lunes, 28 de febrero de 2011

Cuentos que cuentan: LOS JÓVENES Y EL SENTIDO DE SU VIDA

1er eslabón: el sentido de la vida


         La historia de Freddy Mercury, vocalista de Queen da mucho que pensar. Toda una generación de jóvenes lo tenía como ídolo, todos conocían su vida: una vida de muchos éxitos en la música, en lo público y en lo social;  pero una vida muy descuidada en lo moral, lo que le llevó a morir de SIDA.

         ¿Quién no recuerda su grito anhelante de libertad, de romper con todo lo que le ataba: “I want to break free”? ¿Quién no recuerda su canción “pidiéndolo todo y pidiéndolo en seguida” (“I want  it all. I want it now”). El típico éxtasis de juventud que no quiere desaprovechar un minuto de la vida, que lo quiere vivir todo, y con total intensidad. ¿Quién de nosotros no ha pasado esos maravillosos momentos?

Durante los últimos tres años de su vida, encerrado en su casa de campo preparó el que tal vez puede considerarse el mejor disco de su vida: “Made in Heaven”.

 El disco es una reflexión profunda sobre su propia vida: en él dejó grabado todo su dolor, toda su angustia, todo su arrepentimiento y, al mismo tiempo, toda su confianza y su conversión hacia un Dios que le perdonaba y le amaba.

 En una de sus canciones: “Too much love will kill you” cantaba: “Soy tan sólo un trozo del hombre que fui, por mis ojos corren demasiadas lágrimas. Me siento lejos de casa y siento que he recorrido el camino solo...”

  Y continúa: “Nadie  me dijo la verdad de lo que era vivir y de la lucha que iba a tener. En mi mente confundida, quiero regresar al pasado para entender dónde me equivoqué...”

   Y en un momento dice hablando de sí mismo: “Eres la víctima de tu crimen”.

         En otra canción, Made in Heaven, que da título al disco dice: “Ahora tengo que aprender a pagar el precio”.

Y más adelante no duda en cantar: “Oh Señor, a ti que estás en los cielos, te doy gracias porque has salvado mi vida.”
        



Freddy Mercury, que seguramente estás en el cielo: ¿Cuál fue el sentido de tu  vida? ¿Cual es el sentido de la vida? ¿Por qué tenemos que esperar hasta el final de la vida...? ¿Por qué no queremos aprender de los errores ajenos?


Ojalá los hombres sepamos encontrar el sentido de todo lo que hacemos, del por qué vivimos, del por qué sufrimos o reímos... Ojalá que desde jóvenes sepamos ser profundos en la vida, sepamos apartar la superficialidad del que va por la vida sin enterarse de nada.


QUEREMOS SER DIOSES... ¡NO RENUNCIEMOS A ESO!


Cada imagen adolescente es un buscarnos a nosotros mismos. Un intentar comprender quiénes somos. Un deseo de encontrar nuestro hueco exacto en la existencia. No queremos ser uno más... ¡Queremos ser dioses!   ¡Basta de querer olvidar la verdad de nuestra vida! ¡Basta de compromisos sociales!

Comenzaremos este blog con la sección: "Cuentos que cuentan", una serie de historias que van trazando una cadena que puede ayudarte a entender las ideas básicas de tu vida. Cosas sencillas pero fundamentales para la vida. Ojalá que esta cadena no te ahoge... a base de quitar poco a poco eslabones...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...