lunes, 30 de mayo de 2011

Sexo seguro

Tomado de Análisis y Actualidad

Sexo seguro

Gabriel Abascal | analisis@arcol.org

En un mundo donde se ha banalizado el sexo como un instrumento al capricho del hombre, y en donde los medios de comunicación han jugado un rol importante en los últimos años, también han surgido no pocas iniciativas para informar de manera honesta y clara los peligros de esta banalización.

Sexo Seguro A.C. es una organización de la sociedad civil sin fines de lucro, conformada por médicos especialistas en sexualidad y bioética, que promueve la divulgación de información 100% científica, relacionada con el inicio de la vida sexual en la adolescencia y la juventud, la anticoncepción, el aborto y otros temas vinculados con la sexualidad. Su visión, tiene como eje prioritario el fortalecimiento de la dignidad de la persona humana desde la concepción hasta la muerte natural.

 Dicha asociación surgió como una inquietud de médicos especialistas, ante el aumento de embarazos no esperados que se ha presentado los últimos años, así como infecciones de transmisión sexual en los adolescentes.

Su página web www.sexoseguro.mx se caracteriza por ser atractiva, juvenil, interactiva y muy completa, y sobre todo, busca transmitir un mensaje objetivo, científico y veraz a todos aquellos que la consulten. El contenido resulta muy útil para los padres de familia, pues son ellos quienes deben ser los primeros y más informados sobre estos temas, para no dejar la educación sexual en manos únicamente de las escuelas o instituciones de salud, que en la mayoría de los casos terminan informando con una visión poco científica y tendenciosa.

La página www.sexoseguro.mx contiene apartados de apoyo e información para los padres de familia, donde médicos expertos se dan a la tarea de contestar todas las inquietudes que a través del correo electrónico les llegan. Además, cuenta con un chat interactivo que orienta a aquellas mujeres que podrían estar enfrentando un embarazo no esperado y qué no saben cómo reaccionar o a quién acudir. De esta manera «Sexo Seguro» se convierte en una opción para informar y orientar sobre cómo vivir una sana sexualidad.

Sobredosis: lunes fatídicos o el amor

Me atreví a tocar tu piel.
Mi alma ruin se extremeció...

Con prepotencia afirmaron
que a ti no me acercara.
Hasta me lo prohibieron,
porque eras tierra sagrada.

Me atreví a tocar tu piel...
Mi sentido desfalleció.
Desbocado, loco corcel,
mi alma ruin se extremeció.

Ya por fin no importaba
lo que otros mal pensaran,
pues tu tierra sagrada
era surco para mi nada.

Me atreví a tocar tu piel.

Ojalá entendamos bien la relación que tenemos que tener con Dios. Ojalá dejemos prejuicios y falsos pudores a un lado. Nuestro ser entero necesita del Dios Encarnado.

sábado, 28 de mayo de 2011

Cuentos que sí cuentan: UNA PRUEBA "SALVAJE" DE LA EXISTENCIA DE DIOS

12º eslabón. Una prueba “salvaje” de lo anterior: Dios existe, lo veas o no.


          Dos amigos habían organizado su propio safari en la selva de Mysore. Estaban disfrutando de lo lindo.


          Una noche, los guías que llevaban, indígenas del lugar, les invitaron a unirse con ellos en su oración; presentían la cercanía de tigres de Bengala y querían pedir a Dios su protección.


          Los escépticos cazadores, que no sentían nada de aprecio a estas cosas, se unieron al rito, más por curiosidad y miedo que por devoción. Los indígenas empezaron con sus bailes y sus cantos; y derramaban abundante agua sagrada sobre la tierra para que los tigres no les hicieran nada.


          Nuestros amigos no se aguantaron; empezaron con una sonrisa cínica, pasaron a palabras de burla y acabaron por callar a los indígenas.


           “¿Qué pasar, wuana?” Preguntaron perplejos los indígenas.


          Simplemente, basta. Ellos eran los que pagaban la cacería, y no querían ver espectáculos ridículos; habían venido a la selva a ver tigres, no a invocar a dioses invisibles.


          A la mañana siguiente la comitiva prosiguió su marcha. Nadie decía nada. Sólo se escuchaba el ruido de los machetes golpeando la maleza. Apenas avanzaron cuando comenzaron a verse por el camino huellas frescas de dos o tres tigres adultos. Los guías seguían avanzando como si nada.


         Por fin, uno de los cazadores, ya inquieto, paró a los guías y les dijo: “¡Esto es peligroso!, nos estamos acercando mucho a los tigres.” 


          “¿Tigres?, ¿qué tigres, wuana? -contestó uno de ellos-.”


          “Pero ¿están ciegos? -gruño el cazador-. ¿No ven las enormes huellas?”


          “Sí, wuana, claro que nosotros verlas.”

         
          “Pues si hay huellas frescas -prosiguió el cazador medio desesperado- es señal de que hay tigres cerca”.

         
          “Pues si haber tigres, selva, toda existencia -concluyó el indígena- señal es, wuana, de Dios estar cerca. Es bueno, wuana, usted rezar a Dios para tigres no comer carne fresca...

 

          Para muchas cosas nos basta ver una huella, una pista, una señal, y ya sabemos quién o qué hay detrás de eso. Si llegamos a una isla desierta y vemos un ordenador tirado en la playa no se nos ocurre decir que ese ordenador se ha formado solo, al azar o por casualidad. Lo primero que pensamos, aunque no se vea a nadie por ahí, es que ese ordenador ha sido hecho por alguien inteligente, un ser humano.

          Mucho más si vemos la perfección del universo, que el hombre no es capaz de realizar; una perfección que los astrónomos califican de “matemática”. Pensamos rápido en un Ser muy perfecto y poderoso que ha hecho todo eso con su gran inteligencia, ¿porqué dudar de este pensamiento? ¿Hay matemáticas sin matemático?


          Ese Ser, además, es un padre estupendo que ha creado todo para nosotros y para que, a través de todo, nos encontremos con Él.



                                                           


¿Y si pierdo la virginidad?

Quizás algunas veces parezca que en la escuela todos hablan de quién es virgen, quién no y quién podría serlo. En la juventud, tanto para ellas como para ellos, la presión puede ser intensa.

Pero decidir si mantener relaciones sexuales es lo correcto para ti es una de las decisiones más importantes que deberás tomar en la vida. Cada persona debe aplicar su propio criterio y decidir si es lo correcto, el momento correcto... y la persona correcta.

Esto implica considerar varios factores muy importantes, tanto físicos y psicológicos, como la posibilidad de un embarazo o contraer una enfermedad de transmisión sexual (STD, por sus siglas en inglés), como emocionales. A pesar de que el cuerpo de la persona puede sentirse preparado para el sexo, el sexo también tiene consecuencias emocionales muy profundas.

Para muchos adolescentes, los factores morales también son muy importantes. Las actitudes familiares, los valores personales o las creencias religiosas les generan una voz interior que los guía para resistir las presiones para mantener relaciones sexuales antes del momento indicado o de forma inoportuna.

Los problemas provocados por la presión de los padres y la locura originada por las películas y series

A nadie le gusta la sensación de quedarse afuera; el deseo de agradar a otros y sentirse parte de un grupo de amigos es normal. Lamentablemente, algunos adolescentes sienten que deben perder su virginidad para no ser menos que sus amigos o ser aceptados.

De algún modo, no suena para nada complicado; quizás la mayoría de tus amigos ya han tenido relaciones sexuales con sus novios o novias y actúan como si no fuera nada del otro mundo. Pero el sexo no es solamente físico; también es emocional. Y como las emociones de cada persona son diferentes, es difícil basarse en las opiniones de los amigos para decidir si ha llegado el momento indicado para tener relaciones sexuales.

Lo más importante es lo que tú pienses. Y es posible que tus valores no coincidan con los de tus amigos. Eso es perfectamente normal. Es lo que hace a cada persona única. A largo plazo, tener relaciones sexuales para impresionar a alguien, para conformar a tus amigos o para sentir que tienes algo en común con ellos no te hará sentir bien contigo mismo. A los verdaderos amigos no les importa si una persona es virgen; respetan sus decisiones sin importarles nada más.

Aunque tus amigos respeten tu decisión, es fácil que los programas de televisión y las películas te lleven a pensar erróneamente que todos los adolescentes mantienen relaciones sexuales. Los escritores y productores pueden hacer excitante un programa o una película en la que se ven adolescentes sexualmente activos, pero estos adolescentes son actores y no personas reales con preocupaciones reales. No deben preocuparse por saber si están preparados para tener sexo, cómo se sentirán después o cuál podría ser el resultado. En otras palabras, los argumentos de televisión y cine no son la vida real, sino ficción. En la vida real, cada adolescente puede —y debe— tomar su propia decisión.

Las depresiones de los novios o las quejas de las novias

Si bien algunos adolescentes que tienen citas románticas no se presionan en relación al sexo, lo cierto es que, en muchas relaciones, una de las personas quiere tener relaciones sexuales aunque la otra no lo desee.

Una vez más, lo más importante es diferente para cada persona. Quizás uno de los integrantes de la relación es más curioso y tiene deseos sexuales más profundos que el otro. O tal vez algunas personas no desean tener sexo por motivos religiosos, pero sus parejas no comparten esas creencias.
Sea cual sea la situación, es posible que se genere tensión en la relación; tú quieres que tu novio o novia esté conforme, pero no deseas cambiar lo que crees correcto.

Al igual que con casi todas las demás decisiones importantes de la vida, no debes hacer lo que los demás consideren correcto, sino lo que tú creas correcto. Si piensas que el sexo es una buena idea porque tu novio o novia desea entablar una relación sexual, piénsatelo una vez más.

Cualquier persona que te presione para tener relaciones sexuales diciendo “Si realmente te importara, no dirías que no” o “si me amaras, me lo demostrarías teniendo relaciones sexuales" en realidad no se está fijando en ti y en lo que más te importa. Está buscando satisfacer sus propios deseos y necesidades sexuales.

Si alguien dice que no tener relaciones sexuales después de otros jugueteos le provocará dolor físico, también es un indicio de que esa persona piensa sólo en sí misma. Si sientes que debes tener relaciones sexuales porque estás asustado de perder a esa persona, podría ser un buen momento para finalizar la relación.

El sexo debería ser una expresión del amor y no una obligación. Si tu novio o novia realmente te ama, no te insistirá ni te presionará para hacer algo en lo que no crees o para lo que todavía no estás preparado.

Curiosidad

Es posible que tengas muchos sentimientos o deseos sexuales nuevos. Estos sentimientos y pensamientos son totalmente normales; significa que todas tus hormonas están funcionando correctamente. Pero, por momentos, la curiosidad o los deseos sexuales pueden hacerte sentir que es el momento adecuado para tener relaciones sexuales, aunque no lo sea.

Aun cuando tu cuerpo puede tener la capacidad de tener relaciones sexuales y quizás en verdad desees satisfacer tu curiosidad, no significa que tu mente esté preparada. Aunque algunos adolescentes comprenden en qué manera el sexo puede afectarlos emocionalmente, muchos no lo hacen. Más tarde, esto puede generar confusión y herir profundamente tus sentimientos.

Pero, al mismo tiempo, no debes torturarte ni ser demasiado duro contigo si tuviste relaciones sexuales y desearías no haberlo hecho. Tener deseos sexuales es normal y manejarlos puede parecer difícil algunas veces, aunque lo hayas planificado de otra manera. El simple hecho de que hayas tenido relaciones sexuales una sola vez no significa que debas continuar haciéndolo, independientemente de lo que otras personas te digan. Cometer errores no sólo es humano, sino que forma parte de la adolescencia... y puedes aprender de los errores.

Por qué algunos adolescentes esperan

Algunos adolescentes esperan más tiempo para tener relaciones sexuales; piensan más cuidadosamente sobre el significado de perder la virginidad y entablar una relación sexual.
Estos adolescentes tienen muchos motivos que justifican la abstinencia (no tener relaciones sexuales).

Algunos no desean preocuparse por los embarazos no planificados y todas sus consecuencias. Otros consideran que la abstinencia es una manera de protegerse por completo de las enfermedades de transmisión sexual. Algunas de estas enfermedades (como el SIDA) pueden, literalmente, convertir al sexo en una situación de vida o muerte. Y muchos adolescentes toman el tema muy en serio.

Algunos adolescentes no tienen relaciones sexuales por sus creencias religisas o simplemente porque tienen creencias propias muy profundas. Otros adolescentes reconocen que no están preparados emocionalmente y desean esperar hasta estar absolutamente seguros de que pueden manejarlo.

Cuando se trata de sexo, debes recordar dos cosas muy importantes: en primer lugar, tú eres el responsable en última instancia de tu propia felicidad y de tu cuerpo y, en segundo lugar, tienes mucho tiempo para esperar hasta que estés totalmente seguro al respecto. Si decides postergar el sexo, está bien sin importar lo que digan los demás. Ser virgen es una de las pruebas de que tú estás a cargo de la situación y demuestra que tienes la fortaleza suficiente para tomar tus propias decisiones acerca de tu cuerpo y mente.

Si te sientes confundido sobre las decisiones relacionadas con el sexo, quizás puedas hablar con un adulto (como uno de tus padres, un médico, un hermano o un tío) para pedirle consejo. De todos modos, recuerda que todos tienen diferentes opiniones sobre el sexo. Aunque haya otra persona que pueda darte un consejo útil, finalmente la decisión es tuya.

Teenhealth.com
Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: noviembre de 2010

viernes, 20 de mayo de 2011

Discoforum: Esperanza



1.Analizar dónde ponemos nuestra esperanza: ¿propias fuerzas, inteligencia, trabajo...?

2.Sí realismo, pero sin pesimismo. Tener una visión positiva: "Cosas mayores habéis de ver..."

3. Visualizar con ejemplos e imágenes la grandeza del poder de Dios. Aprender a vivir rodeados de esa grandeza a pesar de la miseria humana propia y ajena.

viernes, 13 de mayo de 2011

Erecciones

¿Qué es una erección?
Una erección consiste en el endurecimiento del pene, lo que ocurre cuando el tejido de tipo esponjoso que está dentro del pene se llena de sangre. Por lo general, una erección hace que el pene se agrande y sobresalga del cuerpo.
Las erecciones desaparecen solas o después de la eyaculación, que consiste en la liberación de semen a través de la uretra, un orificio pequeño ubicado en la punta del pene.
En ocasiones, los varones eyaculan durante la noche mientras están durmiendo, lo que se conoce como "poluciones nocturnas". Los varones quizá tengan varias erecciones y períodos de excitación sexual mientras están en la fase del sueño de movimientos oculares rápidos (REM por su sigla en inglés), la etapa en la que tienen lugar la mayoría de los sueños.

¿Cuáles son las causas de las erecciones?

Aunque una gran cantidad de erecciones son provocadas por la excitación sexual, como la que se origina al mirar un programa de televisión erótico o fantasear, muchas otras parecen ocurrir sin ningún motivo. Por lo tanto, si has tenido una erección en una situación insólita o embarazosa, como durante una aburrida clase de Historia, no tienes de qué preocuparte. Tu cuerpo está teniendo una reacción absolutamente normal para alguien de tu edad.

¿Estoy teniendo demasiadas erecciones?

Debido a que cada persona es diferente, es imposible afirmar qué cantidad de erecciones es "normal". Algunos varones tienen muchas erecciones por día, mientras que otros quizá no tengan ninguna. Las hormonas fluctúan con la edad, la madurez sexual, el nivel de actividad e incluso la cantidad de horas de sueño de un varón. Salvo que tus erecciones te resulten incómodas o dolorosas, no debes preocuparte por cuántas sean. Si estás preocupado, es aconsejable que consultes a tu médico. Él podrá responder a tus preguntas y te tranquilizará.

¿Qué puedo hacer para evitar tener erecciones?

Las erecciones espontáneas no suelen ser controlables, no hay mucho que puedas hacer para evitarlas. No les des más importancia, déjalas pasar.A medida que tus hormonas se acomoden y que te adentres en la pubertad, disminuirá la frecuencia de las erecciones inesperadas y las poluciones nocturnas. 

Obviamente que si buscas intencionalmente excitarte con fantasías o viendo imágenes eróticas o pornográficas, o con tocamientos, lo lograrás. Pero piensa que esto puede ser a la larga algo negativo. No fuerces la naturaleza. Deja que el amor vaya por delante del placer. Deja que el cuerpo, en su momento adecuado, cumpla su función de unirse a la persona amada y disfrutar de su intimidad.


Teenhealth.com
Revisado por: Steven Dowshen, MD
Adaptado: P José
 Fecha de revisión: mayo de 2011

jueves, 12 de mayo de 2011

Reflexión seria: CARTA DE UN PADRE ATEO A SU HIJO ADOLESCENTE





Querido hijo:

Me pides un justificante que te exima de cursar religión, un poco por tener la gloria de proceder de distinta manera que la mayor parte de los condiscípulos y temo que también un poco para parecer digno hijo de un hombre que no tiene convicciones religiosas. Este justificante, querido hijo, no te lo envío ni te lo enviaré jamás.

No es porque desee que seas clerical, a pesar de que no hay en esto ningún peligro, ni lo hay tampoco en que profeses las creencias que te expondrá el profesor.

Cuando tengas la edad suficiente para juzgar, serás completamente libre pero, tengo empeño decidido en que tu instrucción y tu educación sean completas, y no lo serían sin un estudio serio de la religión.

Te parecerá extraño este lenguaje después de haber oído tan bellas declaraciones sobre esta cuestión; son, hijo mío, declaraciones buenas para arrastrar a algunos pero que están en pugna con el más elemental buen sentido. ¿Cómo sería completa tu instrucción sin un conocimiento suficiente de las cuestiones religiosas sobre las cuales todo el mundo discute? ¿Quisieras tú, por tu ignorancia voluntaria, no poder decir una palabra sobre estos asuntos sin exponerte a soltar un disparate?

Dejemos a un lado la política y las discusiones y veamos lo que se refiere a los conocimientos indispensables que debe tener un hombre de cierta posición. Estudias mitología para comprender historia y la civilización de los griegos y de los romanos y ¿qué comprenderías de la historia de Europa y del mundo entero después de Jesucristo, sin conocer la religión, que cambió la faz del mundo y produjo una nueva civilización?

En el arte ¿qué serán para ti las obras maestras de la Edad Media y de los tiempos modernos, si no conoces el motivo que las ha inspirado y las ideas religiosas que ellas contienen?

En las letras ¿puedes dejar de conocer no sólo a Bossuet, Fenelón, Lacordaire, De Maistre, Veuillot y tantos otros que se ocuparon exclusivamente de cuestiones religiosas, sino también a Corneille, Racine, Hugo, en una palabra a todos estos grandes maestros que debieron al cristianismo sus más bellas inspiraciones? Si se trata de derecho, de filosofía o de moral ¿puedes ignorar la expresión más clara del Derecho Natural, la filosofía más extendida, la moral más sabia y más universal? –éste es el pensamiento de Juan Jacobo Rousseau-.

Hasta en las ciencias naturales y matemáticas encontrarás la religión: Pascal y Newton eran cristianos fervientes; Ampere era piadoso; Pasteur probaba la existencia de Dios y decía haber recobrado por la ciencia la fe de un bretón; Flammarion se entrega a fantasías teológicas.

¿Querrás tú condenarte a saltar páginas en todas tus lecturas y en todos tus estudios? Hay que confesarlo: la religión está íntimamente unida a todas las manifestaciones de la inteligencia humana; es la base de la civilización y es ponerse fuera del mundo intelectual y condenarse a una manifiesta inferioridad el no querer conocer una ciencia que han estudiado y que poseen en nuestros días tantas inteligencia preclaras.

Ya que hablo de educación: ¿para ser un joven bien educado es preciso conocer y practicar las leyes de la Iglesia? Sólo te diré lo siguiente: nada hay que reprochar a los que las practican fielmente, y con mucha frecuencia hay que llorar por los que no las toman en cuenta. No fijándome sino en la cortesía en el simple ‘savoir vivre”, hay que convenir en la necesidad de conocer las convicciones y los sentimientos de las personas religiosas. Si no estamos obligados a imitarlas, debemos por lo menos comprenderlas para poder guardarles el respeto, las consideraciones y la tolerancia que les son debidas.

Nadie será jamás delicado, fino, ni siquiera presentable sin nociones religiosas.

Querido hijo: convéncete de lo que digo: muchos tienen interés en que los demás desconozcan la religión, pero todo el mundo desea conocerla. En cuanto a la libertad de conciencia y otras cosas análogas, eso es vana palabrería que rechazan de ordinario los hechos y el sentido común.

Muchos anti-católicos conocen por lo menos medianamente la religión; otros han recibido educación religiosa; su conducta prueba que han conservado toda su libertad.

Además, no es preciso ser un genio para comprender que sólo son verdaderamente libres de no ser cristianos los que tienen la facultad de serlo, pues, en caso contrario, la ignorancia les obliga a la irreligión. La cosa es muy clara: la libertad exige la facultad de poder obrar en sentido contrario. Te sorprenderá esta carta, pero precisa hijo mío, que un padre diga siempre la verdad a su hijo. Ningún compromiso podría excusarme de esa obligación.

Recibe, querido hijo, el abrazo de TU PADRE

Epístola del francés Jean Jaurés, fundador de L’Humanité, razonando a su hijo que sin conocimiento del cristianismo no hay saber ni tolerancia.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Mestruación

La menstruación (el período) constituye una etapa fundamental de la pubertad en las niñas y es uno de los muchos indicios físicos que señalan que una niña se está convirtiendo en mujer. Y al igual que muchos de los otros cambios asociados con la pubertad, es posible que la menstruación genere confusión. Algunas adolescentes anhelan tener su primera menstruación, mientras que a otras les genera temor o ansiedad. Una gran cantidad de pre adolescentes no comprenden exactamente cómo es el sistema reproductor femenino y lo que sucede realmente durante el ciclo menstrual, lo que hace que este proceso parezca aún más misterioso.  Fundamental que las madres se adelanten a una explicación sencilla y natural.

La pubertad y el período

Cuando las niñas comienzan a transitar la pubertad (que suele empezar entre los 8 y 13 años), su cuerpo y su mente cambian de muchas maneras. Las hormonas de su organismo estimulan nuevos desarrollos físicos, como el crecimiento y el desarrollo de los senos. Una chica tiene su primera menstruación entre 2 y 2 años y medio después de que los senos han comenzado a desarrollarse.
Alrededor de 6 meses antes de tener su primer período, una adolescente puede notar la presencia de una cantidad mayor de flujo vaginal transparente. Este flujo es común. No hay motivo para que se preocupe por el flujo, salvo que tenga un olor fuerte o cause picazón.
El primer período recibe el nombre de menarca. La menarca no aparece hasta que todas las partes del aparato reproductor se hayan madurado y estén funcionando en conjunto.
Las niñas nacen con ovarios, trompas de Falopio y útero. Los dos ovarios tienen forma ovalada y se ubican uno a cada lado del útero (matriz) en la pelvis, que es la parte más baja del abdomen. Los ovarios contienen miles de huevos u óvulos. Las dos trompas de Falopio son largas y delgadas. Cada trompa de Falopio se extiende desde el ovario hasta el útero, un órgano con forma de pera que se ubica en el medio de la pelvis. Los músculos del útero femenino son fuertes y capaces de expandirse para permitir que el útero aloje al feto en crecimiento y luego ayudan a pujar durante el parto.
A medida que una niña madura e ingresa en la pubertad, la glándula pituitaria libera hormonas que estimulan a los ovarios para que produzcan otras hormonas: estrógeno y progesterona. Estas hormonas influyen de varias maneras en el cuerpo de una niña, tanto en la maduración física como en el crecimiento y las emociones.
Alrededor de una vez por mes, un diminuto óvulo abandona uno de los ovarios -lo que se conoce como "ovulación"- y se desplaza a través de una de las trompas de Falopio hacia el útero. En los días previos a la ovulación, el estrógeno estimula al útero para que se recubra con sangre y tejidos adicionales, de modo que sus paredes se vuelven más gruesas y acolchadas. De esta manera, el útero se prepara para un embarazo. Si el óvulo llega al útero y es fertilizado por un espermatozoide, se adhiere a la pared acolchada del útero, para luego convertirse poco a poco en un bebé.
Por el contrario, si el óvulo no es fertilizado -lo que ocurre en la mayoría de los ciclos mensuales de una joven-, no se adhiere a la pared del útero. Cuando esto sucede, el útero elimina el tejido adicional que recubre su interior. La sangre, el tejido y el óvulo sin fertilizar abandonan el útero y atraviesan la vagina para ser eliminados del cuerpo. En esto consiste el período menstrual. Este ciclo ocurre casi todos los meses durante varias décadas (salvo, por supuesto, cuando la mujer está embarazada) hasta que la mujer llega a la menopausia y sus ovarios ya no liberan óvulos.

¿Con qué frecuencia tiene su período una joven?

Así como algunas niñas ingresan en la pubertad antes que otras, lo mismo ocurre con el período. Algunas jóvenes comienzan a menstruar a la temprana edad de 10 años, pero otras quizá no tengan su primer período hasta que ellas tengan 15 años.
La cantidad de tiempo entre un período y otro se denomina ciclo menstrual (el ciclo se cuenta desde el inicio de un período hasta el inicio del siguiente). Algunas jóvenes tienen ciclos menstruales de 28 días, mientras que otras tienen ciclos de 24, 30 días o más. Después de que menarche, los ciclos menstruales e posible que duren entre 21 y 45 días. Después de un par de años, los ciclos se acortan a una longitud adulta de 21-34 días.
Efectivamente, los períodos irregulares son comunes en las jóvenes que acaban de comenzar a menstruar. El organismo suele tardar algún tiempo en ordenar todos los cambios que están ocurriendo, por lo que una joven quizá tenga un ciclo de 28 días durante dos meses y luego no menstrúe un mes o tenga dos períodos con apenas unos días de diferencia entre uno y otro, por ejemplo. En general, después de algunos meses, el ciclo menstrual vuelve más regular. Sin embargo, muchas mujeres siguen teniendo períodos irregulares cuando ya son adultas.
A medida que una joven crece y sus períodos se acomodan -o ella se acostumbra a su propio ciclo menstrual-, podrá prever cuándo tendrá su próxima menstruación. Mientras tanto, es una idea buena el seguir su ciclo menstrual con un calendario.

¿Cuánto dura y en qué cantidad?

La duración del período también varía. Algunas jóvenes tienen períodos que duran sólo 2 ó 3 días, mientras que otras tienen períodos de 7 días o más. El flujo menstrual -la cantidad de sangre que sale de la vagina- también puede variar mucho entre una mujer y otra.
Algunas chicas pueden preocuparse de que pierden demasiada sangre. Puede ser un golpe el ver toda esa sangre, pero es improbable que pierda demasiada, a menos que ella tenga una condición médica como la enfermedad de von Willebrand. La mayoría de los jóvenes cambiarán almohadillas 3 a 6 veces un día, con cambios más frecuentes cuando su período está más pesado, generalmente en el comienzo del período.
Especialmente cuando períodos menstruales son nuevos, se puede preocupar por el riego sanguíneo. Es bueno preguntar cuando:
  • el período dura más de una semana
  • si se tiene que cambiar almohadilla muy a menudo (empapando más de una almohadilla cada 1-2 horas)
  • si pasan 2 meses o más entre períodos
  • si se sangra entre períodos
  • si se tiene una cantidad excepcional de dolor antes o durante su período
  • si los períodos ya eran regulares y de repente empiezan ser irregular

Dolores, síndrome premenstrual y granos

Algunas jóvenes quizá perciban cambios físicos o emocionales durante su período. Los dolores  menstruales son bastante comunes; de hecho, más de la mitad de las mujeres que menstrúan manifiestan tener dolores durante los primeros días de su período. Los médicos consideran que los dolores son causados por la prostaglandina, una sustancia química que produce la contracción de los músculos del útero.
Según la persona, se puede producir un dolor leve y constante, o uno agudo e intenso, y en ocasiones se sienten en la espalda y los muslos, además de en el abdomen. A medida que la joven crece, estos calambres suelen volverse menos molestos y, en ocasiones, llegan incluso a desaparecer por completo.
Mientras tanto, muchas jóvenes y mujeres toman algún fármaco de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofeno, que alivian los calambres menstruales. Es importante consultar siempre. Darse un baño tibio o aplicar calor en la parte baja del abdomen también sirven para aliviar estos dolores. Además, el ejercicio regular durante el ciclo menstrual ayuda a aliviar los dolores cólicos en algunas mujeres. Si nada de esto funciona, debes consultar a tu médico.
Algunas jóvenes y mujeres se sienten deprimidas o se irritan con facilidad durante los días previos al período. Otras quizá se enojen con mayor rapidez o lloren más de lo habitual. Algunas jóvenes tienen antojo de comer ciertos alimentos. Es posible que estos cambios emocionales se deban al síndrome premenstrual o PMS (por su sigla en inglés).
El PMS se asocia con cambios en las hormonas del organismo. Debido a que los niveles hormonales aumentan y disminuyen durante el ciclo menstrual de la mujer, pueden afectar el modo en que ella se siente, tanto en lo emocional como en lo físico. Algunas jóvenes, además de experimentar sentimientos más intensos de lo habitual, perciben cambios físicos durante su período. Algunas se sienten hinchadas a causa de la retención de líquidos; otras notan que sus senos están hinchados y doloridos, y hay quienes tienen dolor de cabeza.
El PMS suele desaparecer poco después del inicio del período, pero es probable que vuelva a aparecer mes tras mes. Los médicos recomiendan que las jóvenes que padecen el PMS hagan ejercicio para sentirse mejor. Algunas jóvenes notan que limitar el consumo de cafeína alivia el PMS.
Es común que las jóvenes tengan un brote de acné durante algún momento de su ciclo. Esto también se debe a las hormonas. Por suerte, los granos asociados con el período suelen dejar de ser un problema a medida que las jóvenes crecen.

Toallas higiénicas, tampones y protectores diarios

Cuando estás menstruando, necesitas usar algo que absorba la sangre. Puedes optar por una toalla higiénica o un tampón.
Hay tantos productos a la venta que quizá debas probar varios antes de encontrar el que mejor se ajusta a tus necesidades. Algunas jóvenes sólo usan toallas higiénicas (en especial, cuando comienzan a menstruar), otras sólo usan tampones y hay quienes alternan; por ejemplo, usan tampones para el día y toallas higiénicas durante la noche.
El período no debe convertirse en un obstáculo para hacer ejercicio, divertirse y disfrutar de la vida. Las jóvenes que son muy activas -sobre todo, las que disfrutan nadar- prefieren usar tampones mientras practican deportes.
Si tienes dudas acerca de las toallas higiénicas, los tampones, o sobre cómo manejarte mejor con tu período, háblalo con tu madre, alguna profesora a cargo del curso de salud y alimentación, una enfermera o una hermana mayor.

teenhealth.com
Actualizado y revisado por: Mary L. Gavin, MD

Discoforum: Fugacidad de todo

Dust in the wind




1. Qué percepción tenemos de todo lo que somos y todo lo que nos rodea
2. ¿Somos conscientes de que todo es pasajero, que todo el dinero del mundo no puede comprar un minuto más de vida?
3. ¿Cuál ha de ser mi actitud ante esta realidad? ¿No debería buscar el sentido último de todo lo que soy, de todo lo que hago, el a dónde voy?

lunes, 9 de mayo de 2011

Temas complejos: CAMBIO DE SEXO EN PRE Y ADOLESCENTES

Jueza australiana aprueba “cambio de sexo” para niño de 10 años de edad

Thaddeus Baklinski | NOTIFAM.net

  
Linda Dessau, jueza del Tribunal de Familia, quien tiene un historial de aprobaciones de procedimientos de “cambio de sexo” en Australia para los jóvenes confundidos respecto a su género sexual, ha emitido una sentencia en la que aprueba estos procedimientos para un niño de 10 años de edad.


El tribunal fue informado que el niño, conocido sólo como Jamie, se había vestido como una niña durante los últimos dos años, se le había permitido usar el baño de las niñas en la escuela y se “estuvo presentando como una joven muy atractiva con una larga y rubia cabellera”.


Un médico experto dijo que cuando vio por primera vez a Jamie en febrero de 2009, el niño “parecía convincentemente una mujer en todos los sentidos”, excepto por sus genitales.

Los padres de Jamie y los médicos dijeron que temían que el inicio temprano de la pubertad pudiera llevarlo a la auto-lesión o al suicidio y apoyaron una solicitud urgente para que se le practique al niño un cambio de sexo.


La juez Dessau estuvo de acuerdo en aprobar de inmediato el procedimiento cuando se la dijo al tribunal que el niño de diez años de edad estaba experimentando una pubertad acelerada y ya había alcanzado el desarrollo de un niño de 14 años de edad.


“El rápido inicio de la pubertad masculina ha obligado a tomar algunas decisiones urgentes”, dijo la jueza en su decisión publicada el 15 de abril.


“Los médicos coinciden… (Jamie) estaba en camino de convertirse en una chica con una voz grave, con vello facial, un pene creciente, el pelo del cuerpo y las grandes extremidades de un hombre, ella estaría fundamentalmente angustiada por esos acontecimientos, al estar tan drásticamente en desacuerdo con su propia imagen y su presentación, y se enfrentaría a riesgos muy significativo en cuestiones de comportamiento y autolesiones”.


La jueza Dessau también ordenó que el tribunal vuelva a reunirse para examinar la “feminización” de Jamie cuando tenga 16 años de edad, antes que comience la “fase dos” de la terapia con estrógenos.


En diciembre del año pasado, la juez Dessau aprobó otra “solicitud de urgencia” por parte de los padres de un niño de 16 años de edad para comenzar el tratamiento de drogas para tratar de convertirlo en una chica.

La jueza Dessau dijo que el muchacho, “O”, era lo suficientemente maduro para saber lo que quería y estaba respaldado por sus padres, seis especialistas y el abogado independiente del joven, según un informe del Herald Sun.


En el 2005, el mismo tribunal “provocó indignación cuando permitió que ‘Alex’, una niña de 13 años de edad, procedente de una familia con problemas, comenzara un tratamiento hormonal para tratar de convertirse en un hombre. El año pasado, se le dio permiso a Alex, de 17 años, para practicarse una mastectomía doble”, informó el Herald, y agregó: “En otro caso se le permitió a una niña, de 12 años de edad, tomar hormonas” para comenzar su “reasignación de género sexual”.

El director administrativo del Australian Christain Lobby, Jim Wallace, dice que está “horrorizado” por la decisión de la jueza Dessau de ordenar una terapia para cambio de sexo para Jamie, quien se convertiría en el niño más joven de Australia en ser sometido al procedimiento, informa el Australian.


Legalmente, la etapa final del procedimiento, para eliminar los genitales masculinos utilizando cirugía estética, no puede tener lugar hasta que el niño cumpla 18 años. Si cambian de opinión antes de la cirugía, los efectos del tratamiento hormonal podrían ser revertidos, dijeron los médicos, aunque los riesgos –tanto en el tratamiento como en la reversión– no son bien conocidos por algunos muy jóvenes.


Un psiquiatra líder de Estados Unidos, que llevó a cabo una investigación a fondo sobre los resultados de la terapia de cambio de sexo, ha concluido que la comunidad psiquiátrica estaba cooperando con el fomento de la enfermedad mental, al diagnosticar al transexualismo como una condición física legítima.


“Nosotros los psiquiatras… haríamos mejor en concentrarnos en tratar de arreglar sus mentes y no sus genitales”, escribió el Dr. Paul McHugh, Profesor de Psiquiatría con Servicio Universitario Distinguido en la Universidad Johns Hopkins, en la revista “First Things”, en el año 2004.

“He sido testigo de una gran cantidad de daños causados “por el cambio de sexo”, escribió el Dr. McHugh, en un artículo titulado “Surgical Sex” [Sexo quirúrgico]. “Los niños transformados de su constitución masculina a roles femeninos sufrieron angustia prolongada y miseria cuando sentían sus actitudes naturales. Sus padres solían vivir con culpa a causa de sus decisiones – al percibir tardíamente lo que eran y un poco avergonzados del producto, tanto quirúrgico como social, que habían impuesto a sus hijos”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...