que no lo son.
La moralidad del individuo es tan polifacética como la personalidad en sí. Lo que para unos es obsceno para otros puede no serlo. Siempre existe una apreciación subjetiva que, por lo regular, está vinculada a la educación, costumbre y ética propias. Eso no quita que no haya una base ética común en la estructura antropológica, fundamental para la convivencia humana y para la necesaria valoración de tantos actos humanos con mayor o menor repercusión en la propia vida y en la de los demás.

En definitiva, hay acciones o imágenes  sobre las que todos los hombres, con un mínimo de conciencia formada, diríamos sin problema que son pornográficas; otras aparecerían más dudosas para unos y no tanto para otros. Del mismo modo hay una concepción adaptativa al cambio de mentalidad que tiene lugar a lo largo de los tiempos. Sin duda hace cien años tacharían de pornografía descarada la postura de una mujer sentada con las piernas cruzadas y mostrando sus rodillas bajo la falda.


La polémica frente a la pornografía ha girado siempre en torno a su posible inducción al crimen, al delito sexual o a la conducta antisocial. En diversos países se ha constituido a lo largo de los últimos años diversas comisiones multidisciplinarias implicando a legisladores, sociólogos, teólogos, artistas, psicólogos y psiquiatras, que han tratado seriamente el tema, estimando la conveniencia o no de establecer una normativa gubernamental para el control o restricción de la pornografía sin llegar a una conclusión clara. Unas catalogaban la pornografía como indeseable, otras como peligrosa e incluso otras como beneficiosa al ser una válvula de escape a las pulsiones reprimidas. Por otro lado se enfrentaban con los derechos constitucionales que amparan la libre expresión.


Respecto a su relación con las posibles conductas criminales y antisociales, sobre todo en el área de la juventud, no se han obtenido resultados concluyentes. Estos estadísticos comparativos en diferentes países y épocas tratando de relacionar los índices de criminalidad y delitos sexuales con el grado de permisividad en la difusión de la pornografía no han aportado paralelismo alguno. El que no haya tal correlación sugiere, pero no prueba, la no influencia de la pornografía en la conducta antisocial. Las conclusiones parecen ser que el material pornográfico para adultos no constituye un peligro claro. La mejor prueba estriba en que, lejos de provocar una excitación creciente, la exposición repetida de material pornográfico conduce a la saciedad y el aburrimiento.


Una polémica aparte se plantea con respecto a los menores, en las que las comisiones citadas estimaron que no era ético conducir a los menores hacia un contacto directo con la pornografía aunque fuera organizada. La opinión pública está de acuerdo en que los padres no deseen que sus hijos manejen pornografía. Es un derecho a respetar por lo que se recomienda un control del acceso de tal material a los menores. Sobre todo albergando la posibilidad de que muchos de ellos recibirían su primera información sexual exclusivamente a través de la pornografía sin una educación previa en este terreno.


Del mismo modo se piensa en el derecho que tienen muchas personas a ser protegidas de la exhibición pornográfica cuando la consideran ofensiva e inmoral. Debido a ello es admisible un control en los anuncios y exhibiciones cuando tienen una repercusión pública, máxime si puede verse afectado un público infantil. Esto no supone una prohibición, sino limitar su acceso exclusivamente a quien lo desee. La mayoría de las comisiones encargadas de la valoración ética de la pornografía coincidieron en afirmar que una buena educación sexual en la edad apropiada (presentada en un marco competente, estético y moral) disminuye el interés por la pornografía en mayor medida que una legislación restrictiva.

Proteger a los niños (y preadolescentes) en un mundo consumista

Un nuevo informe insta a que se den cambios en los medios y en los comercios
Por el padre John Flynn
 
 
ROMA, 18 de junio de 2011 (ZENIT.org).– La comercialización y sexualización de los niños ha llegado a tal punto que es necesario adoptar medidas para protegerlos.
Esta es la conclusión de un informe hecho público el 5 de junio en Inglaterra. Reg Bailey, el primer director ejecutivo varón de la Mother’s Union, fue designado por el Departamento de Educación para llevar a cabo un estudio independiente sobre las presiones a las que están sometidos los niños y presentar recomendaciones al respecto.
Realizó entrevistas a un gran número de padres, junto a una investigación a fondo de los temas propuestos. Asimismo, 120 empresas y organizaciones presentaron diversas informaciones.
Al presentar sus conclusiones, Bailey comentaba: "Quiero devolver la autoridad de nuevo a manos de los padres para que puedan afrontar mejor las presiones sobre sus hijos y hacerles más fácil criar a sus hijos como ellos quieran".
El informe, titulado Letting Children Be Children: the Report of an Independent Review of the Commercialization and Sexualization of Childhood (Dejar a los niños ser niños: Informe de un Estudio Independiente de la Comercialización y Sexualización de la Infancia), identificaba cuatro temas clave que eran motivo de especial preocupación para los padres y para el público en general.
El tema 1 recibió el nombre de Fondo de las vidas de los niños, con el que se quería hacer referencia a la cada vez más sexualizada cultura en la que viven los niños. Muchos padres manifestaban sentir que esta cultura solía ser inapropiada para sus hijos.
El tema 2 se dedica a la ropa y a los productos y servicios para niños. El informe reconocía que estas cuestiones suelen ser ambiguas.
El tema 3 se centraba en el tema de los niños como consumidores. Sufren la presión de muchas fuentes al actuar como consumidores. Aunque el objetivo no es aislarles del mundo comercial, el informe señalaba que los padres se quejaban de que las empresas habían superado los límites a la hora de hacer publicidad.
El tema 4 intentaba dar voz a los padres. A los padres les falta en ocasiones la confianza para hablar sobre los temas que afrontaba el informe, y sienten otras veces que las empresas no prestan atención a sus preocupaciones.
 
 
La respuesta
En un intento de determinar cómo reaccionar a estos problemas, el informe observaba que se pueden adoptar dos enfoques muy diferentes.
El primero está a favor de intentar mantener a los niños completamente inocentes hasta que sean adultos, mediante un aislamiento de cualquier influencia negativa o eliminando completamente las presiones.
La segunda reacción tiende a aceptar el mundo tal cual es y concentrarse en ayudar a los niños a recorrer su propio camino a través de él.
El informe concluía que ninguna de las posturas es realista. Es preferible una combinación de ambas. Esto significa adoptar medidas para limitar la tendencia cada vez mayor a la comercialización y sexualización, y también ayudar a los niños a comprender y afrontar los peligros potenciales a los que están expuestos.
El informe señalaba también que la responsabilidad primera recae en los padres. “Para que los niños sean niños, es necesario que los padres sean padres”, decía. Al mismo tiempo los negocios y los medios de comunicación tienen que mostrarse más a favor de la familia.
De hecho, el informe señalaba que parte del mundo de los negocios y de los medios parece haber perdido su conexión con los padres. "Creemos que hay una marcada sensación de que los medios de radiodifusión actúan en ocasiones y de modo activo en contra de los padres", establecía el informe.
Un ejemplo de ello es la preocupación expresada por los padres de que los programas de televisión considerados tradicionalmente familiares, como los concursos de talento y telenovelas, empiezan a incluir cada vez más contenido sexual.
Esta búsqueda de los límites es un problema incluso mayor en el campo de los nuevos medios en los que hay poca regulación, observaba el informe. El material sólo para adultos es de fácil acceso por internet y a través de pago por vídeo y por medio de los móviles.

Entre las recomendaciones principales del informe estaban las siguientes:

- Poner restricciones de edad a los vídeos musicales para evitar que los niños compren vídeos de contenido sexual explícito, y controlar el momento en que los medios de difusión los emiten. Los vídeos musicales eran señalados por quienes han colaborado en la revisión llevada a cabo durante la preparación del informe y han sido uno de los principales temas en los últimos informes sobre medios. La preocupación se centra en la naturaleza sexual y violenta de las letras musicales y en las formas de bailar, altamente sexuales, que bordean lo explícito.
- Cubrir las imágenes sexuales en las portadas de revistas y periódicos para evitar la facilidad con la que están a la vista de los niños. Las revistas y periódicos con imágenes sexuales explícitas en sus portadas deberían cubrirse con una funda, y se debería animar a todos los puntos de venta a que adoptaran un modo adecuado de exponer sus publicaciones.
- Se debe invitar a los clientes a tomar la decisión de comprar o no contenido adulto en internet en casa, portátiles o teléfonos móviles, en vez de recibirlo automáticamente. Esto hará más fácil a los padres proteger a sus hijos.
- Las tiendas deberían ofrecer ropa a los niños más adecuada a su edad, y firmar un código de conducta sobre el diseño, compra, exhibición y comercialización de ropas, productos y servicios para niños.
- Debería restringirse la publicidad exterior con imágenes sexuales en los lugares en que un gran número de niños puedan verla, por ejemplo cerca de los colegios, guarderías y parques infantiles. Cuando se considere la colocación de anuncios con imágenes sexuales cerca de los colegios, se deberían aplicar las mismas restricciones que ya se aplican para la publicidad del alcohol.
- Dar mayor peso a las opiniones de los padres que a las del público en general a la hora de regular los horarios televisivos. El horario infantil, que se alarga en la actualidad hasta las 9 de la noche, la franja en la que ciertos programas adultos no deberían emitirse, se introdujo para proteger a los niños. Por ello, la programación para esta franja se debería desarrollar y regular dando mayor peso a las posturas y opiniones de los padres, en vez de a las de los espectadores en conjunto.
- Proporcionar a los padres una única página web donde les sea más fácil quejarse sobre algún programa, anuncio, producto o servicio.
- Prohibir el empleo de niños menores de 16 años como patrocinadores de una marca y en su comercialización, y mejorar la sensibilización de los padres ante las técnicas de publicidad y comercialización que se dirigen a los niños.

Reacciones
Las reacciones al informe han sido en general positivas. El primer ministro, David Cameron, se expresó a favor de una página web para que los padres señalaran los problemas, informó el 6 de junio la BBC.
También ha apoyado la recomendación de que sea más fácil bloquear la pornografía en la web y en los móviles.
Cameron anunció que celebrará una cumbre en octubre para ver qué progresos se están haciendo en las cuestiones planteadas por el informe. Invitará a participar a los comerciantes, anunciantes y representantes de los diversos medios de comunicación.
En cuanto las quejas sobre la ropa infantil inadecuada, el British Retail Consortium anunció unas directrices más estrictas, informaba la BBC.
La directora de relaciones públicas del consorcio, Jane Bevis, declaró que las directrices darán la tranquilidad a los padres de que las empresas están preocupadas por lo que visten los niños. Hasta el momento, nueve cadenas de tiendas han anunciado que seguirán estas directrices.
No todos están convencidos de que el informe sea bastante. De hecho, la organización para la que trabaja Bailey, la Mother's Union, se ha mostrado crítica, informaba el 6 de junio el periódico Telegraph.
"No podemos estar de acuerdo con un estudio que considera que una postura meramente consensual será la más eficaz y que una mayor regulación o legislación debilitará necesariamente a los padres", afirmaba Rosemary Kempsell, presidenta de la organización.
Pidió un mayor grado de intervención del gobierno, afirmando que no deberíamos tener miedo de desafiar a la industria cuando está en juego el bienestar de los niños.
El tiempo dirá si las restricciones voluntarias, junto a la presión continua del público, serán suficientes para solucionar los problemas señalado en el informe.

sábado, 18 de junio de 2011

Sí y no, sobre la tecnología y los adolescentes.



Aunque es cierto que las nuevas tecnologías pueden ser un peligro para el desarrollo de la inteligencia personal, no menos cierto es que pueden ser todo lo contrario si los adultos enseñan a los más jóvenes a saber usarlas de forma adecuada. Pueden ayudar por ejemplo:

- En la percepción  más ágil de las cosas, si se acompaña a los muchachos para saber distinguir lo real de lo virtual.

- En la búsqueda ágil de la información necesaria, para luego aprender hacer una síntesis y un juicio personal según los valores aprendidos. 

- En el aprendizaje de que somos seres sociales, necesitados unos de los otros; pero si se insiste en que las relaciones debe irse profundizando en el respeto y amor mutuo y en un contacto personalizado y transformante.

viernes, 17 de junio de 2011

Monje en patines por las calles de Roma

ROMA, 16 Jun. 11 / 01:27 pm (ACI/EWTN Noticias)

El joven hermano estadounidense Anthony Ariniello vive y estudia en Roma (Italia). En poco tiempo se ha convertido en una popular figura en la Ciudad Eterna debido a su peculiar medio de transporte: unos patines con los que los que llega a la Basílica de San Pedro a rezar. En entrevista concedida a
ACI Prensa relata su testimonio y comenta que cuando se convirtió descubrió que la Iglesia "está llena de vida".
El religioso de 32 años nacido en Boulder, estado de Colorado, cuenta que "cuando la gente me ve pasar con frecuencia escucho exclamaciones como ‘¡Wow, ese sí es un monje moderno!'"
En diálogo con ACI Prensa el joven señaló que "¡el Espíritu hace todas las cosas nuevas! Se puede testimoniar que la nueva vida puede comenzar con signos sencillos. Las campanas de las iglesias y sus fachadas son bonitas, pero el espacio postmoderno necesita rostros más personales: una religiosa sonriente, una familia con cuatro hijos… y ¡un monje en patines!"
Sobre sus patines, su medio de transporte, afirma que no ve ningún problema y sí varias ventajas porque "son prácticos, económicos y ecológicos".
Para el hermano Ariniello, miembro de la Comunidad de las Bienaventuranzas, la sorpresa de la gente cuando lo ve andar en patines "tal vez esté en que nunca han visto antes a un discípulo de Cristo de esta forma. Yo mismo alguna vez estereotipé a la Iglesia como pasada de moda".
"Luego me encontré por primera con un Obispo cara a cara… en un juego de raquetbol. ¡Ese día comencé a escuchar de verdad a la Iglesia y descubrí que estaba llena de vida!", añade.
El joven religioso dijo luego a ACI Prensa que ese juego fue el inicio de un camino que ahora lo lleva al sacerdocio: "en 1997 en la Jornada Mundial de la Juventud en París escuché por primera vez la voz de Dios que me llamaba a la vida sacerdotal. Eso es algo que nunca había considerado antes porque quería casarme. Pero allí descubrí que el sacerdocio es otro tipo de matrimonio".
Tras ingresar al seminario diocesano de Denver, el hermano Ariniello descubrió unos años después que Dios lo llamaba a ser parte de la Comunidad de las Bienaventuranzas, una institución nacida en Francia hace 29 años que también agrupa a religiosas, sacerdotes y matrimonios, originada en el movimiento carismático.
El joven comenta que su comunidad resalta mucho la necesidad de la oración, la presencia de María y la Eucaristía. En su opinión "las nuevas comunidades han nacido para dar mucho fruto en la Iglesia".
Tras su ordenación en Francia en junio del próximo año, volverá a Denver. Eso sí "llevaré mis patines adonde sea que vaya", concluye.

jueves, 16 de junio de 2011

Los jueves con Edu y Marta: ACTITUDES III

1. Coherencia y realismo
2. Confianza y compromiso
3. Liderazgo y autoridad   HOY
4. Cariño y exigencia
5. Paciencia y constancia
6. Calma y resolución
7. Apertura y provocación


Liderazgo moral y sentido de autoridad
 

Hace falta combinar el liderazgo moral con el sentido de autoridad. No olvidemos que la cultura y la sociedad ofrecen al muchacho un amplio abanico de superhéroes, ídolos o líderes, bastante confusos en nuestra época, por lo general. El formador necesita ser hombre o mujer líder y, si puede ser, mejor con un fuerte liderazgo humano y moral (aquí ayuda mucho la afirmación de Douglas Hyde: “líder es todo aquél que quiere serlo a condición de que reconozca sus propios errores”; para evitar falsas ideas del concepto de liderazgo). El formador puede llegar a ser líder si sabe guiar sin dominar. El formador es auténtico líder cuando convence con la veracidad de sus principios, la altura y belleza de sus ideales y con la fuerza del testimonio de la donación de sí mismo. Una persona líder debe lograr admiración y estima por su estilo de vida, suscitando así, en los que le rodean, el deseo de seguirla e imitarla. Resulta indispensable, por consiguiente, que el auténtico liderazgo sea entendido como persuasión moral a través del propio ejemplo.

Pero ese liderazgo humano o moral no basta, es necesario el sentido de la propia autoridad (empezando por la de los padres). No bastan las meras cualidades humanas o sociales, no basta la tan mencionada “química” o la empatía. El educador inspira respeto en todo momento como fruto de su conciencia de estar desarrollando una gran responsabilidad. Este sentido de autoridad que debe poseer le llevará a hablar y actuar como quien tiene autoridad, logrando el fruto de la anuencia de sus educandos. El “respeto a la autoridad” no es una exigencia de la vanidad o del orgullo del educador, sino una necesidad pedagógica que se alcanza cuando el mismo formador sabe transmitir el sentido de autoridad en un clima de verdadera humildad y sencillez, y cuando él mismo es el primero en respetar al educando. ¿Cómo reforzar este liderazgo y este sentido de autoridad? Esperamos que todo lo que se describe en este libro, bien asimilado y aplicado, sea un buen camino para acrecentar ese liderazgo y esa autoridad.


Recuerdo un formador que tuve hace años. Imponía sólo con su porte y su mirada. No hablaba mucho. Tampoco bromeaba mucho. Le bastaban cuatro palabras para ser exigente, para motivar. Quienes no lo conocían se asustaban un poco. Los que éramos formados de cerca por él sabíamos lo buen formador que era. Ha sido de lo mejor que he tenido, a quien más he agradecido. ¿Y otros formadores que intentan ganarse tu amistad con bromas y condescendencias? De esos casi ni me acuerdo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...