lunes, 25 de abril de 2011

sobredosis semanal: los lunes fatídicos o el amor

...¡Si Él pudiera amarme como Él anhela...!
Toda la pasión humana
me sabría al juego de esos niños
que no saben de la vida.
Todo el éxtasis de la noche me dolería
porque la aurora pronto lo acaba.

Todo grande; pero nada.
Todo bello; pero poco.
Todo lo querría, todo lo sería,
si Dios pudiera amar
la cima y fondo de mi alma.

El deseo de amor que Dios tiene por nosotros es, sencillamente, infinito. El día que nos demos cuenta de esto... El día que lo experimentemos... Entonces sabremos lo que es la vida, lo que es el amor, lo que es la plenitud. Feliz Pascua a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...